NACIÓN

Videos, fotografías y llamadas interceptadas: las pruebas contra García Luna

Un documento de las autoridades estadounidenses, difundido por medios norteamericanos, arrojan el tipo de evidencias que se tienen contra García Luna.

  • REDACCIÓN
  • 21/02/2020
  • 08:53 hrs
  • Escuchar
Videos, fotografías y llamadas interceptadas: las pruebas contra García Luna
Videos, fotografías y llamadas interceptadas: las pruebas contra García Luna (Foto Especial)

Luego de presumir toneladas de evidencia en contra del exsecretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, la Fiscalía de Nueva York ofrece detalles de estas pruebas.

Un documento de las autoridades estadounidenses, difundido por medios norteamericanos, arrojan el tipo de evidencias que se tienen contra García Luna.

Se trata de videos, fotografías y documentos relacionados con incautaciones de drogas, armas y dinero.

Además, presumen tener comunicaciones interceptadas y grabadas, aunque no necesariamente de las propias comunicaciones de García Luna.

Sin mencionar la información que han descargado de los dispositivos electrónicos de Genaro, cuando este fue detenido.

Anteriormente, la Fiscalía de Nueva York dijo poseer registros financieros, de propiedad y de naturalización de García Luna como parte de las pruebas.  

También evidencia de incautación, obtenida a través de solicitudes a países extranjeros y recuperada de dispositivos electrónicos incautados.

La siguiente audiencia contra García Luna, para conocer avances del caso, será hasta abril próximo.

Las acusaciones contra García Luna

La fiscalía de Nueva York, la misma que consiguió la cadena perpetua para Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", acusan a García Luna de conspiración por tráfico de cocaína y de hacer declaraciones falsas.

Genaro García Luna habría recibido sobornos multimillonarios del cártel de Sinaloa para que éste operara con impunidad en México.

"García Luna está acusado de aceptar millones de dólares en sobornos del cártel de Sinaloa, mientras controlaba la Policía Federal y era responsable de garantizar la seguridad pública en México", dice la acusación.

A cambio del pago de sobornos, continúan los señalamientos, el cártel de Sinaloa obtuvo "un pasaje seguro" para sus envíos de drogas, información confidencial de las fuerzas del orden mexicanas e incluso información sobre carteles rivales.

En dos ocasiones, el cártel de Sinaloa entregó personalmente sobornos a García Luna en maletines que contenían entre 3 y 5 millones de dólares", especifican los señalamientos.

Según los registros financieros obtenidos por el gobierno estadounidense, cuando García Luna se mudó a los Estados Unidos en 2012, había acumulado una fortuna personal de millones de dólares.

"El arresto (de García Luna) demuestra nuestra determinación de llevar ante la justicia a quienes ayudan a los cárteles a infligir daños devastadores en los Estados Unidos y México, independientemente de los cargos que mantuvieron mientras cometían sus crímenes", sentenció el propio Richard P. Donoghue.

Durante el juicio contra Joaquín Guzmán Loera surgieron varias de las acusaciones contra García Luna.

Uno de los testigos de las autoridades estadounidenses, Jesús "El Rey" Zambada, hermano de Ismael "El Mayo" Zambada, acusó a García Luna de recibir primero 50 millones de dólares de los hermanos Beltrán Leyva, cuando estos eran aliados del cártel de Sinaloa.

Luego, detalló el propio Zambada García, le dieron 6.5 millones de dólares más Genaro. Esto sucedió durante los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, refieren las palabras de Zambada García.

El dinero que el cártel de Sinaloa presuntamente le deba a Genaro era para protección, así como información sobre los cárteles enemigos e incluso para que las autoridades fueran por sus rivales y no por ellos.

Así, Guzmán Loera pasó de ser un capo de poca monta antes de su captura en 1993 a ser el narcotraficante más poderoso del país y el más buscado del mundo, bajo el supuesto respaldo de García Luna.

A Zambada García se han sumado testigos como Sergio Villareal, “El Grande”, excabecilla del cártel de los Beltrán Leyva, liberado en Estados Unidos tras acogerse en el programa de testigos protegidos.

Así como Iván Reyes Arzate, “La Reyna, exenlace de la Policía Federal con la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), detenido en 2017 en Estados Unidos acusado de recibir sobornos del narcotráfico a cambio de información y protección.