NACIÓN

Tras incendio en ducto, Pemex gana nuevo negocio en altamar: The New Republic

Critican el premio para Pemex luego de que demostró malos resultados con el fuerte incendio que tuvo en el ducto de Campeche

  • REDACCIÓN
  • 07/07/2021
  • 11:49 hrs
  • Escuchar
Tras incendio en ducto, Pemex gana nuevo negocio en altamar: The New Republic

Petróleos Mexicanos (Pemex) se vio envuelta en la polémica tras la fuga de un oleoducto que se incendió en el Golfo de México, pero sólo tres días después consiguió un nuevo contrato para perforar un nuevo pozo en altamar, dio a conocer el portal The New Republic.

Apenas el pasado 2 de julio, se registró un fuerte incendio en la plataforma Ku-Charly de Pemex, en Campeche, sin que se reportaran lesionados ni evacuados.

"El incidente fue atendido de inmediato al activarse los protocolos de seguridad y con el acompañamiento de embarcaciones cercanas de contraincendio como Isla Santa Cruz, Bahía de Campeche y Bourbon Alienor", informó la compañía en un breve comunicado.

La fuga de gas fue detectada por Pemex en el ducto submarino de 12 pulgadas con "presencia de fuego en el mar" a 150 metros de la plataforma KU-C, ubicada en la Sonda de Campeche.

La petrolera estatal procedió "al cierre de válvulas de interconexión en el ducto, extinguiéndose el fuego y la emanación de gas", de modo que se dio por controlada la fuga a las 10:45 horas, más de cinco horas después de su detección.

En el artículo de Nick Martin, publicado en The New Republic, detalló que Pemex notó por primera vez una fuga en su ducto sub-acuoso la madrugada del viernes. Luego, un rayo prendió fuego a la fuga. Los barcos que despachó la empresa mexicana apagaron el fuego después de unas cuatro horas, después de las cuales, según CBS News, el oleoducto reanudó “las condiciones normales de operación”.

El lunes, la Secretaría de Energía (Sener) anunció que Pemex se había ganado el derecho de perforar uno de los campos petroleros costa afuera más grandes del país, para disgusto del consorcio de empresas privadas que también querían extraer del mismo lugar, detalló Martin.

El articulista remarcó que cada vez se ve más lejos que el gobierno de México frene la extracción de combustibles fósiles es profundamente necesaria y cada vez más improbable. La decisión de Pemex del lunes se hace eco de un patrón familiar en Estados Unidos y Canadá de recompensar los malos resultados con contratos más grandes y operaciones más ambiciosas.

Destacó que las empresas y los gobiernos federales siguen decididos a sacar victorias a corto plazo de los intereses del gas y el petróleo.


PLANTEA LA ACCIÓN COMUNITARIA PARA FRENAR A COMBUSTIBLES FÓSILES


El articulista Nick Martin planteó que la individualización de la responsabilidad por el cambio climático favorece a las empresas petroleras. Destacó que ninguna persona puede compensar la inacción de los presidentes, los miembros del gabinete o los ejecutivos de Chevron y Exxon, pero sí puede producir cambios la acción comunitaria.

Los individuos, cuando se unen como comunidades, tienen mucho más poder de lo que uno podría pensar, lanzó.


ASÍ TIRARON UN PROYECTO DE UN OLEODUCTO EN MEMPHIS


El articulista ejemplificó que el pasado lunes la compañía de oleoductos Plains All American anunció que archivará su plan para construir el oleoducto Byhalia Connection, que estaba programado para atravesar Memphis en su camino a Byhalia, Mississippi, donde su petróleo sería ser exportado.

En un comunicado, un portavoz de Plains All American escribió que la decisión fue el resultado de “una menor producción de petróleo de Estados Unidos como resultado de la pandemia de covid-19”.

Pero como Otis Sanford argumentó en Local 24 News, el oleoducto también falló porque las comunidades afectadas se unieron y dijeron que no.

En asociación con el grupo ambiental Protect Our Aquifer, con sede en Memphis, las comunidades presentaron demandas contra Plains All American, presionaron y solicitaron a las agencias estatales de Tennessee que rescindieran los permisos del oleoducto y defendieron sus derechos a vivir en tierras no contaminadas hasta que organizaron su camino hacia el centro de atención nacional.

"Esta comunidad está de pie y no dice más, ya hemos tenido suficiente", dijo Robinson a ABC News. "Durante los últimos 50 años, esta comunidad específica en Memphis ha recibido todo lo que el resto de Memphis y el condado de Shelby no se atreverían a aceptar en otros lugares".

Esta historia no es una excepción. La resistencia local impulsada por la comunidad ha sido una de las formas más efectivas de resaltar y contrarrestar la fría crueldad de los equipos extractivos.


(Luis Ramos)