NACIÓN

“Tropiezo táctico” de Culiacán reafirmó poderío de “Los Chapitos”, alertan

Expertos aseguran que el “culiacanazo” dejó bien parado a “Los Chapitos” en la radiografía del narcotráfico y que la simple idea de un debilitamiento del cártel de Sinaloa es errada

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 30/10/2019
  • 20:50 hrs
  • Escuchar
“Tropiezo táctico” de Culiacán reafirmó poderío de “Los Chapitos”, alertan
“Tropiezo táctico” de Culiacán reafirmó poderío de “Los Chapitos” (Foto Especial)

“Tropiezo táctico”, así calificó Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), al operativo fallido en Culiacán, Sinaloa, donde Ovidio Guzmán López fue detenido y posteriormente liberado.

Ese tropiezo no solo significó la mayor crisis de seguridad en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, sino que reafirmó y posicionó a “Los Chapitos”, quienes dejaron de serlo para convertirse en capos consolidados en el mapa del narcotráfico.

Ismael Bojórquez, director de Río Doce, aseguró –en entrevista con La Silla Rota– que el “Culiacanazo” demostró que los hijos de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, se han fortalecido dentro de la organización criminal y que harán todo para defender lo heredado por su padre.   

“Lo ocurrido ese jueves 17 de octubre en Culiacán es una demostración de que la fracción de ‘Los Chapitos’ se ha fortalecido y se han armado hasta los dientes para defender el imperio que ‘El Chapo’ les dejó”.

Por su parte, Ricardo Ravelo, periodista y escritor experto en narcotráfico –también entrevistado por esta casa editorial– refirió que el operativo fallido en Culiacán colocó a “Los Chapitos” en el centro internacional del narcotráfico.

“Los hijos de Guzmán Loera son el centro internacional de los escándalos relacionados con el narcotráfico”.

Cuatro son, al menos, los hijos de “El Chapo” que se han hecho de la cúpula del cártel de Sinaloa:

Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar, los mayores y más adelantados, hijos de Alejandrina Salazar; así como Ovidio y Joaquín Guzmán López, surgidos recientemente en el ámbito mediático por la persecución en su contra que inició el gobierno estadunidense en febrero pasado, nacidos de la relación de su padre con Griselda López.

Los Chapitos”, explica Ravelo, encabezan el ala principal del cártel de Sinaloa, caracterizados por una vida de lujos y excentricidades, a quienes les gusta el protagonismo; a diferencia, por ejemplo, de Ismael Zambada García, “El Mayo”, quien presume un bajo perfil, mismo que le ha permitido seguir en el negocio más de medio siglo.

“Los hijos de Guzmán Loera heredaron un importante bastión de cártel de Sinaloa, ellos encabezan el ala principal de la organización, están de pie en el tráfico de drogas […] son protagonistas, les gusta mucho los reflectores, suelen ser muy dados al glamour, se balconean en redes sociales, ellos son los mismos constructores de su desgracia”.

El periodista y escritor detalla además que la “escuela” criminal de “Los Chapitos” es más bélica que la de sus antecesores, de ahí el poder de fuego mostrado durante el “Culiacanazo”.

“La escuela de ‘El Chapo’ y ‘El Mayo’ es más negociadora, la de ‘Los Chapitos’ es más violenta, traen una carga más bélica”

Ricardo Ravelo lo tiene claro, “Los Chapitos” controlan toda Sinaloa, la entidad sinaloense es suya, tienen el control político, territorial y hasta de las prisiones, poseen el armamento y la logística, más el arrojo de estar dispuesto a todo.  

El Mayo”, la pieza clave ausente

Poco se ha dicho sobre la participación de Zambada García en el “Culiacanazo”, el compadre de Guzmán Loera, quien nunca ha pisado la cárcel y, parece, lejos está de estarlo.

Bojórquez sostiene que “El Mayo” sigue vigente, que opera como siempre; Ravelo por su parte lo ve como el verdadero líder inamovible del cártel de Sinaloa.

Sin embargo, Ricardo cuestiona lo poco que se ha hablado sobre su participación en la liberación de Ovidio Guzmán, pese al enorme peso que tiene en la organización criminal.

“Ismael Zambada es el verdadero líder, este personaje resultó clave el día del operativo, los protagonistas de toda esta historia han sido los hijos de ‘El Chapo’ y no ‘El Mayo’, quien es el verdadero jefe de todos, los reflectores lo siguen jalando ‘Los Chapitos’, mientas ‘El Mayo’ está al margen, no se habla de él”.

Impensable un debilitamiento del cártel de Sinaloa

Autoridades mexicanas y estadunidenses parece han dejado en segundo plano al cártel de Sinaloa, haciendo a su enemigo prioritario al cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), lo bautizan como la organización criminal con mayor presencia en México.

Sin embargo, tanto Bojórquez como Ravelo califican como un gran error a quien considere que el cártel de Sinaloa se encuentre en un proceso de debilitamiento, hecho que el “Culiacanazo” reafirmó.

“Si alguien piensa que el cártel de Sinaloa ha perdido poder está equivocado, no es suficiente con que atrapen a un líder como ‘El Chapo’ para que el cártel de venga abajo, hay otros líderes y las estructuras que dependían directamente de Guzmán Loera pasaron a sus hijos, después de esa pequeña guerra con ‘Los Dámaso’, quien hizo la lectura de que el cártel de Sinaloa está debilitado se equivocó”, sentencia el director de Río Doce.

Y secunda Ravelo: “La lectura del debilitamiento del cártel de Sinaloa fue equivocada, ‘El Chapo’ no es el cártel, es mucho más que eso, queda claro que la organización está fortalecido, siegue siendo la organización más poderosa del mundo”.

La participación de la DEA y extraña ausencia de la Marina

Mucho se ha dicho de la participación de la Administración para el Control de las Drogas (DEA por sus siglas en inglés) en el “Culiacanazo”.

Río Doce, explica Ismael Bojórquez, presentó en su edición semanal que miembros de la DEA arribaron al país a principios de septiembre, sin embargo, desde junio miembros del cártel de Sinaloa supieron sobre la llegada de agentes estadunidenses a México.  

“Nosotros tuvimos acceso a mensajes que gente del cártel hizo circular a mediados de junio, comunicaciones por radio en el cártel de Sinaloa, donde alertaban que habían llegado 150 agentes de la DEA, entrevistamos a gente del cártel, ellos nos comentaron que tuvieron conocimiento de que había llegado la DEA desde hace 4 meses y que estaban en alerta”, precisa Bojórquez.

Y continúa: “La DEA se reunió con el gobernador (Quirino Ordaz), luego se supo que dos delegaciones, una de Alabama y otra de Nuevo Orleans, habían estado con las autoridades del estado, lo que nunca se dijo es que estuvieron en laboratorios de metanfetaminas destruidos, se tomaron fotografías e incluso regresaron a su país donde dieron detalles de lo visto en México”.

Para Ismael Bojórquez, todo indica que hubo participación de la DEA en el operativo fallido contra Ovidio Guzmán López.

Por su parte, Ravelo expresa que no es nada nuevo que la DEA esté en México, ha operado desde años en territorio nacional, sin embargo, la queja es con el gobierno federal, que nunca ha aceptado la participación estadunidense ni ha dado detalles al respecto.

“No es nada nuevo, la DEA siempre ha estado operando en México y lo hace abiertamente, lo que me parece extraño es que no lo reconozca el gobierno, pues está obligado a explicar cuál es el verdadero papel de la DEA en México”.

Para ambos especialistas es extraño y un error que la Secretaría de Marina (Semar) no haya participado en el operativo pese a su largo historial de efectividad, como la segunda captura de el propio Guzmán Loera.

“Fue rara (la ausencia de la Marina), por los antecedentes en participación de capturas y por el hecho de que las autoridades estadunidenses fueron trasladados por la Marina, se me hace extraño que no hayan estado en el operativo contra Ovidio”, mencionó el director de Río Doce.

En tanto, Ricardo Ravelo sentencia: “La Marina ha demostrado tener una capacidad de operación más certera, con mayor inteligencia y más coordinada […] si no está en estos operativos, es un gran error del gobierno”.