NACIÓN

Si el pueblo lo pide, se juzgará a expresidentes neoliberales: AMLO

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador señala que fueron estos exmandatarios los que impulsaron el neoliberalismo y fue en ese periodo en el que se agudizó la corrupción

  • REDACCIÓN
  • 21/11/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Si el pueblo lo pide, se juzgará a expresidentes neoliberales: AMLO
El presidente electo Andrés Manuel López Obrador (Cuartoscuro/Archivo)

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador afirmó que si el pueblo se lo pide, se juzgará por corrupción a los expresidentes Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Lo anterior, dijo, debido a que fueron estos exmandatarios los que impulsaron el neoliberalismo y fue en ese periodo en el que se agudizó la corrupción del país.

En reiteradas ocasiones, López Obrador ha manifestado que el principal problema de México es la corrupción, sin embargo, ha advertido un posible perdón a corruptos para que su gobierno no se empantane en perseguir políticos para meterlos a la cárcel.

“Ya no debe haber simulación, debemos de actuar con justicia y honor a la verdad. Para castigar a los responsables de la tragedia nacional tendríamos que empezar con los de arriba, desde que inicio esta política (neoliberal). Los de arriba, no chivos expiatorios, como ha venido sucediendo”, apuntó.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, en Imagen Televisión, López Obrador comentó que cree en el perdón “y sostengo es que es mejor para el país, en una decisión de Estado, decir, ' vamos a olvidar esa horrible historia' [...] Abrir los expedientes en contra de los expresidentes, siento que nos llevaría a una confrontación permanente en el país y no resolveríamos el problema”.

“Si la gente dice, ' queremos, no le hace que nos confrontemos, pero queremos justicia'. Entonces se hace justicia, de arriba para abajo, empezando por Salinas”, indicó.

Asimismo recordó que en diferentes momentos ha demandado a “Salinas a Zedillo, Fox, Calderón, Peña Nieto” en otras ocasiones.

Se oponen a perdón a corruptos

Especialistas, políticos y legisladores del PRI, PAN y hasta de su propio partido, Morena, rechazaron la propuesta del tabasqueño de otorgar el “perdón” a corruptos que no tengan abiertos procesos judiciales.

Por ejemplo, Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, indicó que respeta la declaración de Andrés Manuel, pero aclaró que en lo personal no está de acuerdo con un borrón y cuenta nueva para los corruptos, por lo que en la Cámara alta trabajarán para combatir ese flagelo.

A su vez, la presidenta del PRI, Claudia Ruiz Massieu, comentó que “en el partido creemos que las instituciones tienen que hacer su trabajo y cumplir con su responsabilidad, todos los servidores públicos debemos acatar las leyes”.

“El PRI no quiere amnistías para nadie, sino que se cumpla la ley, que las instituciones cumplan con su responsabilidad, que los servidores públicos rindan cuentas, porque eso no puede estar sujeto a la voluntad del Presidente ni de nadie”, lanzó.

El presidente de PAN, Marko Cortés, manifestó que este perdón es el “pacto de impunidad” de AMLO con personajes de la clase política, en especial con el sexenio que está por concluir.

El dirigente interino del PRD, Ángel Ávila, señaló que esta propuesta generaría “más impunidad”.

Para Eduardo Bohórquez, titular de Transparencia Mexicana, hay confianza en que será “sólo una señal política y no una decisión de gobierno” esta promesa de perdón a corruptos.

Mauricio Merino, investigador del CIDE, manifestó que convertir el combate a la corrupción en una “pesca de peces gordos o en una venganza” es un error, pues esto se traduce en una venganza inacabable, por lo que estaría de acuerdo con lo que dijo AMLO, si va en dicho sentido.

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) indicó que la propuesta constituye en el mejor caso una amnistía a los actos de corrupción y a las redes que los hicieron posibles y, en el peor, un pacto de impunidad acordado con el gobierno saliente.

Una amnistía aseguraría la impunidad para un número sin precedente de funcionarios que han desviado recursos públicos cuyo destino debió haber sido el desarrollo económico, los programas sociales y el fortalecimiento de la seguridad y no el enriquecimiento personal, el beneficio privado o las campañas políticas, destacó.

lrc