Violencia y crispación política, el camino de Chihuahua a las urnas

Violencia y crispación política, el camino de Chihuahua a las urnas

El Partido Acción Nacional llegó dividido a la contienda, pero aún así todo indica que logrará mantener el bastión que le arrebató al Revolucionario Institucional

NACIÓN
  • MARILUZ ROLDÁN / ENVIADA
  • 27/04/2021
  • 08:00 p.m. hrs
  • Escuchar

Chihuahua.- La madrugada del 13 de abril, el terror regresó a la memoria de los chihuahuenses. Seis cadáveres fueron hallados a la orilla de la carretera de Parral rumbo Chihuahua, dos de ellos fueron decapitados. Esa zona árida y sola fue el escenario del crimen.

Según la información oficial, los hombres encontrados sin vida tenían entre 20 y 30 años y fueron torturados, porque presentaban signos de extrema violencia. Las seis víctimas tenían impactos de arma de fuego lo que hizo pensar a las autoridades que podrían haber sido asesinados tras un enfrentamiento en la zona cercana del Valle de Zaragoza. 

La violencia, la inseguridad y la presencia del crimen organizado son aspectos que han marcado la historia de Chihuahua desde hace casi 30 años; sin embargo, los habitantes de la capital y de Ciudad Juárez aseguran que “ya no es como antes”, al menos esa fue la frase que respondieron a La Silla Rota en ambos municipios.

Este contexto es sólo uno de los que enmarca el proceso electoral en la entidad, el otro elemento que domina es el choque entre el gobernador Javier Corral y la candidata de su partido, María Eugenia Campos, quien fue vinculada a proceso por presunto cohecho y uso indebido de atribuciones. Pese a señalamientos se mantiene arriba en las encuestas

El Partido Acción Nacional llegó dividido a la contienda, pero aún así todo indica que logrará mantener el bastión que le arrebató al Partido Revolucionario Institucional tras el gobierno de César Duarte que estuvo plagado de corrupción y que actualmente está embarrando de lodo a Campos Galván, a quien se le señaló por formar parte de la “nómina secreta” del ex gobernador. 

“Yo diría que en términos de credibilidad, ella sigue manteniendo una alta credibilidad, puesto que mantiene la mayoría de las preferencias electorales, frente a un gobierno que va de salida, un gobierno del estado que encabeza Corral, que ya va menguando en sus capacidades y en su credibilidad”, declaró Alberto Aziz Nassif, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social. 

El especialista señaló que en este contexto hay elementos que contaminan el proceso electoral, como el hecho de que los señalamientos contra la candidata albiazul se hagan en este momento y no hace tiempo, si se supone que es información que se tenía desde hace varios años. 

Un segundo aspecto, indicó, es que no se ha logrado construir por eso un expediente judicial fuerte donde estén las pruebas y, además, se han pospuesto las audiencias. 

“Por lo pronto, Maru Campos, que es la candidata de Acción Nacional, según las encuestas que se han conocido públicamente va punteando en la preferencia electoral, no pierde o no ha perdido sus derechos políticos, sigue siendo la candidata; sin embargo, el proceso (judicial) pareciera, no se sabe con certeza las fechas, pero ya está en el momento de la campaña y se va a cruzar con el proceso electoral con las elecciones y esto de alguna manera también va a afectar”, alertó el especialista.

Detalló que si Campos Galván llega a ser la candidata ganadora, esto también va a convertir la situación en un proceso muy particular, porque es probable que ya no se siga adelante con la investigación en su contra. 

Al ser cuestionado sobre si Morena, con el candidato Juan Carlos Loera de la Rosa, podría aprovechar este contexto para repuntar, Aziz Nassif dijo que hasta ahora parece que no, porque a pesar del proceso judicial contra su oponente, él sigue en segundo lugar. 

Destacó que Morena puede seguir creciendo, aunque en la región centro y sur del estado tiene la gran animadversión de los agricultores y de la gente por cómo se trató el tema del agua y eso le va a afectar en términos electorales. 

“Morena es muy fuerte en Ciudad Juárez, en la frontera, porque ahí tiene sus principales bastiones. Maru campos, tiene sus principales bastiones en la capital donde ella ha sido alcaldesa en dos periodos, ahí es donde tiene sus mayores bases de apoyo. También con la elección interna del PAN demostró que tiene más bases de apoyo en otras ciudades del estado”, indicó.

DE GANAR, EL PAN SE FORTALECERÍA EN CHIHUAHUA 

En el libro Chihuahua: Historia de una alternativa, Aziz Nassif relató cómo fue la transición del PRI al PAN en el estado, a través de personajes como Francisco Barrio, quien fue el primer gobernador proveniente de ese partido.

Después el PRI volvió al gobierno, pero Javier Corral regresó la gubernatura nuevamente a manos de Acción Nacional. El mandatario estatal tiene un fuerte choque con su partido por el proceso contra Campos Galván, pero él asegura que su lealtad con el PAN no pasa por encima de la corrupción. 

Corral Jurado no es el típico panista, siempre ha resaltado por ser entrón. En alguna ocasión, cuando Rosario Robles era dirigente del Partido de la Revolución Democrática, señaló que Corral era el más perredista de los panistas, por su forma de ser. 

Campos Galván se ve tranquila y segura de poder ganar el 6 de junio, no se achicó ante los señalamientos en su contra, por el contrario, los ha sabido usar a su favor en la campaña. Aziz Nassif expresó que si ella gana, sería la primera vez que el PAN lograra la gubernatura de forma consecutiva, lo que le ayudaría a fortalecerse en el estado. 

Morena logró convertirse en la segunda fuerza política en la entidad y Loera de la Rosa dijo sentirse confiado de poder ganar porque cuenta con el apoyo de la gente. Además, resaltó que ha recorrido todo el territorio y conoce las necesidades de la población.

El PRI fue desplazado hasta el tercer lugar. Su candidata Graciela Ortiz declaró que la respalda su experiencia como funcionaria del estado y que espera que los chihuahuenses consideren eso al votar. 

Aziz Nassif consideró que va a pasar tiempo para que el PRI se pueda recuperar como una fuerza local importante. “Tengo la impresión de que está muy de capa caída, que está muy debilitado, que nadie piensa que vaya a tener la más mínima oportunidad, ya no de ganar, sino de ser una opción competitiva”, dijo. 

CIUDAD JUÁREZ, CODICIADA POR CANDIDATOS Y FOCO ROJO DE VIOLENCIA 

Ciudad Juárez es el territorio más codiciado por los candidatos a la gubernatura, ya que es el municipio con mayor población. Al llegar al aeropuerto lo primero que se puede ver es un espectacular de Juan Carlos Loera de la Rosa, candidato de la coalición Juntos haremos historia en Chihuahua, pero en muchas de sus calles y avenidas están las imágenes de todos los aspirantes, ya sea en mantas colgadas en casas o pegadas en el vidrio trasero de los vehículos. 

La ciudad que adoptó a Juan Gabriel y le dio el título del Divo de Juárez es un territorio de contrastes, entre áreas urbanas y otras con más rezago, pero sobre todo es el principal foco rojo en materia de inseguridad

“Antes la violencia sí era muy generalizada, agarraban parejo. Si querían matar, por ejemplo, al del carro de aquí a lado, le disparaban y si estabas cerca te tocaba también, pero ahora ya no, ya se esperan a que esté sola la persona. Además si tú no estás involucrado, no te hacen nada”, destacó. 

Sin embargo, José Alfredo señaló que lo que sí ha aumentado en los últimos años es el movimiento de la droga por esta ciudad, en especial del cristal. 

María Matilde Navarro atiende un puesto de gorditas y vive en la colonia Felipe Ángeles, que es una de las de mayor rezago en Juárez. 

Al ser cuestionada sobre cuáles cree que son principales problemas en Chihuahua, ella respondió sin dudar: “El que más me preocupa es la violencia, el segundo que me preocupa pues es la economía, porque está muy baja a raíz yo creo que de todos los problemas, pero pues hay que seguir adelante, verdad”. Por eso dijo que del nuevo gobierno del estado espera que haya más vigilancia para que puedan estar más tranquilos. 

A unas cuadras del puesto de Matilde vive Juana, quien perdió a sus dos hijos y a su sobrino, de 20 y 16 años, por la violencia en el estado que repuntó durante la guerra contra el narcotráfico. Hoy sólo tiene una manta con sus fotos colgada en la entrada de su casa, como un memorial para recordarlos. 

“Hubo muchas familias afectadas aquí, hubo muchas muertes. Mi hijo trabajaba en una maquila y mi sobrino estudiaba, no andaban metidos en nada, ni que dijeran traen un carrazo, ni nada”, señaló.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana, de enero a marzo de este año han ocurrido 17 mil 643 delitos del fuero común en Chihuahua, lo que representa un aumento del 17.3% en la incidencia delictiva al comparar los meses de 2020 y 2021. 

EL CRIMEN ORGANIZADO, PROTEGIDO ENTRE LAS FRONTERAS

En el municipio de Chihuahua la percepción de la violencia y la inseguridad es menor que en Juárez, aunque no deja de ser uno de los temas que están latentes. 

Rodrigo es guía de turistas en Chihuahua y relató que también en esta zona del estado se observa que ha disminuido la inseguridad

“Ha bajado mucho, ya no es como antes, ya está muy tranquilo”, señaló el joven chihuahuense; sin embargo, indicó que uno de los temas que le preocupa es la presencia del crimen organizado en la zona, tanto del Cártel Jalisco Nueva Generación como de La Línea, brazo operativo del Cártel de Juárez.

Igual que en Juárez, Rodrigo señaló que el consumo de la droga sintética conocida como cristal es la que tiene mayor impacto en el municipio. “Es una droga horrible, yo he perdido a muchos familiares y amigos por el cristal”, lamentó. 

Desde 2019, el gobernador Corral alertó que siete grupos de delincuencia organizada, con diversas ramificaciones, estaban causando la violencia en la entidad.  En esa ocasión señaló que a la disputa entre los cárteles de Juárez y de Sinaloa se había sumado el Cártel Jalisco Nueva Generación, el cual calificó como el más violento de todos. 

En entrevista con La Silla Rota, Corral Jurado explicó que las fronteras entre los estados se han convertido en zona de impunidad para los grupos criminales, lo que ha limitado un poco las acciones para combatirlos. 

“Hay grupos en el estado de Chihuahua, del crimen organizado, que están muy protegidos en los límites de nuestras fronteras, actúan aquí y allá, pero no se les combate de igual manera”, señaló.

Asimismo, Corral Jurado criticó que la Federación no los ha apoyado como debería en este tema, pues a pesar de las detenciones, no se han abierto carpetas de investigación en contra de presuntos integrantes de estos grupos de la delincuencia organizada. 

“Yo le voy a dar un ejemplo, el famoso ‘300’ que está detenido por causas de carácter local es uno de los principales líderes de la delincuencia organizada que actúa en la frontera, responsable incluso de varias agresiones a la policía, de varios atentados a nuestros policías, ha sido un generador de violencia muy fuerte.

“Nosotros le hemos llevado ante jueces de control del estado de Chihuahua, en algunos casos los jueces terminan temerosos en sus decisiones o tienen cierto miedo. Le tenemos varios delitos y lo mantenemos en prisión, pues no me lo vas a creer pero no hay una sola carpeta de investigación en SEIDO, o sea, no hay ninguna carpeta de investigación que se le haya abierto a ‘el 300’”, criticó.

Respecto a las acciones para mejorar la seguridad en el estado, el gobernador destacó que se fortalecieron e incrementaron las capacidades de las instituciones de seguridad pública y se reorganizó a la Fiscalía General del Estado. Además, se puso en marcha un nuevo modelo de investigación basado en la tetralogía de la investigación que incorporó al trabajo de analistas a Ministerios Públicos, peritos y policías. 

Aunque se ha mejorado en este tema, el gobernador lamentó que uno de los aspectos que le faltó concretar en su gestión fue la estrategia contra las adicciones, la cual inicialmente se vio limitada por la falta de recursos cuando recibió el gobierno. 

LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES NO CEDE EN CHIHUAHUA

En el caso de Ciudad Juárez, Corral Jurado declaró que “tenemos un problema muy, muy serio, muy delicado. El tema por cierto que a mí más me preocupa es el de la violencia contra las mujeres en términos de la violencia criminal, el abuso sexual, la violencia familiar, éste es un asunto que se ha enquistado en Ciudad Juárez ya de varias décadas y lo que hemos hecho ahí es ir más bien a las causas del problema con mecanismo de prevención”. 

Las muertas de Juárez es uno de los capítulos más dolorosos de Chihuahua, que todavía no salda su deuda histórica con este sector de la población. Martha Graciela Ramos Carrasco, fundadora de la organización Mujeres por México en Chihuahua, lo sabe bien porque fue una de las activistas que impulsó el movimiento para visibilizar la violencia de género que ha habido desde 1992. 

Recordó que los primeros feminicidios de los que se supo ocurrieron en ese año, cuando seis mujeres fueron asesinadas y violadas, tres niñas y tres adultas, aunque las alertas se encendieron un año después, en 1993, cuando aparecieron restos de mujeres en Ciudad Juárez

A 28 años de estos hechos, Ramos Carrasco señaló que hay avances porque en el gobierno de Corral se fortaleció a la fiscalía especializada, pero advirtió que la violencia sigue presente. 

Chihuahua sigue estando a nivel nacional dentro de los cinco primeros lugares con feminicidios. Seguimos siendo también de los primeros lugares en violencia familiar, en violación sexual, en divorcios y en la mayoría de ellos se disuleve el vínculo matrimonial por violencia familiar. 

“Entonces la violencia contra las mujeres en Chihuahua no cede, al contrario, aumenta, es muy difícil desde las autoridades lograr el acceso a la justicia, lograr reparación integral del daño”, lamentó.

Ramos Carrasco explicó que la pandemia de covid-19 agudizó la violencia familiar, ya que el confinamiento y la crisis económica son factores agravantes, pues el agresor está en casa. 

“Las estadísticas nos dicen, aquí por ejemplo en el municipio de Chihuahua, que no han aumentado tanto las llamadas al 911, pero por qué no aumentan, hay varias razones, puede ser porque la mujer ni siquiera tiene acceso a su teléfono con el agresor en la casa; puede ser porque está amenazada y no se atreve a hacer la llamada; puede ser porque esa mujer ha llamado muchas veces al 911 y nunca acudió la policía o sí acudió y lo único que le dijo fue ‘pues pórtese bien, señora, no lo haga enojar’”, expresó la activista. 

LA PELEA ELECTORAL, EN MEDIO DEL CHOQUE POLÍTICO Y LA VIOLENCIA 

Las elecciones para elegir gobernador en Chihuahua se desarrollan en medio de un escenario complejo, tanto político como social. A poco más de un mes de que el futuro del estado se defina en las urnas, los candidatos deben echar toda la carne al asador si quieren ganar. 

La división interna del PAN causó turbulencia en los comicios, pero parece no haber afectado las posibilidades de Campos Galván de hacerse de la gubernatura. Sin embargo, continúa el proceso judicial en el que se le investiga y si hay una definición antes del 6 de junio, esto podría causar un giro en los resultados. 

Por su parte, el gobernador Corral Jurado aseguró que se irá satisfecho por su administración, en especial porque logró combatir, sin excepción, a la corrupción que marcó al estado. 

El gran pendiente para quien llegue al Palacio de Gobierno será sin duda la inseguridad y la violencia, que si bien ha disminuido o se ha mantenido controlada, según la percepción de los chihuahuenses, está lejos de ser erradicada. De no combatir este problema, esto podría marcar un retorno al Chihuahua de antes, al que nadie quiere regresar.

(djh)