NACIÓN

Tribunal y CNDH generan crisis en renovación de consejeros del INE

La CNDH envió dos propuestas a San Lázaro para el comité de selección de consejeros del INE; en paralelo, TEPJF allana escollos a Ackerman, esposo de alta funcionaria de la 4T

  • ERIKA FLORES
  • 26/02/2020
  • 23:09 hrs
  • Escuchar
Tribunal y CNDH generan crisis en renovación de consejeros del INE
Ackerman (Foto: Cuartoscuro)

El nombre de John Ackerman alteró el proceso para la integración del Comité Técnico de Evaluación que analizará las candidaturas de aspirantes a los cuatro puestos de consejero al Instituto Nacional Electoral que deberán nombrarse el 3 de abril

Lo que parecía ser una tranquila jornada, en espera de los dos nombres que propondría la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y tres más que propondría la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de cámara baja; se trastocó a las 15:09 horas con un tuit del diputado Mario Delgado, presidente de la Jucopo, anunciando la designación del órgano autónomo: Carla Humprey (Directora General Adjunta de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la SHCP y ex consejera del Instituto Electoral de la CDMX); y Ackerman (académico, esposo de la secretaria de la Función Pública –Irma Eréndira Sandoval- y defensor ideológico de la 4T).

Gracias pero no, respondió por la misma red social, Humprey a las 15:32 horas. “Quiero agradecer el honor y deferencia que me hace la nominación de la @CNDH para integrar el Comité de Evaluación para elegir consejer@s del #INE, cargo que no aceptaré porque mi intención es contender para ocupar uno de los cuatro espacios en el Consejo General del @INEMexico”. Sin embargo, la funcionaria federal aún no se ha registrado en el salón Protocolo de San Lázaro. Su nombre no se encuentra en la lista de 43 aspirantes que hoy entregaron su documentación.

No, yo no dije eso, informó la CNDH por la misma vía con un tuit, a las 17:06 pm, que desmentía a Mario Delgado. “La CNDH informa que no ha hecho ningún nombramiento. En cuanto se entregue la notificación a la Cámara de Diputados se harán públicos los dos nombres de quienes integrarán el Comité Técnico de Evaluación del INE, dijo Humphrey.

Pero 28 minutos, a las 17:54 horas, Ackerman respondió ¡Gracias, acepto!, por esa red social. “Es un honor y acepto c/orgullo la designación por @RosarioPiedraIb @CNDH como parte del Comité Técnico, totalmente honorario, que revisará los candidatos para renovar @INEMexico”.

Casualidad o no, a las 18:10 pm la cuenta de los diputados de Movimiento Ciudadano, desmintió a la CNDH con una fotografía del oficio que ésta envío, firmado por la ombudsperson Rosario Piedra, con sello de recibido en la Jucopo a las 15:21 horas, es decir, doce minutos antes del tuit emitido por Mario Delgado. ¿Qué sucedió en esos doce minutos? Difícil saberlo en estos momentos.

Sin embargo, el revuelo político que causo este hecho, terminó en un segundo oficio de la CNDH que llegó a las 20:09 horas a la Jucopo, con la misma redacción del anterior, el mismo número de oficio CNDH/P/27/2020 que llegó a las 15:21 horas, y la misma firma de Piedra, con la sustitución de Humprey, por el de la periodista y feminista, Sara Lovera.

LSR se comunicó con el área de prensa de la CNDH que confirmó vía telefónica que, en esta ocasión, sí habían entablado ya comunicación con Sara Lovera quien aceptó su nombramiento antes de ser difundido públicamente. A pregunta expresa, también se confirmó que también se habían comunicado ya con Ackerman. Pero no hubo una explicación al nombramiento, sin haber consulado previamente, a Carla Humprey. “No tenemos esa información, disculpa”, respondieron.

“Ackerman no”

Poco antes de las 18 horas, los coordinadores parlamentarios que integran la Jucopo se reunieron para realizar por consenso y unanimidad, los tres nombramientos que le correspondían para integrar el CTE. Después de las 19 horas y en conferencia de prensa anunciaron los nombres: Diego Valadez, Blanca Heredia y Silvia Giorguli. Esta selección, informó Mario Delgado, se basó en una lista de 21 nombres propuestos por todos los coordinadores, misma que no fue revelada. Tampoco se dieron a conocer detalles del procedimiento de selección; solo se destacó que los nombramientos cumplían los siguientes requisitos: perfil académico de nivel, reconocimiento en el ámbito jurídico, perfil de género al seleccionar dos mujeres y un hombre; y aceptación de los mismos al cargo, antes de difundir públicamente sus nombres.

Fuentes cercanas a este órgano de gobierno legislativo confirmaron a LSR que durante esta junta de trabajo, más que los tres nombramientos en cuestión, el tema de debate fue Ackerman pues la mayoría de los presentes, incluido el propio Delgado, consideraron que él no cumplía los requisitos de la convocatoria para el CTE. Y no precisamente por su incuestionable perfil académico, ni por no ser mexicano de nacimiento; sino por su abierta postura política al respaldo de la 4T y su vínculo familiar con la secretaria de la Función Pública, lo que no sería garantía de imparcialidad para nombrar los futuros cuatro consejeros del INE.

“El doctor Ackerman no reúne el perfil, es público y notorio que es miembro de un órgano de dirección de un partido político, también su conjunto de declaraciones para desacreditar al INE y algunos actores de la vida pública, pero necesitamos cumplir la independencia e imparcialidad”, afirmó durante la conferencia de prensa, el coordinador panista Juan Carlos Romero Hicks.

René Juárez, cabeza de la bancada priista, sin nombrarlo, advirtió “la CNDH cumple con su compromiso de proponer”, recalcó, “nosotros no vamos a descalificar a nadie, lo único que vamos a exigir es que se cumpla estrictamente con la convocatoria, no estamos pidiendo ni más ni menos, no mencionaré nombres porque no me parece ni adecuado ni correcto, si quiero que me respeten, respeto. ¿Y qué quiero? Que respeten la convocatoria”.

“Para nosotros John Ackerman sí cumple los requisitos” señaló Reginaldo Sandoval, coordinador de la bancada del Partido del Trabajo. “Y lo está mandando un organismo autónomo que también respetamos… Por eso acordamos que ante las dudas y las diferencias, que la instancia jurídica de esta cámara resuelva si reúne o no, los requisitos, todas las personas”.

Tonatiuh Bravo, cabeza de la bancada de Movimiento Ciudadano, marcó la salida al debate sobre el caso Ackerman. “Tomamos también el acuerdo de que los siete propuestos para integrar el CTE, sean revisados escrupulosamente por la dirección jurídica de la Cámara de diputados, para constatar que cumplen los requisitos de la convocatoria, para dar certeza y asegurar imparcialidad”, señaló. Y remató, “nosotros no queremos que el día de mañana por una irresponsabilidad en la integración del CTE, sea descalificada cualquier resolución que adopte el incumplimiento de su trabajo de evaluación”

Neutral, el morenista Mario Delgado, evitó enfrentarse con la ombudsman Ibarra durante los cuestionamientos de la prensa sobre la historia del primer oficio que envío la CNDH

-He tenido comunicación con ella y me ha señalado que enviará en las próximas horas un oficio definitivo y estamos en espera de el.

- ¿Qué aclaración le dio Ibarra sobre el primer oficio?

- Tenemos un oficio que envío, pero enviará un segundo, reiteró para evitar dimes y diretes.

- ¿Le dijo ella que ese no era el documento oficial?, se le insistió.

- Estamos en stand by, en espera del oficio definitivo.

- ¿Le dio alguna razón de por qué cambiar el documento?

- Vamos a ser respetuosos y darle tiempo a la Comisión, que nos informe de sus propuestas.

Dado que Ackerman se mantuvo en pie en el segundo oficio enviado por la CNDH, quedará el tema en manos del Director General de Asuntos Jurídicos de la cámara baja, cuyo titular es Luis Genáro Vásquez Rodríguez, ex sub procurador de averiguaciones previas desconcentradas de la Procuraduría de Justicia capitalina durante la gestión de Marcelo Ebrard como Jefe de Gobierno de la CDMX. Cabe mencionar que Vásquez Rodríguez renunció a su cargo en enero de 2012, luego de que se hiciera público que reprobó el examen de poligrafía mismo que era parte de la Evaluación de Control y Confianza.

¿Y ahora qué sigue?

“Ni cuates ni cuotas”, celebró la Jucopo en los tres nombramientos realizados. Además, ellos vieron con buenos ojos el procedimiento que realizó en los dos nombramientos del CTE que correspondieron al Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI). De nuevo, la CNDH quedaba en entre dicho

Los integrantes de la CTE deberán tomar protesta, como fecha límite, el viernes 28. Así que las próximas 36 horas podrían ser claves para conocer la postura de la Dirección General de Asuntos Jurídicos, respecto a los siete integrantes propuestos

No obstante, llamó la atención un detalle que resaltó Mario Delgado durante la conferencia: el fallo que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación realizó esta mañana al cambiar dos criterios en los requisitos para postularse como Consejero Electoral: a siete días de haberse abierto la convocatoria; y a dos días de que ésta concluya y cuando, al corte de hoy, hay registrados un promedio de casi cien aspirantes al cargo.

“Por ejemplo, resolvió que los integrantes del servicio profesional electoral nacional sí pueden participar dentro de este proceso y también los mexicanos por naturalización. Haremos un adendum a la convocatoria que tendrá que votarse mañana en el pleno y publicarse”, dijo el morenista.

Así, a la par del embrollo causado por la CNDH, el Tribunal Electoral complicó la elección de los cuatro consejeros electorales, a partir de la sentencia que presentó el magistrado José Luis Vargas Valdés quien consideró que la Cámara de Diputados limitó los derechos de los aspirantes a dicho cargo al estipular como requisitos, ser mexicanos por nacimiento y no pertenecer al Servicio Profesional Electoral.

Vargas Valdés calificó de “rígido” el tema de la nacionalidad. “Me parece que el mexicano naturalizado no tendría, a mi modo de ver, por qué tener menos derechos respecto del mexicano que nació en México… quien ejerce ese derecho a ser naturalizado, pues admite, entre otras cosas la renuncia a otro Estado, a otra nación”, argumentó.

Por ello, el magistrado propuso la inaplicación del artículo 38m inciso A, de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales que habla del requisito de nacionalidad mexicana por nacimiento.

"Yo creo que el tema vinculado con estos conceptos que se han, que han ido evolucionando en los últimos años vinculados con la nacionalidad, hoy a mi modo de ver y tratándose de ciertas actividades, y sobre todo a la luz de una reforma que hubo también, hace no muchos años al artículo 32 de la Constitución Política se ha venido diluyendo esta rigidez en torno a cuándo se tiene la nacionalidad por nacimiento o por naturalización", dijo.

Y sobre el Servicio Profesional Electoral, consideró “si bien es cierto que no, por el hecho de tener cinco años en un título profesional eso acredita la experiencia, pues yo diría, tampoco lo sería el de tener 30 años… Es decir, puedes tener cinco años y eso creo que será justo el papel del Comité Evaluador que se enfrentará a esa función; podrás contar con los cinco años de título profesional emitido, pero si no cuentas con los conocimientos y la experiencia, pues no eres candidato para poder aspirar a ser consejero del Instituto Nacional Electoral”.

Felipe de la Mata Pizaña coincidió en que estas disposiciones resultan excesivas ya que excluye de manera injustificada a quienes han decidido libremente ser mexicanos en un contexto de globalización.

“En este contexto, que diferencia puede haber entre un mexicano por nacimiento y uno por naturalización, es razonable jurídicamente tratar a dos personas que son mexicanos de forma distinta, no puede haber mexicanos de segunda. La norma no es idónea ni razonable”, agregó.

La magistrada Janine Otálora opinó que la profesionalización y conocimiento de una persona no está en un título profesional, ya que la realidad es que alguien estudia una carrera y la experiencia la tiene en un ramo totalmente diferente.