NACIÓN

Urge unidad en Morena para mantener el poder: Citlalli Hernández

La aspirante a secretaria general de Morena acusa un proceso inequitativo para renovar dirigencia y critica que otros aspirantes mantengan cargo público 

  • ALEJANDRA CANCHOLA
  • 16/09/2020
  • 20:53 hrs
  • Escuchar
Urge unidad en Morena para mantener el poder: Citlalli Hernández
Urge unidad en Morena para mantener el poder en 2024: Citlalli Hernández (Foto Cuartoscuro)

El grupo parlamentario de Morena en el Senado se quedó sin una de sus que mejor dialoga con la oposición, Citlalli Hernández Mora, quien pidió licencia para contender por el cargo de secretaria general de Morena, en el proceso de renovación interna del partido.

En entrevista con LA SILLA ROTA, Citlalli Hernández afirma que, pese a su popularidad, si el partido en el poder no logra unificarse y respetar el disenso al interior, se las verá difíciles para mantener la presidencia del país en 2024.

La senadora afirma que el proceso de renovación interna en el partido "es inequitativo y viciado" por intereses de algunos aspirantes, a quienes les pidió dejar su encargo como legisladores, tal como ella lo hizo esta semana. 

- ¿Cómo va en su aspiración a la secretaría general del partido?

Queremos llenar de un poquito de contenido este método, con propuestas, porque ha sido complicado e inequitativo. (La encuesta abierta) prácticamente nos lleva a un concurso de popularidad, cuando la militancia es la principal víctima de estos dos años de crisis interna, dos años de inacción y de esta solución del tribunal.

Me parece que hay que involucrar a la militancia y, bueno, hay que poner estas propuestas a discusión de la gente y de la militancia, también es una estrategia de darnos a conocer, de que la gente conozca mi nombre, conozca que aspiro a la secretaría general, para ganar esa encuesta y formar parte de la dirigencia de Morena.

- ¿Alguien, en particular, le pidió algún que se postulara?

No, ha sido un sector de la militancia que no se siente representado por otros aspirantes y que, después de que se bajara Bertha Luján -que era una de las aspirantes que yo respaldaba-, dejó la necesidad de un sector para verse representado en esta competencia. Un sector que piensa que Morena no debe perder su esencia de partido-movimiento, que tiene que seguir experimentando nuevas prácticas para hacer política.

Varios compañeros me buscaron y les dije que iba a tomar una decisión responsable, sobre todo por la encuesta misma y les pedí que pensáramos en otra persona que pudiera ganar esa encuesta. Encontramos a Porfirio Muñoz Ledo y vemos un buen equipo con él para ganar, al final, la disputa es, más que de ideas, de popularidad.

-Porfirio es crítico de las decisiones de Mario Delgado en la Cámara de Diputados, ¿eso no los pone en desventaja, ante el apoyo que tiene de los legisladores?

El proceso es, en sí, inequitativo, pero creo que la postura de Muñoz Ledo, de ser crítico y tener diferencias, no debería de asustar a nadie. El mismo Mario Delgado, en su momento, ha actuado de manera diferente. 

Por ejemplo, en el tema del aeropuerto, Mario votó a favor de mantener el de Texcoco, entonces creo que es un proceso inequitativo, pero que ganará la propuesta que sea más concisa, y estamos en eso todos los participantes, dándonos a conocer, y aprovechando para llenar de contenido esta contienda.

-Este registro de más de 50 aspirantes a los puestos de la dirigencia, ¿no demuestra falta de liderazgos dentro del partido?

Sí, yo creo que habla de la pluralidad que hay en Morena, pero también de la crisis que hay en cuanto a la falta de liderazgos, y por eso urge resolver este conflicto, para que exista rumbo, se fortalezcan liderazgos y empecemos a consolidar esta nueva etapa.

-Usted hizo un llamado, cuando anunció su postulación, a que todos los aspirantes dejaran el cargo público que ostentan...

Yo por eso ya pedí licencia, sobre todo porque me parece que es una posición ética necesaria, que además marcan nuestros estatutos: que nadie que sea dirigente de Morena o que aspire a dirigirlo debe ser legislador, funcionario o miembro de Poder Judicial, y por eso, si queremos dirigir Morena, tenemos que empezar dando el mensaje de que somos congruentes en sus principios.

- ¿A qué reto se enfrenta el próximo dirigente de Morena

El primero, creo que es la reconciliación. Morena puede terminar más confrontado de lo que inició este proceso, hay diferencias, hay pluralidad, pero hay que construir un partido dentro de la diferencia. Lo segundo es la reorganización, recuperar nuestra base en las calles, informativa, en los comités de base. 

Me parece que hay que construir un proyecto de partido diferente, que piense hacia adelante, que acompañe al presidente, que acompañe la cuarta transformación, pero que también sea capaz de convocar a la militancia y a todos los actores que quieren mirar un México diferente, delinear un proyecto a mediano y largo plazo.

El partido, en vez de estar en disputas internas, debe fomentar esos diálogos con la población, para tener más cuadros hacia una izquierda gobernante, para tener mejores candidatos y para responder a ese respaldo que, a pesar del momento difícil que vive nuestro partido, seguimos teniendo.

Creo que el respaldo al presidente es mucho mayor al respaldo a Morena, sin duda, pero claro que, si no tenemos una herramienta única, sólida, que siga organizándose, pues los escenarios a futuro son más complicados. Me parece que morena tiene que estar preparado para continuar con la transformación