NACIÓN

Verónica: detención, tortura, violación y 6 años sin justicia

Policías Federales la obligaron a firmar una confesión donde aseguraba ser parte de una banda de secuestradores

  • REDACCIÓN
  • 28/11/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Verónica: detención, tortura, violación y 6 años sin justicia
Verónica: detención, tortura, violación y 6 años sin justicia (Foto Amnistía Internacional)

Verónica Razo salió de su casa para recoger a sus hijos de la escuela, pero no llegó. En el traslado, un vehículo con varios armados vestidos de civiles la detuvo y se la llevaron.

Posteriormente, fue llevada a un almacén de la Policía Federal, ahí la golpearon, la sometieron a semi asfixia y a descargas eléctricas, sin mencionar que varios policías la violaron repetidamente.

Estuvo retenida durante 24 horas, hasta que se vio obligada a firmar una confesión para auto inculparse de pertenecer a una banda de secuestradores.

Tras ser interrogada por policías y agentes del ministerio público, se desmayó y tuvo que ser llevada a toda prisa al hospital, donde recibió tratamiento por palpitaciones cardíacas graves.

Sin embargo, la noche de su detención su madre ya había presentado ante las autoridades locales una denuncia de persona desaparecida.

Los hechos sucedieron el 8 de julio del 2011, en el corazón de la Ciudad de México.

Dos años después de su detención, unos psicólogos de la Procuraduría General de la República encontraron en Verónica síntomas coincidentes con tortura.

Seis años pasaron ya de su detención arbitraria con violaciones al debido proceso, aun así, Verónica sigue en prisión, sin recibir sentencia, sin justicia.

Los hijos de Razo tenían seis y 12 años cuando fue detenida, ahora los compañeros de colegio de su hija, la menor, se burlan de ella por tener una madre “delincuente” y la llaman “huérfana”.

Su hijo, que ahora tiene 18 años, no ha podido ir a la universidad a causa de la carga económica que el encarcelamiento de su madre ha puesto para la familia.

La madre de Verónica tuvo que dejar su casa y vender su auto, así como su pequeño local a causa de las dificultades económicas que ha representado apoyar a su hija.

El caso fue dado a conocer por Amnistía Internacional, organismo defensor de los derechos humanos, el cual ha juntado 135 mil 963 firmas para exigir la libertad de Razo, mismas que entregará a la Procuraduría General de la República (PGR) el 30 de noviembre próximo.

Amnistía Internacional se reunirá con personal de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada (SEIDO) para denunciar las violaciones de derechos humanos y fallas en el debido proceso y exigir el retiro de los cargos en contra de Verónica como parte de una campaña internacional que exige su liberación. 

Las firmas provienen de México, Italia, Alemania, Francia, España, Corea del Sur, Brasil, Estados Unidos y Noruega.

De acuerdo con la misma AI, la tortura y otros malos tratos se utilizan con frecuencia en México contra personas acusadas de delitos como parte de su "estrategia de seguridad pública" de la “guerra contra el narcotráfico” y la delincuencia organizada.

En el informe Sobrevivir a la muerte: Tortura de mujeres por policías y fuerzas armadas en México, AI entrevistó a 100 mujeres detenidas para conocer la situación en las que fueron aprehendidas. 

Los resultados arrojaron que el 93% de la féminas recibieron golpes o palizas durante su captura.

El 94% señaló que recibió algún tipo de insulto por parte de los uniformados.

El 72% fue víctima de violencia sexual,  que iba desde el manoseo de los pechos o las nalgas hasta la violación.

rgg