NACIÓN

“Si García Luna colabora, en 5 años estaría libre”

En entrevista con La Silla Rota, J. Jesús Esquivel pronostica que, de colaborar y cumplir una corta condena en EU, seria deportado a México, donde podría ser detenido o mantener su libertad

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 25/01/2020
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
“Si García Luna colabora, en 5 años estaría libre”
“Si García Luna colabora, en 5 años estaría libre” (Foto Especial)

Si Genaro García Luna se declara culpable y colabora con el gobierno de Estados Unidos, el exsúper policía de Felipe Calderón estaría libre en cinco años, así lo pronostica J. Jesús Esquivel, periodista y escritor.

En entrevista con La Silla Rota, el autor de “Tu cabello es la frontera” explica cómo sería el proceso judicial de García Luna en territorio estadounidense. 

“Mi pronóstico es que no va a haber juicio, que va a terminar como testigo cooperante, dará información al gobierno de Estados Unidos, tendrá que testificar en juicios contra otros narcos relacionados al cártel de Sinaloa”.

Esquivel lamenta que, de declararse culpable y convertirse en testigo cooperante, no habría juicio y la información que dé a las autoridades será sellada.

“(La información que García Luna le dé a Estados Unidos) no tiene que ser verdad necesariamente, puede echarle tierra hasta a sus enemigos políticos, lo que hace el gobierno estadounidense es sellar la información, no se da a conocer y la depura”.

Sin embargo, al colaborar con el gobierno estadunidense, explica el corresponsal de Proceso en Washington, García Luna se escaparía de la cadena perpetua, recibiría una condena máxima de 10 años y, sí así lo quieren las autoridades norteamericanas, podría recibir apenas cinco años de cárcel. 

“Como testigo cooperante, enfrentaría una condena máxima de 10 años, escapándose de la cadena perpetua […] el Departamento de Justicia puede hacer una carta de recomendación al juez diciendo ‘se ha portado bien el jovencito, queremos cinco años de sentencia máximo”.

Varios de los capos que colaboraron en el juicio contra Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, evitaron la cadena perpetua o están en proceso de hacerlo como Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo”; Dámaso López Núñez, “El Licenciado”; Margarito y Pedro Flores; entre otros.

Tras cumplir esta breve condena, detalla Esquivel, García Luna sería deportado a México, momento en el cual el gobierno mexicano tendría que hacer efectiva una orden de aprehensión en su contra, sino, conservará su libertad.

“Lo van a deportar, ahí es cuando el gobierno mexicano debería echarle el guante, por eso solicitaron la extradición”.

J. Jesús Esquivel rechaza las palabras del abogado de García Luna, César de Castro, quien aseguró su cliente no está colaborando con las autoridades estadounidenses.

“Aunque el abogado de oficio diga que García Luna no está cooperando, eso no es cierto, la corte federal nos dio a conocer que Genaro firmó un documento el 3 de enero de que va a negociar con el Departamento de Justicia”.

Para Esquivel, lo interesante de las acusaciones de Estados Unidos contra el jefe de la Agencia Federal de Investigación (AFI) durante el sexenio de Vicente Fox, es que este siguió en contacto con el cártel de Sinaloa mientras vivía en Estados Unidos.

“Lo interesante es ver el encausamiento en su contra, que en Estados Unidos seguía en contacto con el cártel de Sinaloa, eso quiere decir que han de tener grabaciones de él”.

Finalmente, sobre el caso García Luna, J. Jesús Esquivel sostiene que es un mensaje de Estados Unidos a quienes han estado involucrados en la narco-corrupción.

“(Estados Unidos) está enviando un mensaje a quienes han estado involucrados en la corrupción, que en algún momento pueden ser capturados. A quienes les están temblando los pantalones les servirá de advertencia”.

“Estamos al servicio del ‘güero’ que están enjuiciando”

 

Sobre el papel del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en materia de migración, Esquivel asegura que México le está haciendo el “trabajo sucio” a Estados Unidos al utilizar a la Guardia Nacional para detener migrantes en la frontera.

“Le están haciendo el trabajo sucio a Donald Trump, lo que quería Estados Unidos era que no llegarán los migrantes a la frontera a intentar cruzar para solicitar asilo por cualquier razón”.

Esta política del presidente le sorprende al periodista y sostiene que no se ha visto antes este trato a los migrantes en México.

“Ha sido sorprendente este giro, porque México no tenía esa política migratoria, mucho menos en materia de derechos humanos, con ello y para sorpresa de todos los mexicanos que pensábamos que alguien iba a actuar de manera diferente”.

Esquivel entiende las presiones que el gobierno recibió de Estados Unidos, pero considera, se pudo tratar la situación de otra forma.

“Podemos entender que por presiones de Estados Unidos nos hubiera salido más caro dejarlos pasar, sí, pero también considero que se pudo replantear de otra manera la política migratoria mexicana, sin que ahora nos veamos que estamos al servicio del ‘güero’ que vive en la Casa Blanca y que está siendo enjuiciado”.

"Tu cabello es la frontera, una novela en defensa del periodismo de investigación"

Para J. Jesús Esquivel, su novela "Tu cabello es la frontera", está hecha en defensa del periodismo de investigación. 

"(Aborda) como se intercambia la información con los funcionarios y las fuentes, como confiar y desconfiar de lo que te dicen y cotejarlo, por qué hay detrás de un reportero, un gran editor, un gran maestro, que te conlleve a ese periodismo que nos hace falta para, en un país como el que tenemos".


Contento por la publicación de su novela, Esquivel confiesa que desde pequeño nació esa pasión por las letras. 

"Cuando estaba chiquillo, leí como a los ocho años 'El viejo y el mar', me fascinó y desde entonces, la novela siempre se me ha hecho algo muy bueno [...] Siempre quise una escribir una novela, por el trabajo y las circunstancias, no pude hasta ahora hacer una novela".


Este libro lo escribió durante las madrugadas, durante tres años y recoge todas sus experiencias en la frontera entre México y Estados Unidos.  

"Está basada en hechos reales, cuando conocí a la verdadera Carolina, en ese momento supe de que iba hacer la novela"


Esquivel explica que, aunque Carolina es el personaje central, no todo lo que le ocurre en la novela, le sucedió a la verdadera, sino que le pasaron a otras personas y a ella la utilizó como vehículo para exponer todo eso". 

Lo que más le gusta de este género, precisa, es que puede moldear la historia como uno prefiera.  

"Yo tengo un presidente que se llama Enrique Calderón Nieto, un funcionario que se apellida Macías Luna, un gobernador corrupto de Chihuahua que se escapa".