NACIÓN

Javier May se queda en Sembrando Vida; AMLO no acepta renuncia

El presidente López Obrador adelanta que se revertirá el decreto que le quitaba a May la responsabilidad sobre este programa

  • REDACCIÓN
  • 03/03/2020
  • 09:15 hrs
  • Escuchar
Javier May se queda en Sembrando Vida; AMLO no acepta renuncia
La Secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, le quitó el control sobre el programa Sembrando Vida al subsecretario Javier May. (Especial)

El responsable del programa Sembrando Vida, Javier May, no dejará el cargo, pues el presidente Andrés Manuel López Obrador no le aceptó la renuncia.

“Presentó su renuncia pero no se la acepté, por diferencias, eso existe mucho al interior del gobierno, como existe en las familias. Parte de mi trabajo también es la conciliación”, manifestó.

En conferencia mañanera, López Obrador dio a conocer que el decreto por el que se le quita responsabilidades en el programa será revertido, pues no se le consultó.

El responsable del programa Sembrando Vida renunció ayer lunes al cargo de subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional, dependiente de la Secretaría del Bienestar, así lo confirmaron fuentes del Senado de la República.

En una presunta circular dirigida al personal del programa Sembrando Vida, el funcionario aseguró que "no existen condiciones para seguir al frente de la coordinación".

Comunico a ustedes que he tomado la decisión de presentar mi renuncia al Presidente de la República al encargo que me encomendó como subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional, y con ello a la coordinación del programa Sembrando Vida y al programa de Emergencia Social de la Frontera Sur

"Una vez que la Secretaría de Bienestar ha abrogado unilateralmente las facultades requeridas para operar dicho programa, no existen condiciones para seguir al frente de la coordinación", indicó el mensaje, que hasta las 17:45 horas del lunes 2 de marzo no ha sido validado por la dependencia.

Por la mañana, Javier May modificó su perfil de Twitter y colocó una imagen como senador de la República, cargo al que solicitó licencia para asumir funciones en la Secretaría del Bienestar.

May se ha desempeñado como diputado local de Tabasco y como Alcalde de Comalcalco, en dos ocasiones.

Hay que destacar que el 28 de febrero, en la edición vespertina del Diario Oficial de la Federación (DOF), la Secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, le quitó a May el control sobre el programa Sembrando Vida y ella misma reasumió las facultades.


EL TAMAÑO DEL FRACASO


La meta de Sembrando Vida en 2019 era de 575 millones de plantas sembradas, pero el llamado “programa de reforestación más grande del mundo” sólo llegó a la cifra de 78 millones.

La secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, responsable del proyecto, aceptó que se quedaron cortos en las metas de este programa que paga 5 mil pesos mensuales a los campesinos con 2.5 hectáreas para sembrar árboles frutales y maderables.

Albores destacó que la Sedena incumplió en la entrega de 80 millones de plantas prometidas, pues apena les entregaron 37 millones, aunque ya se había pagado un monto de 769 millones 256 mil 351 pesos.

“No llegamos a la meta, porque tendríamos que tener 575 millones de plantitas y de árboles. Hicimos un convenio con 12 viveros militares, hicimos un convenio con Sedena para la producción de 100 millones de plantas en 2019. Después nos dijeron que iba a haber una baja a 80 millones, y nuestra realidad es que nos entregaron 37 millones”, apuntó.

En el caso de los viveros comerciales, el gobierno federal esperaba 38 millones de plantas y sólo recibió 15.4 millones.

De los viveros comunitarios requerían 285 millones de plantes y sólo obtuvieron 26 millones.

En 2020, el presupuesto de Sembrando Vida crecerá de 15 mil a 28 mil millones de pesos, en tanto, su implementación pasará de 8 a 21 estados del país. El número de sembradores subirá de 230 mil a 500 mil. Ahora la meta de árboles sembrados llegará hasta mil 100 millones de árboles. La secretaria Albores consideró que ahora sí llegarán a la meta.

También dijo que la sequía causó que no consiguieran la meta de 2019.


(María José Pardo)