NACIÓN

"Soy presidente y no hay medicinas", inocente juego de niño con cáncer

Por desabasto de medicamentos, Fernando Gael, de 5 años, perdió su ojo izquierdo y su visión con el ojo derecho es del 30%; su sueño, ser chef

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 13/10/2020
  • 22:21 hrs
  • Escuchar
Soy presidente y no hay medicinas, inocente juego de niño con cáncer
Fernando Gael padece el desabasto de medicamentos oncológicos, hecho que de acuerdo con sus padres le arrebató la posibilidad de ver con sus dos ojos. (Especial)

El cáncer dejó ciego a Fernando Gael a sus cinco años de edad. “Mamá, es que ya no veo”, dice a su madre Leslie. “Yo soy el presidente y digo que no hay medicamentos”, dice el pequeño en sus juegos con sus muñecos, con la dolorosa realidad por delante.

Fernando Gael juega con una pancarta que a ratos sostiene en sus pequeñas manos en la que se lee el mensaje: “Sí a la reforma constitucional para los niños con cáncer”. Busca que no haya desabasto de medicinas que le hacen falta a él ya cientos o quizá miles de pacientes, muchos niños como él.

A esa edad, Fernando Gael padece el desabasto de medicamentos oncológicos, hecho que de acuerdo con sus padres le arrebató la posibilidad de ver con sus dos ojos.

Leslie Sherani Martínez Hernández y Luis Fernando Reyes Guzmán son sus padres y fueron de las primeras familias que protestaron por la falta de tratamientos en el Hospital Infantil de México “Federico Gómez” hace casi dos años. Y siguen en las calles manifestándose.

Este martes acudieron a la Fiscalía General de la República (FGR) para presentar una denuncia contra el presidente Andrés Manuel López Obrador y contra el titular del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), porque afirman que la falta de medicamento causó que el pequeño Fernando Gael perdiera su ojo izquierdo.

“Él me dice: mamá, es que ya no veo", lamentó Leslie, quien comenzó esta lucha el 26 de enero de 2018, cuando su hijo fue diagnosticado con retinoblastoma bilateral. A pesar de su edad Fernando Gael es consciente de la situación que enfrenta: "Jugando con sus muñecos dice ‘yo soy el presidente y digo que no hay medicamentos’”.

De acuerdo con Luis Fernando, Gael perdió la vista debido a que se quedó sin quimioterapia por mes y medio, no se le pudo aplicar el tratamiento por el desabasto de filgrastim.

Gael perdió su ojo izquierdo y su visión con el ojo derecho es del 30% y por lapsos.

“Él se encontraba recibiendo su séptimo ciclo de quimioterapia, iba reaccionado muy bien, la verdad, pero debido al desabasto hubo un retraso en su tratamiento y el tumor creció un poquito más. de ahí empezaron a darle más quimio, pero el tumor no respondió ya como tenía que ser'', indicó Leslie.

Actualmente, el pequeño tiene una prótesis en su ojo izquierdo que le fue extirpado, por eso su familia acudió a presentar la denuncia.

“Espero que realmente se haga justicia, porque no puede ser posible que el gobierno siga diciendo mentiras, mentiras y mentiras, sobre todo que nos traten a nosotros, papás de niños con cáncer, como ignorantes, que quieran burlarse de nosotros en nuestra cara, que nos digan una cosa y que salga a decir otra ante las cámaras, creo que no es justo, porque son vidas las que están costando, son vidas las que están arruinando”, enfatizó Leslie.

GAEL SUEÑA CON SER CHEF

A pesar de la adversidad que ha enfrentado, Gael ama cocinar, le gusta seguir los consejos de cocina que da una youtuber y juega a hacer pizza, quesadillas o pambazos y venderlos. “Cuando sea grande quiero ser chef”, promete a sus padres.

En estos años de tratamiento y lucha por el abasto de medicamentos, la vida de la familia Reyes Martínez también se ha visto completamente afectada. La pareja lleva seis años juntos y tienen otro hijo de tres años, quien ayuda y cuida a Gael, aunque es menor que él.

Leslie relató que tras este tiempo en el que han dado la batalla contra el cáncer más que pareja se han convertido en un equipo, ya que se dedican a estar al tanto del menor todo el tiempo.

La mamá de Gael indicó que a pesar de que perdió su ojo, el menor está bien actualmente y que esperan que todo siga normal, pero que harán todo lo posible como familia para que tenga los medicamentos y el tratamiento que requiere.

Y a pesar de todo, ellos siguen luchando por la salud de Fernando Gael y él con su sueño de ser chef.

(MJP)