NACIÓN

Supeditarse a AMLO, el peor error de Morena: politólogos

El partido en el poder ha sido total y absolutamente sumiso, incapaz de tener vida propia, por lo que debe independizarse del presidente, sugieren

  • INGRID SÁNCHEZ
  • 07/07/2021
  • 23:09 hrs
  • Escuchar
Supeditarse a AMLO, el peor error de Morena: politólogos
Mario Delgado y AMLO al fondo. Sumisión (Foto: Cuartoscuro)

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) requiere de reorganizarse y consolidarse como partido político, más allá de la lucha de facciones a tres años de la designación del candidato para la elección presidencial, advirtieron politólogos en la mesa de opinión El Heraldo de México-La Silla Rota.

De acuerdo con Irma Méndez, profesora e investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), Morena ha cometido el error de supeditarse a la figura presidencial que ha fungido como el pegamento para el partido. Al mismo tiempo, eso podría ser justamente una fortaleza del instituto político guinda.

“El mejor acierto, hasta ahora, ha sido sumirse, o sea, ha sido su peor acierto y su peor error, sumirse ante una sola figura porque el hecho de no ser una institución con vida independiente, lo hace total y absolutamente sumiso, incapaz de tener vida propia”, dijo Méndez en entrevista para el programa de debate entre La Silla Rota y El Heraldo de México.

Por su parte, Víctor Alarcón Olguín, profesor investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Iztapalapa, consideró que el partido tiene que independizarse de la figura presidencial para consolidarse sobre todo considerando que han tenido un rápido crecimiento a partir de su fundación en 2014.

“El principal desafío que tiene Morena es qué pueden hacer al margen del propio presidente. El reto sería que Mario Delgado, en su condición de presidente del partido, pudiera convocar a un gran congreso extraordinario en donde se pudieran hacer estas grandes definiciones, que no se ha hecho hasta ahora porque se han postergado justamente por esta lucha de facciones y que de alguna manera eso ha inhibido una definición mucho más puntual del rumbo del partido”, explicó el especialista.

Además de estas dificultades, Morena no tiene las condiciones de disciplina y control interno que sí han tenido otros partidos como el Partido Revolucionario Institucional (PRI) durante su historia como instituto político.

“No tienen la solidez que tuvo el PRI, no tienen la disciplina, de tal manera que hay varios escenarios posibles del futuro del partido”, explicó José Antonio Crespo, analista político del Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE).

Crespo, además, consideró que esta falta de disciplina interna del partido ocasionaría que cuando se designe al candidato guinda para las elecciones presidenciales de 2024, los que no sean designados podrían incluso salirse del partido para buscar la candidatura presidencial con otras siglas.

Por ejemplo, en caso de que Claudia Sheinbaum, actual jefa de gobierno de la Ciudad de México, fuera elegida por el presidente como candidata presidencial, Marcelo Ebrard o Ricardo Monreal podrían valorar renunciar a Morena para ser candidatos por otro partido.

Los tres especialistas coincidieron en que, a pesar de que Morena ha declarado que las decisiones y para  candidatos ya no se toman como antiguamente se hacía en el PRI, aún continúan los dedazos y las designaciones desde la cúpula partidaria.

En el caso del PRI, su situación es compleja debido a que no sólo ya no son gobierno sino que, además, ni siquiera son la principal oposición partidaria en el Congreso de la Unión.

Sin embargo, los especialistas coincidieron en que la oposición, necesaria en cualquier sistema democrático, requiere construir una narrativa de oposición que no sólo esté basada en el antagonismo con Andrés Manuel López Obrador y Morena, sino que también haga propuestas a la población y que expliquen a qué se refieren cuando denuncian que el actual gobierno está destruyendo las instituciones y acabando con la democracia nacional.