NACIÓN

"Todos conocían las rifas, hasta pasaban con altavoces, pero fue hace meses"

La práctica de la rifa en la Central de Abasto conocida como "La Rapidita" comenzó hace unos cuatro años, duró unos tres y hace poco menos de un año dejó de realizarse

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 13/09/2019
  • 20:01 hrs
  • Escuchar
"Todos conocían las rifas, hasta pasaban con altavoces, pero fue hace meses"
Central de Abastos. (Especial)

La rifa en la Central de Abastos conocida como "La Rapidita" era muy conocida. Su práctica comenzó hace unos cuatro años, duró unos tres y hace poco menos de un año dejó de realizarse, de acuerdo con testimonios.

Las mujeres que vendían los boletos pasaban desde las cinco o seis de la mañana para ofrecerlos y a las 11 de la mañana ya se sabía quién había ganado. Rifaban hasta 200 mil pesos, recordó Ernestina "N", comerciante de la Central de Abastos. Según el número de boletos era lo que repartían en premios. Por 20 pesos un participante podía llevarse 3 boletos. Ella supo que había gente que ganaba 100 o 200 pesos.

"Pasaban las chamacas que según vendiendo rifas pero tiene meses que no pasan. Pasaban con altavoces, era un negocio que todo mundo conocíamos, que sabíamos. No sé por qué dicen que era una red, no es cierto. Es un negocio como el que vende paletas, pasa el paletero en la mañana y vendiendo paletas", dijo a LA SILLA ROTA.

A pregunta expresa, Ernestina "N" dijo que sí había grupos de sudamericanas que iban y venían, que algunas vendían boletos, pero que no le consta que haya habido rifas para relaciones sexuales. Pero reconoció que en la Central hay alcoholismo, prostitución y que si alguien quiere buscar algo así lo encuentra, pero es algo que no es reciente y que lleva años, como ocurría en La Merced, antes de que existiera la CEDA y que era donde los comerciantes anteriormente vendían sus mercancías.

Pero reiteró que la venta de boletos para rifas tiene meses que dejó de hacerse.

Pero eran para rifas, claro, la que es prostituta es prostituta de día y de noche, verdad

  

La comerciante criticó que las autoridades dijeran que quienes acudieron a Palacio Nacional a protestar el pasado 11 de septiembre lo hicieron porque ahora ya no hay rifas -presuntamente organizadas por el líder transportista Adán Bautista- y afirmó que entre quienes fueron a la mañanera presidencial a exponer sus inconformidades por el retraso de las obras de remodelación sí había comerciantes afectados de la CEDA y porque eso ha afectado las ventas.

"¿Qué dicen que son redes? No es cierto, lo que quieren es disfrazar la realidad, que los que fueron a las marchas que no eran comerciantes, como no, todo mundo los conoce, ok, a lo mejor unos no eran pero la mayoría sí lo era, entonces que ´La Rapidita´, ¿eso qué? Nada que ver con nuestra realidad", agregó.

Entonces se están enfocando en algo que no tiene gran relevancia. Lo que nos interesa es que se apuren con las obras, que nos den prioridad a nuestro trabajo, pero no se lo están dando. Están diciendo que las rifas, mil cosas, ¿a nosotros qué? Están robando, sabemos que todo mundo roba, porque de a gratis nadie se postula. ¿Pero cuál es nuestra necesidad? Que se apuren con las obras

 

Ernestina reforzó su planteamiento de que la exhibición de La Rapidita fue un distractor, al recordar que ese mismo día llevaron a periodistas a un recorrido a la Central, pero no les llevaron a un recorrido en las zonas donde se llevan las obras y que tienen retrasos y del que ella compartió un par de videos donde la planta asfáltica luce descuidada.

Los llevaron a donde ya están acabando, donde ya han avanzado pero donde no lo han hecho, donde les falta un mundo por hacer no los trajeron y ¿qué pasa? Que ahora porque hay prostitución, lo de las rifas y eso. A uno qué le importa eso, donde quiera hay prostitución y juegos de azar, a los que nos dedicamos a esto qué nos importa eso. Lo que ellos quieren es tapar lo que está pasando. Lo están disfrazando

 

- ¿Siempre ha habido eso?

- Siempre ha estado, es algo que se ha vivido eso, desde la Merced, hay prostitución, hay alcoholismo, hay todo eso, pero ahora lo que quieren es tapar. Dijeron que no eran comerciantes los que fueron a marchar. Entonces es una vil mentira que todo lo están queriendo tapar, que no salga la realidad de nuestra situación. Fuimos antier, como ellos los habían citado los de la administración y no los dejaron ver dónde está la realidad".

Reiteró que sí ha habido presencia de mujeres sudamericanas, como dijeron las autoridades, pero también hay inseguridad y bajas ventas.

"Han llevado a muchas personas de ellas, ya tiene mucho que no andan tantas, unos meses, de repente hay meses que entran ellas, hombres también dicen que hay, pero pues uno está en su trabajo, qué le interesan esas cuestiones. La persona que es viciosa va hallar vicio. La gente que es de la calle va a hallar calle, pero no es que esté plagado. Rateros también hay porque como sacaron que es un mundo de dinero, pero también si vienes vas a decir ´no manches, ya dan lástima´. Ya no es como lo que era hace cinco o 10 años. No tenemos de ventas ni un 30% de lo que teníamos antes. Antes bueno, malo o regular todo se vendía, ahora tienes que tener muy buena y barata la fruta para venderla, porque no entra gente.

- ¿Y con las obras cómo van las ventas?

- Menos, no hay dónde estacionarse, no hay policías, los mismos que andan echándole aguas piden lana para estacionarse, es un robo y saqueadero increíble. Si vienes te vas a dar cuenta que a cualquier hora los asaltan y matan.

Aseguró que el cambio de administración trajo movimiento a la central, como las propias obras de remodelación que no se habían hecho en 30 años, el problema es la lentitud.

"Sí están trabajando pero con sus pasos y a su ritmo, nos están dando en toda la torre", describió.

Cuestionada sobre cómo fue la inseguridad en la anterior administración, recordó que aunque ha habido siempre, en la anterior administración fue particularmente grave.

Sí, este tema de la inseguridad tenemos toda la vida así, cuando estuvo el otro, Miguel Ángel Mancera mataron aquí a gente. Increíblemente casi cada tercer día mataban a uno o a dos y no hacían nada y diario había de cinco a siete robos diarios, aquí en nuestro sector que es un mundo de gente, es como un mundo chiquito, somos un mundo de gente, hay bancos, hay todo lo que puedas imaginar

 

La comerciante incluso dijo que ella invita a dar un recorrido para que se vean las obras rezagadas y cómo afectan a las ventas, pero no solo por las obras, sino con los años.

LAS DEMANDAS

La secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Rosa Icela Rodríguez dijo el 11 de septiembre, luego de la manifestación, que los comerciantes ese día rechazaron hacer una reunión previa a las 4:30 de la mañana, aunque después de la protesta en Palacio Nacional aceptaron ser atendidos por la Secretaría de Gobernación, a donde acudió el director de la Central, Héctor Ulises García.

La funcionaria capitalina explicó que los comerciantes acudieron a la mañanera a quejarse del retraso de las obras, y a exigir la renuncia de la asesora jurídica de la central y que trabaja por honorarios, Leyla Méndez, abogada que "lo único que trata es de poner orden en la CEDA. Entonces esa es la principal petición que ya tiene muchos días", aseguró.

Otra demanda es que no haya un aumento en las cuotas al comercio en vía pública dentro de la Central de Abasto, lo cual consideró atendible.

Entre los protestantes que llegaron esa mañana a las afueras de Palacio Nacional se encontraba Crescencio Morales, quien fue candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para la diputación por el distrito 27, en Tláhuac. El perredista en 2015, cuando buscaba el cargo de elección popular, presentó una denuncia contra Marcelo Ebrard por las irregularidades de la Línea 12 del Metro.

El excandidato se quejó durante la transmisión en vivo de Milenio de que en las obras de remodelación se ha usado material "de ínfima calidad", para el reencarpetamiento y la reparación del drenaje en la CEDA.

Fue durante el recorrido al que invitaron a periodistas las autoridades de la CEDA, encabezadas por su director, Héctor Ulises Lara, que surgió el tema de "La Rapidita". Ahí se informó que ya no se organizaba con la actual administración.

En dicho recorrido algunos comerciantes revelaron que presuntamente el locatario y quien aparece en algunas notas periodísticas como líder de la Federación Alianza de Transportistas de la CEDA, Adán Bautista era el organizador de la polémica rifa.

 

MJP