NACIÓN

Ven en el PRI riesgo de desafuero para Alito

Tras reunión con Alejandro Moreno, la expresidenta del PRI Dulce María Sauri dice a La Silla Rota que "un escenario lógico" es que Morena busque su desafuero

  • ERIKA FLORES
  • 16/06/2022
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
Ven en el PRI riesgo de desafuero para Alito
Asegura Dulce María Sauri que reunión con Alito se dio al estilo priista: "sin gritos ni manoteos; pero sí con declaraciones duras y ríspidas" (Cuartoscuro)

Dulce María Sauri, ex dirigente nacional y ex diputada federal del PRI, advierte como un asunto preocupante que la Fiscalía General de Justicia de Campeche haya realizado diligencias en las propiedades del presidente nacional de su partido, Alejandro Moreno, pues podría implicar el inicio de una investigación judicial en su contra y, consecuentemente, su desafuero como diputado federal.

"Es algo preocupante, porque es parte del acoso al que está sometido. Pero es el paso lógico para que (después) pidan el desafuero del diputado Moreno, como ya pasó en otros casos".

A pesar de que el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, aseguró que la reunión que sostuvo con exdirigentes nacionales del partido fue "amable y cordial", La Silla Rota documentó otra versión de lo sucedido. Todo sucedió al estilo priista: sin perder las formas políticas, sin gritos ni manoteos; pero sí con declaraciones duras y ríspidas. 

Después de dicha reunión, Sauri declaró a La Silla Rota que la versión que Alejandro Moreno ofreció a la prensa sobre esta reunión no fue exactamente lo que sucedió.

"Tersa, tersa, no fue", reconoció Sauri Riancho.

 "Las formas fueron muy cuidadas, pero fue muy tenso. Se dijeron las cosas que se tenían que decir, al menos en mi buchaca no quedó nada por plantear: dije lo que quería decir".

Alito acusó a sus antecesores de no representar a la militancia tricolor, "porque no fueron elegidos por voto directo, sino por nombramiento" y reclamó malos resultados electorales en algunas de sus gestiones; ellos respondieron que no se trata sólo de un asunto de legalidad, sino de legitimidad y resultados, pero no mencionaron la palabra "renuncia".

¿EN LA PUERTA DEL DESAFUERO?

En la 64 Legislatura de la Cámara de Diputados, Sauri como presidenta llevó las sesiones en las que el pleno votó por el desafuero del exlegislador y exalcalde de Coyoacán, Mauricio Toledo; así como del aún gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

 "En la reunión con Alito no se mencionó ese escenario, porque ignorábamos lo que estaba sucediendo en Campeche; pero es un escenario posible. Sería una conclusión lógica".

Cabe mencionar que, en este momento, la Cámara de Diputados no ha nombrado a los integrantes de la Sección Instructora, en caso de tener que resolver casos de desafuero; ni de la Comisión Jurisdiccional, en caso de abordar casos de juicio político. Pero el segundo año de trabajo legislativo iniciará el 30 de agosto y Morena y sus aliados cuentan con los votos necesarios por mayoría simple para llevar a cabo ambos trámites.

De concretarse este escenario y si la Fiscalía de Campeche solicita el desafuero de Moreno, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI deberá decidir si se separa de este cargo para atender esta situación de carácter personal; o bien, no renuncia y enfrenta así dicho proceso.

"TENSA, MÁS NO TERSA"

"No creo que sea una crónica fiel de lo acontecido, muy tersa no fue la reunión. En primer término, fue una reunión que un grupo de ex presidentes del Comité Nacional solicitó mediante una carta y que tuvo una rápida respuesta", afirmó Sauri sobre los dichos de Alito.

Los dos temas que se abordaron fueron el futuro inmediato del partido frente a las elecciones 2023 y 2024, así como la exclusión y concentración de toma de decisiones que la actual dirigencia. "Hubo una solicitud para revisar esos resultados", dijo Sauri.

Precisó que el conjunto de las y los ex dirigentes priistas en ningún momento pidió su renuncia, sino una reflexión sobre la pertinencia de permanecer en su cargo.

"No tardó mucho en su reflexión y dijo ´no, no me voy´. Pero independientemente del resultado, era una reunión necesaria".

"En lo personal, agradezco la claridad, porque dijo que la dirigencia iba a cumplir su periodo estatutario. No tiene intención alguna de renunciar. Planteamos la necesidad de una Asamblea Nacional Extraordinaria, no le gustó la idea, pero no la rechazó".

"Dijo ´vamos a pensar y a ver cómo le hacemos para revisar la composición del Consejo Político Nacional y un trabajo de inclusión para la postulación de candidaturas en Coahuila y el Estado de México´. Pero fue categórico y tajante: ´no renuncio´".

"NO REPRESENTAN LA MILITANCIA"

Moreno cuestionó a sus antecesores que no llegaron al cargo por voto directo de la militancia tricolor. Pero los exdirigentes defendieron su papel al señalar que, si bien él tenía razón al decir que ellos no fueron votados, sí representaban un grupo de personas que compartieron una responsabilidad común.

"Es cierto, no somos una voz única, pero si legítima y leal al PRI, por ser el partido en que nos formaron", subrayó Sauri.

"Lo que queríamos decir era que no nos usara como ejemplos, porque estas circunstancias son otras; sólo que escuchara nuestras experiencias y, sobre todo, que el mínimo común denominador que tenemos es querer al partido. Es necesario revisar las diligencias porque no se trata sólo de legalidad, sino también la legitimidad y mandato; y eso está sujeto a los resultados y a situaciones de carácter personal".

"USTEDES TAMBIÉN PERDIERON"

La priista y ex gobernadora de Yucatán relató que durante las casi 4 horas de reunión, cada ex dirigente del tricolor expresó su punto de vista a título personal.

Fuentes del PRI consultadas confirmaron a La Silla Rota que Alito respondió en varios casos que no fue el único en perder comicios. Incluso utilizó como ejemplo al senador Miguel Ángel Osorio Chong que, como responsable de las campañas electorales de senadores en 2018, solo ganó una fórmula a nivel nacional.

Alito también recordó que Osorio, como ex secretario de Gobernación en las elecciones de 2016, también perdió en todas las gubernaturas. El otro ejemplo que utilizó fue el de la actual senadora Claudia Ruiz Massieu.

Los dichos de las fuentes quedaron confirmados con lo dicho por Moreno en una entrevista televisiva el miércoles: que ambos exdirigentes "no rindieron buenos resultados electorales en 2016 y 2018". Moreno agregó que, en el caso de Ruiz Massieu, perdió 9 gubernaturas y la Presidencia de la República y que no renunció a la dirigencia.

A pregunta expresa sobre el tema, Sauri respondió con otros ejemplos de dirigentes que acudieron al cónclave.

"El papel de Pedro Joaquín Coldwell no está a discusión, recuperó la presidencia en 2012 con Enrique Peña Nieto. Roberto Madrazo en las elecciones intermedias del 2003 aumentó el número de legisladores en el Congreso para hacer un contrapeso a la presidencia del PAN y Vicente Fox".

"Beatriz Paredes y Jesús Murillo Karam, de 2007 a 2011, recuperaron gubernaturas, entre ellas Yucatán. Ni siquiera Manlio Fabio Beltrones, que ganó gubernaturas, aunque no ganó todas las que debió haber ganado, cierto; pero ganó".

"Bajo la conducción de César Camacho en 2015 también hubo logros. Incluida yo cuando perdí la presidencia de la República en el 2000 y tengo la legitimidad de que el partido logró una gran Asamblea Nacional con la que el PRI se recuperó y empezó a caminar. Todos con nuestros matices, dificultades, nuestros estilos: lo que quieras y gustes. Pero todos hicimos lo que nos correspondió en cada etapa".

"AUTOCRÍTICA, INCLUSIÓN Y NO EXCLUSIÓN"

Sauri confió en que lo sucedido genere un cambio en el futuro inmediato del PRI. "Nadie cuestionó la legalidad de la elección de Moreno. Pero es necesaria la autocrítica para no seguirse autoengañando con que los resultados electorales son buenos, porque no lo son".

"Hay tránsfugas en la militancia y simpatizantes que se están yendo fundamentalmente a Morena y Movimiento Ciudadano".

Expuso también que fueron marginados cuadros relevantes y ejemplificó los casos de José Narro e Ivonne Ortega –quien actualmente es diputada de emecista en el Congreso–.

"Creo que debe haber un cambio, de la exclusión a la inclusión; y un cambio de pensar respecto a que todo aquel que hace un análisis crítico respecto a la situación del partido, traiciona al PRI".

19 DE AGOSTO 2023: EL ADIÓS DE ALITO

El mandato del actual dirigente priista concluye el 19 de agosto de 2023. Dos semanas después de que iniciará el proceso electoral de 2024 para renovar la presidencia de la República y los Congresos federales. Habrá también elecciones a gobernador en 9 estados y renovación de 30 congresos locales.

Sauri destacó que, una vez que inicia este período, "no pueden modificarse las dirigencias de los partidos políticos nacionales, por lo que habrá una nueva dirigencia que será la responsable de llevar el proceso electoral dentro del PRI en 2024".