Si se me muere un niño contagiado, no me lo perdonaría

"Si se me muere un niño contagiado, no me lo perdonaría"

Hay incertidumbre ante el regreso a clases presenciales, pero los maestros están al pie del cañón tratando de sacar adelante el ciclo escolar 2021-2022

NACIÓN
  • MARILUZ ROLDÁN, FERNANDA GARCÍA, MANUEL LÓPEZ Y CARLOS MEDELLÍN
  • 25/08/2021
  • 08:10 p.m. hrs
  • Escuchar

Hay mucha incertidumbre alrededor del regreso a clases presenciales, del próximo lunes, pero lo único seguro es que los maestros están al pie del cañón tratando de sacar adelante el ciclo escolar 2021-2022, tanto en las aulas como en línea.

"Si un niño se me contagia, yo no estaría con mi conciencia tranquila y si se me muere uno, yo no me lo perdonaría", enfatizó Clemente Arturo Altamirano Rojas, director de la escuela primaria "12 de octubre", ubicada en el municipio de San Pablo Etla, en Oaxaca.

En esta escuela oaxaqueña decidieron no volver a clases de manera presencial porque no hay condiciones necesarias, ni de infraestructura ni de insumos sanitarios, explicó Altamirano Rojas, quien detalló que se trata de una postura que se tomó con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Oaxaca. 

"Las escuelas se encuentran en muy mal estado, han sido vandalizadas muchas de las escuelas, saqueadas, robadas, por el tiempo que han estado abandonadas. El posicionamiento de la sección 22 en Oaxaca es no regresar a clases presenciales hasta que se cuente con la certeza de que no habrá contagios entre los pequeños", destacó.

Es el mismo caso de la Telesecundaria "Álvaro Gálvez y Fuentes", localizada en el municipio de Valle de Chalco, en el Estado de México, donde casi la mitad de los salones no podrán ser utilizados para el nuevo ciclo escolar, porque tienen riesgo de colapso.

Desde los sismos de 2017, que se registraron en el país, cinco módulos con más de medio siglo de antigüedad resultaron afectados por el movimiento de tierra. Todos registran separaciones en paredes, grietas en los techos y pisos dañados.

Aunque las autoridades solicitaron su demolición y reconstrucción inmediata, a cuatro años, las aulas continúan con las afectaciones y son inservibles para el regreso a clases presenciales programado para el próximo lunes.

"En esas cinco aulas las tenemos ahorita prohibido de utilizarlas porque SEIEM (Servicios Educativos Integrados al Estado de México) y protección civil e IMIFE (Instituto Mexiquense de Infraestructura Física Educativa) nos dijeron que sí están en riesgo esas aulas", reconoció el director de la escuela, Jacinto Román Montes.

Incluso, los módulos sanitarios destinados para el uso exclusivo de los alumnos también tuvieron que ser clausurados desde entonces por los daños a la estructura.

Así, mientras hay maestros que anhelan regresar a las aulas, también existen los que, por temor a exponer a sus alumnos, prefieren mantener los trabajos desde sus casas. Este trabajo recoge una serie de entrevistas, hechas por La Silla Rota, al personal docente que, en su mayoría, reconoció no contar con todos los elementos para un regreso a clases presenciales.

"SOMOS REBELDES POR NATURALEZA"

Este miércoles, a las 8:00 de la mañana, comenzaron labores docentes en la escuela primaria de Oaxaca, pero a distancia. "Somos rebeldes por naturaleza", expresó el director, quien señaló que la mayor preocupación es la seguridad de sus alumnos.

Contrario a lo que indicó la Secretaría de Educación Pública (SEP), en esta escuela, los 386 alumnos que inician el ciclo escolar 2021-2022, 12 maestros, cuatro trabajadores administrativos y siete trabajadores de la Unidad de Servicios Educativos de Apoyo a la Educación Regular seguirán trabajando a distancia, porque consideran que es la mejor forma de evitar contagios de covid.

Al ser cuestionado sobre si no temen represalias por no regresar presencialmente, Altamirano Rojas enfatizó: "Como comentaba, somos rebeldes por naturaleza y si hemos sido ya curtidos por las adversidades durante muchos años, su servidor, con los 40 años que tiene la CNTE hemos estado trabajando, sabemos de esto y no nos amedrentan en ningún sentido".

En junio pasado, las autoridades escolares de este plantel se reunieron para armar el proyecto de regreso a clases presenciales; sin embargo, ante la situación actual, determinaron que no hay condiciones, por eso también revisan la posibilidad de rentar un servicio de internet, que les permita implementar un modelo híbrido.

Altamirano Rojas expresó que se trata de ingenio para salir adelante, pues no reciben ningún apoyo de las autoridades. La contratación del servicio de internet se paga con la cooperación voluntaria de padres de familia y en casa lo pagan los maestros y las familias de los alumnos.

"Yo apoyo a Andrés Manuel (López Obrador) en todos los sentidos, festejo sus ocurrencias y sé que en algún momento puede sacarse un as bajo la manga porque es un viejo lobo de mar, pero en este asunto de regresar a las clases presenciales ahí no lo apoyo y creo que muchos compañeros no lo apoyamos", declaró.

"QUEREMOS REGRESAR, PERO NO HAY CONDICIONES"

En la Telesecundaria de Valle de Chalco, los maestros tuvieron que habilitar la dirección, los laboratorios de cómputo y una pequeña bodega como salones provisionales, pese a que presentan deterioro en los techos y filtraciones de agua, aún antes de la pandemia.

Además, el baño que utilizaban los profesores tuvo que ser modificado por los propios padres de familia para permitir el uso para toda la comunidad estudiantil.

"Ahorita estamos limpiando la escuela, más de año y medio de no cortar nada y estamos podando y limpiando lo más que se pueda y acudiendo a las autoridades para lo que nos hace falta, porque todos queremos regresar, pero no hay condiciones", reconoció el director.

Antes de la emergencia sanitaria, al plantel acudían alrededor de 220 estudiantes, de los cuales, se espera que al menos 50 % regrese de manera escalonada a tomar clases presenciales, mientras que el resto lo hará en línea.

Este martes, trabajadores de limpieza y algunos docentes realizaron una jornada para rehabilitar los espacios verdes que habían crecido durante el año y medio que suspendieron actividades en este plantel y que estarán obligados a retomar el próximo 30 de agosto.

"NOSOTROS TENEMOS QUE DAR LA CARA"

"Es muy difícil este regreso. Los maestros no estamos negados a asistir a la escuela, pero en el caso particular de mi escuela, donde no contamos con lo mínimo como es la ventilación, sí nos da miedo, no solamente por nosotros, sino por nuestros alumnos. El 98 % de las ventanas de nuestro plantel están selladas", expresó una maestra de la secundaria 59 "Rene Cassin", ubicada en la Ciudad de México.

La docente, quien prefirió mantener su identidad en el anonimato, relató que en el ciclo escolar pasado realizaron todas las clases en línea, pero en esta ocasión no podrán hacerlo, aunque la mayoría de los padres de familia han manifestado que preferirían que fuera de esta manera.

"Algún papá me dijo no maestra, pero usted asegúreme que voy a mandar a mi hijo y no se va a contagiar. (Le respondí) no señor, es algo que ni siquiera para mí persona lo puedo asegurar", indicó. Sin importar si llega sólo un alumno el próximo lunes, los profesores deben estar en la escuela y aunque sienten miedo por el coronavirus, también les preocupa mantener su trabajo y la educación de los niños.

En esta secundaria hay más de 570 alumnos, quienes regresarán a clases de forma escalonada, en grupos de 10 alumnos que asistirán una semana al mes porque los salones de ocho por cuatro metros no permiten que haya más personas manteniendo la sana distancia.

"Como siempre los maestros somos los que tenemos que poner la cara y solucionar las cosas. Yo creo que por eso la autoridad siempre hace lo que quiere, porque nosotros como profesores tenemos siempre la camiseta puesta y vemos cómo le hacemos, pero las cosas salen", expresó la maestra.

EL DILEMA DE LOS PREESCOLARES

Laura, maestra de preescolar en el Valle de Toluca, lamentó que para los estudiantes que atraviesan la primera infancia la situación podría ser más complicada, pues el rezago educativo por la pandemia hará que el esfuerzo de los profesores se redoble.

Me parece que nadie se ha puesto a pensar en las afectaciones a los menores de 5 años, quienes aprenden jugando y que durante un año y medio han estado en casa. Muchos papás dejaron de buscarnos porque creen que el preescolar no es importante, por eso, aunque sean unas horas al día, sí queremos regresar

A las voces en favor del regreso presencial, se suman las de maestras que reconocen que, desde que comenzó la pandemia, sus horarios de trabajo se duplicaron, pues de mañana daban clases y por las tardes atendían no sólo las juntas y capacitaciones para el sistema a distancia, sino también a los alumnos que en un horario matutino no podían tomar clase.

Para Claudia Ivett Solís, directora de un Jardín de Niños en la colonia 10 de abril, en Naucalpan, Estado de México, destaca que, ante el eminente regreso a clases de los estudiantes, las autoridades educativas enviaron una serie de protocolos para resguardar la salud de los alumnos, pero todos implican gastos.

"Ninguna escuela cuenta con recursos extras para sanitizar, comprar implementos, servicios de luz, agua, Internet y teléfono, pero ya estamos listos", aseguró a La Silla Rota.

Claudia añadió que es deber de los docentes, en las escuelas, salvaguardar la integridad de la comunidad escolar, aunque todo implique un gasto, por mínimo que sea.

Destacó que una garantía para evitar contagios sería vacunar a todos los alumnos en primera instancia. "Entonces estaríamos de acuerdo en que regresen los niños a la escuela, y siempre y cuando se cumpla con los protocolos para cuidar su salud".

MAESTROS A LA DERIVA, ANTE EL REGRESO

Especialistas señalaron a La Silla Rota que la SEP dejó solo a los maestros para este regreso a clases y que los cargó con otros temas, ya que, además de la enseñanza, tienen que convertirse en cuidadores de los alumnos y administradores de recursos. 

"Han dejado nuevamente a los maestros a la deriva, porque no se les sugirieron que se voluntario el regreso, yo creo que sí hay una presión clara de la SEP en las escuelas de que los maestros regresen y ellos tienen que estar ahí, aunque no regresen los estudiantes", indicó Alma Maldonado, especialista en educación e investigadora del Cinvestav. 

Explicó que a los docentes se les está pidiendo trabajar por lo menos con tres tipos de situaciones sin darles los recursos o herramientas para hacerlo, ya que tendrán que enfrentarse a hacer actividades con alumnos presenciales, con los que sólo irán algunas veces a las aulas y con los que seguirán estudiando a distancia.

Ángel Díaz Barriga, investigador del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y Educación de la UNAM, señaló que "se convirtió al maestro, en vez de un docente, en un vigilante", pues ahora además de dar clase tendrán que estar al pendiente de todo lo que hagan los estudiantes para evitar que haya casos de covid.

"Los maestros se comprometen con su tarea y lo digo porque trabajo con maestros, no porque los defienda nada más porque sí. Yo estoy seguro de que ahora los maestros se tratarán de sobreponer a las medidas administrativas que les están poniendo", indicó.

Carlos Pérez Sierra, investigador de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán (UNAM), refirió que el regreso a clases en las escuelas tiene que ver con la información que reciban los padres que les ayude a tomar la mejor decisión, porque el proceso de formación de los alumnos implica, también, adecuarse a las circunstancias y apegarse a nuevas normas sociales.

Esther López Portillo, especialista en educación y en la elaboración de libros de texto, resaltó que también el tema pedagógico será un gran reto para los maestros, quienes tendrán que regularizar a los alumnos que no aprendieron de la misma manera el ciclo pasado.

Adrián López, profesor de la Universidad para el Desarrollo Empresarial de México, destacó que para él los jóvenes no deberían regresar a clases, debido a que, al menos en el Valle de México, los incrementos de casos positivos de covid van en aumento.

MJP