NACIÓN

Venta de gasolina robada,industria número uno en México

La venta clandestina de combustible crece en Veracruz y se desarrolla con "gran impunidad" y es rentable porque no tiene costo, salvo el transporte

  • E-CONSULTA VERACRUZ
  • 01/06/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Venta de gasolina robada,industria número uno en México
La venta clandestina de combustible crece en Veracruz. (Cuartoscuro)

La gasolina robada de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) para venderla de manera clandestina por los llamados "huachicoleros", es en estos momentos la industria "más rentable de la corrupción en México" porque los tres niveles de gobierno, federal, estatal y municipal, así como las policías, están enterados de la problemática sin que actúen para frenarlo, indicó el vicepresidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco), Ernesto Pérez Astorga.

La venta clandestina de combustible crece en Veracruz y se desarrolla con "gran impunidad" y es rentable porque no tiene costo, salvo el transporte.

"Sólo hay que robarse nada más el producto y el costo es el traslado y la venta. Se está desarrollando el mercado con una gran impunidad, y desafortunadamente está creciendo esta situación en Veracruz" indicó.

El empresario calificó de "ridículas, fuera de lugar y desafortunadas" las declaraciones del presidente nacional de la Alianza Mexicana de Organizaciones Transportistas AC, (AMOTAC), Rafael Ortiz Pacheco, quien justificó que compran gasolina a los huachicoleros porque es más económico y les dan litros completos.

Pérez Astorga consideró que estas declaraciones solo las utilizó para auto justificar el delito de "comprar lo robado y tratan de afectar" al sector formal gasolinero cuando habla de "litros incompletos y combustible sucio".

Pérez Astorga expresó que Ortiz Pacheco acusa que en las gasolineras venden producto sucio, con litros incompletos, cuando es todo lo contrario, los huachicoleros de manera clandestina obtienen el Combustible y lleva basura que podría afectar el funcionamiento de los automotores.

"Ahora resulta que las garrafitas si están bien calibradas y sacar el producto del lodo también está limpio muy desafortunado, porque no sabe lo que representa para el sector gasolinero este Robo de gasolina" acusó.

Especificó que los franquicias de Pemex es uno de los comercios "más sobrerregulados" en México porque están permanentemente supervisados por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Nacional de Energía.

Los franquiciatarios deben reportar a diario ante Pemex la cantidad de litros de combustible adquiridos, el número vendido y cuánto tienen en existencia.

"Todos los días debemos tener ese informe. Tenemos que pagar por posiciones de carga al año; tenemos que enviar cada tres meses si ha habido algún cambio de socio o alguna modificación del acta constitutiva de la empresa" indicó.

Además la Agencia de Seguridad de Energía y Ambiente, solicita estudios de calidad del producto, de residuos peligrosos, pruebas de hermeticidad, que las mangueras no tengan ningún tipo de fuga; así también son supervisados por la secretarías del Trabajo y Protección Civil.

Otra de las supervisiones que reciben las gasolineras es que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) tiene monitoreada la estación para conocer ingresos, compras y ventas.

Pérez Astorga lamentó que algunas voces quieren hacer creer a los mexicanos y mexicanas que los huachicoleros son el resultado de un problema social, cuando la realidad es que se trata de un "gran problema de corrupción, el más rentable".

"Nos quieren hacer creer que le hacen un hoyito a un ducto y ponen ahí a 50 gente cargando cubetas con niños, con riesgo de tener una situación muy delicada porque es combustible, pero no están mostrando realmente que desafortunadamente hay una corrupción desmedida por los gobiernos federal, estatal y municipios" acusó.

Los empresarios gasolineros se cuestionan ¿Dónde está la Policía Federal? Cuando se dice en los medios de comunicación que transitan 140 tráileres a diario con venta de combustible clandestino, refirió.

Agregó que las autoridades deberían clausurar los puntos de venta clandestina de combustible, porque todo parece indicar que están enterados pero se quedan sin actuar, al igual que las policías estatales. 

jamp