NACIÓN

Voces disonantes, bienvenidas a la ONU: Juan Ramón de la Fuente

El embajador de México ante la ONU calificó de positiva la visita de AMLO al Consejo de Seguridad y su propuesta de mecanismo mundial para acabar con la pobreza

  • REDACCIÓN
  • 10/11/2021
  • 20:48 hrs
  • Escuchar
Voces disonantes, bienvenidas a la ONU: Juan Ramón de la Fuente
El también exrector de la UNAM afirmó que la inmensa mayoría de los países que participó en la sesión del Consejo de Seguridad está a favor de la propuesta del presidente López Obrador. (Cuartoscuro)

La visita del presidente Andrés Manuel López Obrador al Consejo de Seguridad de la ONU fue positiva dado que el planteamiento que hace tiene toda la legitimidad y además ha generado un impacto que muy positivo pese a voces críticas en la asamblea, calificó el embajador de México ante el órgano mundial, Juan Ramón de la Fuente.

El presidente Andrés Manuel López Obrador propuso este martes ante el Consejo de Seguridad de la ONU la creación de un mecanismo mundial que permita acabar con la pobreza que aqueja a 750 millones de personas que hoy sobreviven con menos de dos dólares al día.

El mecanismo, que será expuesto con detalle por México ante la Asamblea General de la ONU en los próximos días, se financiaría con un fondo que se alimentaría de tres fuentes: una contribución "voluntaria" anual del 4% de las mil fortunas más grandes de la tierra, un porcentaje similar de las mil empresas más grandes y un 0.2% del PIB de cada uno de los países ricos agrupados en el llamado G20.

El nombre que propuso sería el de "Programa Mundial por la Fraternidad y el Bienestar", y si los aludidos por el proyecto mexicano accedieran, López Obrador calcula que recaudaría "un billón de dólares".

Según el presidente mexicano, este fondo deberá distribuirse directamente y sin intermediación a los beneficiaros, con el fin de evitar la burocracia, mediante la presentación de "una tarjeta o monedero electrónico" creado ad hoc, y sugirió que sea el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional los que se encarguen de crear este "censo de los más pobres del mundo".

En entrevista con Leonardo Curzio en Radio Fórmula, el también exrector de la UNAM afirmó que la inmensa mayoría de los países que participó en la sesión del Consejo de Seguridad está a favor de la propuesta del presidente López Obrador para que la ONU se despierte de su letargo y para que haya un modelo de fraternidad y bienestar mundial.

Juan Ramón de la Fuente reconoció que es un planteamiento del consejo que no le corresponde aprobar, pero lo llevaremos a la asamblea general para darle a la desigualdad, corrupción un mayor peso entre los factores disruptivos del orden internacional.

“Algunos embajadores no estuvieron con el planteamiento del presidente, pues bienvenidos a la ONU, hubo un gran consenso, hubo voces disonantes, así son las discusiones en la ONU, hay miembros que creen que el cambio climático o pandemia, marginación o inseguridad no son temas del consejo; la mayoría del consejo piensa distinto”, opinó en entrevista.

De la Fuente indicó que el planteamiento que el presidente hizo que es un planteamiento que ciertamente se sale de la rutina en el sentido de cómo él mismo lo dice al iniciar su presentación, a título del presidente de México. López Obrador se asumió como presidente del Consejo y manejó la sesión con un apego absolutamente estricto a todos y cada uno de los lineamientos que se observan en el consejo de seguridad.

"Él arranca diciéndonos: 'yo no vengo aquí a hacer los planteamientos convencionales sobre la paz y la seguridad, sino que, nos vamos a meter con los factores que ya son las causas que están detrás de muchos de los conflictos'". 

“Y luego, como corresponde a quien preside todas y cada una de las sesiones del consejo, tiene un espacio para poder hablar a título personal y ahí quien lo hace puede decir ya en otra dinámica lo que quiere decir en el consejo, entonces él arranca diciéndonos yo no vengo aquí a hacer los planteamientos convencionales sobre la paz y la seguridad, sino que nos vamos a meter con los factores que subyacen muchas veces, las causas, que están detrás de muchos de los conflictos”. 

A quienes consideraron que el mensaje del presidente estaba fuera de lugar, De la Fuente indicó que los 15 miembros del Consejo aprueban los temas que se van a bordar en la sesión y si alguno de los países miembro hubiera considerado que no era oportuno el mensaje, se habría tenido que reprogramar el encuentro.

“Para que una sesión de esta naturaleza se lleve a cabo tiene primero que aprobarse por los 15 miembros, el plan de trabajo se aprueba, para cada sesión hay una nota conceptual en la que se explica por qué estamos en este caso en este evento promovido por México abordando estos temas , así que con un sólo miembro del concejo que no hubiera estado de acuerdo, se hubiera considerado que el tema estaba fuera de lugar y se hubiera tenido que programar otro tipo de sesión, pero no fue así”, comentó De la Fuente.