NACIÓN

Va sector salud por sustituir en cuadro básico medicinas que ya no se fabrican

José Ignacio Santos Preciado, secretario del Consejo de Salubridad General, dijo que el cuadro básico cumple 45 años desde que fue implementado, por lo que algunos medicamentos resultan obsoletos y es necesario depurar

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 29/09/2019
  • 19:00 hrs
  • Escuchar
Va sector salud por sustituir en cuadro básico medicinas que ya no se fabrican
El cuadro básico es un instrumento que ya tiene una historia, explica José Ignacio Santos, secretario del Consejo de Salubridad General. (Especial)

El cuadro básico de medicamentos tiene más de 40 años de existencia y debido a la falta de actualización incluía algunos medicamentos obsoletos o que ya ni siquiera se fabrican, por eso la necesidad de depurarlo y transformarlo en el Compendio Nacional de Insumos para la Salud, explica José Ignacio Santos Preciado, secretario del Consejo de Salubridad General.

En entrevista con LA SILLA ROTA, destaca que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador tiene el objetivo de comprar los medicamentos de mayor calidad y los más novedosos, por lo que el costo no es un factor determinante para incluirlos en el compendio.

Santos Preciado enfatiza que este cambio, que aún tiene que plasmarse en la ley, busca que haya una armonización en lo que se prescribe en las diversas instituciones del sistema de salud (IMSS, ISSSTE y Pemex, entre otras), ya que “no hay mexicanos de primera y de segunda, no debe de haber”.

¿Por qué era necesario cambiar el cuadro básico?

El cuadro básico es un instrumento que ya tiene una historia, proviene de recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y en México aparece en 1975, se ha modificado a través del tiempo, adicionándole tareas.

Cuando pensamos en el cuadro básico, pensamos en medicamentos fundamentalmente; sin embargo, realmente son ocho libros diferentes que tienen que ver con medicamentos, con instrumental, con material de curación, incluso con medicina homeopática, osteosíntesis y endoprótesis para fracturas y reconstrucción, obviamente, auxiliares de diagnóstico.

Estamos hablando de ocho catálogos diferentes. Hay uno más, un noveno que tiene que ver con acupuntura, pero eso está en construcción. Como decíamos, porque no hay criterios muy bien establecidos para precisar tanto la parte de calidad como su aplicación.

Pero nos circunscribimos en lo que son los cuadros básicos de insumos para la salud: son más de 14 mil claves diferentes, de hecho, de medicamentos estamos hablando de mil 972 claves, que corresponden a insumos que han sido registrados ante la agencia regulatoria de México, que es la Cofepris.

El cuadro básico, como mencioné, estaría cumpliendo casi 45 años desde su génesis y, a través del tiempo, hay insumos que se han incluido que es más, algunos ya ni se fabrican.

Lo que encontramos era un cuadro básico con obsolescencia, con la falta de actualización, falta de inclusión de criterios nuevos internacionales. El otro detalle es que el cuadro básico, en su forma general, había sido impulsado por la industria farmacéutica, no por los especialistas, los médicos certificados que se dedican al uso de los mismos, entonces había la necesidad de, como dicen coloquialmente, echarse un clavado a ver qué había.

Justamente en eso estamos, es algo en proceso, una depuración, no para eliminar todavía, pero sí para priorizar. Lo que hemos realizado es un ejercicio invitando a especialistas del sector, médicos certificados en sus especialidades, que tienen el conocimiento, el punto de vista académico de lo que dice la literatura y la experiencia clínica correspondiente.

Lo que estamos buscando es que la decisión de compra se fundamente en el conocimiento y en la experiencia clínica de personal del sector que está cotidianamente utilizando los medicamentos.

Estamos transitando de un cuadro básico a un Compendio de Insumos para la Salud que contenga estos ocho libros. Empezamos (la depuración) con los grupos terapéuticos que representan el 80% de la inversión en salud, tiene que ver con cardiología, endocrinología y metabolismo, enfermedades infecciosas, oncología y material de curación.

En el caso de cardiología, no voy a precisar la cifra, pero posiblemente había 92 medicamentos y obviamente no todos son para hipertensión, porque hay diferentes indicaciones, ahí el ejercicio llevó a los especialistas a depurar, o sea, a priorizar, quedando con un 60% de lo que existía.

Lo que queremos y el ejercicio se fundamenta, no en el precio, se fundamenta en la calidad, en los mejores medicamentos. Estás enterada de la experiencia que tuvimos con antirretrovirales y con hepatitis C, realmente el ejercicio ha sido no solamente para escoger lo mejor, sino que ha implicado ahorros importantes.

Quiero insistir, el principio no es económico, el principio es calidad, porque la instrucción del presidente es calidad de la atención y gratuidad de medicamentos, entonces de nada sirve que tengamos muchos medicamentos gratuitos si no tenemos los mejores, de nada sirve que tengamos calidad de los medicamentos si no tenemos calidad de la atención.

¿Cuál es el avance de la depuración?

Esto lo iniciamos a finales de mayo. Ya hemos revisado casi el 70% de los insumos, iniciamos con los medicamentos fundamentales que mencioné, la ley de pareto, el 20% de algo representa el 80 por ciento. Aquí el 20% de los medicamentos representan el 80% del gasto, por eso iniciamos con ese grupo, pero ya hemos ampliado al grupo a salud reproductiva, analgesia, anestesia, salud mental y estamos agotando el número de entidades terapéuticas.

Estamos ya incursionando en equipo diagnóstico, instrumental, osteosíntesis, endoprótesis y esperamos que pronto llevemos a buen término el primer ejercicio.

Ahora bien, este ejercicio es permanente, tiene que ser permanente. Si no se había revisado y no es cuestión de ver al pasado, qué se hizo bien o qué se hizo mal, estamos partiendo de que hay algo que se tiene que hacer, es nuestra responsabilidad y lo vamos a hacer y estamos proponiendo que se haga continuamente.

¿Entonces no se le estuvo dando a la población los medicamentos más innovadores, porque comenta que encontraron un cuadro básico con medicamentos obsoletos?

Algunos medicamentos, quiero ser muy preciso en mis palabras. El ejercicio tiene el enfoque en priorizar, todos los medicamentos que están ahí, han estado, hay algunos nuevos, en años pasados, pero hay medicamentos que ya no tienen razón de ser prioritarios.

Lo que estamos haciendo, tiene que ver con calidad, actualidad y no con costos. Nosotros no compramos, de hecho en los grupos focales, aunque tenemos acceso a los precios, no les presentamos los precios, ellos ven y eligen con base en el conocimiento y experiencia como médicos. Necesitamos que el compendio tenga vida, que sea cambiante también, que esté al día, hasta donde sea posible.

No podemos incluir todo, aunque sea lo mejor, hay medicamentos que son exorbitantemente caros, estamos hablando de que te acabas tu seguro de gastos médicos mayores en una semana si tienes esa mala suerte: esclerosis múltiple, mieloma múltiple, algunos tipos de cáncer, donde ya hay tratamientos, pero son tratamientos que te mejoran la calidad de vida,pero no te curan.

Usted mencionó que la industria farmacéutica estuvo muy metida en el cuadro básico que ya existía...

La industria farmacéutica, respeto mucho lo que ellos tienen, es una forma de la economía de cualquier país y del mundo. La industria farmacéutica hace lo que tiene que hacer, ellos tienen un producto y lo quieren vender, entonces lo proponen.

A lo que me refería es que tradicionalmente las propuestas venían mayoritariamente de la industria, ahora queremos que las propuestas vengan mayoritariamente de los médicos.

¿Vieron cierta resistencia a que se cambiara el cuadro básico por este nuevo compendio?

No, de hecho, hemos visto con beneplácito que se ha entendido bastante bien el qué y el porqué. Insisto, no estamos eliminando nada. Inclusive hay medicamentos que la Organización

Mundial de la Salud ha recomendado que ya no se utilicen, pero el sistema no ha sido tan ágil para eliminarlos, entonces lo que queremos es darnos a la tarea de decir.

Señores y señoras de la industria farmacéutica, estamos en este proceso con la finalidad de una apertura para nuevos medicamentos, nuevos compuestos, nuevas moléculas, pero tiene que ser en forma ordenada, no nomás porque yo quiero.

Tenemos que asegurar que, a medida de lo posible, los médicos tengan las mejores opciones, pero no todas las opciones, porque tenemos que insistir en una prescripción razonable y razonada.

¿Se va a parecer a alguno de los cuadros básicos que ya existían en el IMSS, Pemex...?

La idea del compendio es que podamos realmente armonizar lo que se prescribe, porque efectivamente, ha habido un cuadro básico, pero el IMSS tenía su cuadro básico, el ISSSTE tenía su cuadro básico, ahora o todos coludos o todos rabones.

La idea es que todos estemos tocando la misma canción y cantándola con la misma tonada. El compendio va a ser el compendio universal para todo el sector: Pemex, Sedena, Semar. Todos estamos trabajando en este proceso.

El cuadro básico del IMSS ha sido el más esbelto, ellos tenían menos, el ISSSTE tal vez era el más generoso y Pemex, que siempre se dice que tiene mucho dinero, pero no, lo que pasa es que todos esos se derivan del cuadro básico del Consejo, se adecuan.

Es algo muy importante que sí quiero recalcar, que el proyecto tiene como eje que todos estemos en armonía, prescribiendo, no hay mexicanos de primera y de segunda, no debe de haber. Ese es el mensaje del presidente.

¿A partir de cuándo ya vamos a poder encontrar este nuevo compendio?

Para el compendio tiene que cambiar la ley, está en proceso, aunque podemos dar a conocer lo que se ha priorizado. Quiero insistir, no se ha excluido nada todavía, porque eso es un proceso también legal, porque hay intereses de las empresas que hicieron su tarea, registraron, sometieron al consejo y se autorizó. A lo mejor ya no se usa, a lo mejor ya no se fabrica.

¿Cuántas claves van a incluirse?

Ahorita las mismas mil 974 claves de medicamentos siguen estando, se han incluido nuevas claves, yo creo que serán unas 15 claves nuevas con medicamentos novedosos para cáncer, para otras entidades nosológicas.

No quisiera ser limitativo, porque hay países que tienen menos claves disponibles para su consumo de gobierno. Cuba, por ejemplo, tiene 120 claves, pero eso no quiere decir que sea mejor ni peor que lo que tenemos nosotros, aquí, cuando se hace el ejercicio de los grupos focales, se busca pensar en el paciente típico.

No estamos inventando el hilo negro, estamos haciendo un ejercicio necesario, buscando que lo que está proponiendo el presidente, se cumpla. Que sean sí, gratuitos, pero que sean los mejores medicamentos, porque el médico tiene que hacer su tarea, actualizarse, mantener su certificación.

Comenta que se han incluido 15 claves nuevas, ¿cuáles son?

No tengo la lista aquí, pero tenemos nuevos medicamentos para cáncer, para cardiología.

¿El avance que llevan de la depuración se va a tomar en cuenta para la compra consolidada de 2020?

Sí, claro, de hecho ya se hizo el ejercicio con todos los estados. Puedo decir sin equivocarme, los estados son libres y soberanos ellos pueden comprar o no de forma consolidada, pero la mayoría, yo diría que 27 de los 32 estados eligieron en un 65% lo que se había priorizado.

Estamos empezando, ahora sí que vamos a marchas forzadas, estamos tratando de recuperar tiempo perdido. La situación es de inercia a veces, a mí no me gusta decir todo lo que está mal, siempre se pueden mejorar las cosas.

Nuestra tarea es de mejorar las cosas y poder cumplir con el deseo no solamente del presidente, sino de los mexicanos, de tener mejor salud y contar con lo mejor que hay disponible para su tratamiento, cuando sea el caso.

¿Se necesitan más recursos?

No hay recurso que alcance. El presidente ha sido muy claro, no queremos desahuciar a nadie, pero países avanzados como Reino Unido y Canadá, no cubren todo.

Entonces la pregunta de dinero, siempre se necesita más dinero, pero aquí lo que estamos haciendo es no más con menos, sino que al priorizar, la idea es de que vamos a recuperar presupuesto y que éste sirva para ampliar el espectro terapéutico.

¿Ha participado algún representante de Hacienda? porque ellos son los que hacen las compras.

La compra está coordinada por la Oficial Mayor (Raquel Buenrostro Sánchez) y obviamente nosotros entregamos resultados a la Oficialía Mayor.

¿Con este compendio esperarían resultados como los que se han visto con los antirretrovirales?

Es parte del ejercicio que hacemos, claro. No siempre van a ser tan extraordinarios los ahorros, pero son dos cosas: el ahorro, pues que bueno que venga, pero sí podemos mejorar la calidad de la atención buscando que lo que se está prescribiendo sea lo mejor, porque puede haber muchas cosas, puede haber 10 fármacos buenos o muy buenos, pero habrá dos o tres para una enfermedad, una condición, que son lo óptimo.

¿Con el compendio se va a garantizar lo que dice el presidente López Obrador de tener medicamentos para todos?

Esa es la aspiración, es lo que se busca. Eso es lo que creemos que va a suceder.

JGM