Sexenio de Mancera: la época dorada del cártel inmobiliario en CDMX

Sexenio de Mancera: la época dorada del cártel inmobiliario en CDMX

Los negocios pronto comenzaron a dar frutos a través de la construcción y adquisición de casas y edificios en el puerto de Acapulco y CDMX

NACIÓN
  • MARCOS MUEDANO
  • 10/03/2021
  • 08:30 p.m. hrs
  • Escuchar

Una década después de que los caminos de Uriel Oliva Sánchez y Miguel Ángel Mancera Espinosa, dos exalumnos de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se separaron, la comida y los tragos finos se reencontraron al iniciar el año 2000.

El primero era titular de la Notaría 215 y un inversionista en la constructora BAITA. El segundo, un joven con una carrera política prominente que lo llevaría a ser procurador General de Justicia y Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, así como a actual Senador por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Las charlas en los pasillos de la facultad cambiaron por reuniones, bodas y fiestas de fin de año en Acapulco, Guerrero, donde comenzaron a tejer una red para el lavado de dinero a través de la construcción de inmuebles en la capital del país, así como en otros estados.

El relato de un denunciante que integró la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México en la carpeta de investigación que se sigue por operaciones con recursos de procedencia ilícita y enriquecimiento ilícito, menciona que los negocios pronto comenzaron a dar frutos a través de la construcción y adquisición de casas y edificios en el puerto de Acapulco y en la Ciudad de México.

ÉPOCA DE ORO

Según el relato del denunciante, el negocio tuvo su época de oro cuando Mancera asumió la jefatura de Gobierno, momento en el que su asesor y futuro Oficial Mayor, Édgar Armando González Rojas (intermediario entre Uriel y Mancera), comenzó a formar parte del cártel inmobiliario más grande en la capital del país.

Édgar Armando González Rojas renunció al cargo de Oficial Mayor en 2014, durante la administración de Mancera Espinosa, al darse a conocer unos audios en los que escuchaban acuerdos ilícitos para llevar a cabo la compraventa de llantas a un costo mayor.

Édgar González  (Foto: Cuartoscuro)

En diciembre pasado, le fue asegurado un departamento y tres cuentas bancarias de Edgar Armando González Rojas, por una investigación (FED/SEIDF/UEIDFFCDMX/0000847/2019) en su contra por delitos fiscales y financieros que integra la Fiscalía General de la República (FGR) a partir de una denuncia de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

"Una vez que Miguel Ángel Mancera Espinosa desempeñó su cargo de Jefe del Distrito Federal, Uriel Oliva Sánchez ya no tenía citas con él de manera frecuente. La persona con la que veía estos asuntos era Edgar González Rojas. Esta persona era la mano derecha de Miguel Ángel Mancera. Dichos encuentros eran por la tarde noche y muchas veces lo citaban de manera improvisada y debía asistir. Cuando le cuestioné el porqué de estas reuniones, Uriel Oliva Sánchez me contestó: ´mientras menos sepas mejor´".

La lista de personas que conformaron el Cártel incluyen los nombres de José Jaime Slomianski Aguilar, Norton Carlos Figot Sheinberg, Pedro Gerardo García Polanco, así como a Yuri Zagorin Alazraki, esta última persona, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda delegación Valle de México (Canadevi VM).

RED DE AMISTADES

Al ser nombrado Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, actual senador, comenzó a retomar sus viejas amistades y a rodearse de nuevas personas, entre ellas, notarios que fueron clave en las operaciones para el otorgamiento de permisos y concesiones para la edificación de inmuebles.

Uno de ellos fue un notario cercano a Mancera y a Simón Neumann Landezon, en ese entonces Neumann, representante de la constructora Baita, la más prominente en la administración de Mancera.

"A Edgar González Rojas lo conocí en la boda de Alejandro Ruiz Herrera a la cual también fueron invitados Migue Ángel Mancera Espinosa y Simón Neumann Landezon. Alejandro Ruiz Herrera es abogado de la notaria referida".

De acuerdo con el relato del denunciante, al ocupar el cargo de Jefe de Gobierno, Mancera Espinosa, afianzó sus lazos de amistad con Uriel Oliva Sánchez, su antiguo compañero de la Facultad de Derecho. La relación, incluye reuniones con personas afiliadas a diferentes partidos políticos, entre ellas, María Alejandra Barrales Magdaleno.

"Durante ese tiempo Uriel Oliva Sánchez recibía a clientes por recomendación de Miguel Ángel Mancera Espinosa, para atender asuntos que me decía que eran muy importantes. Un ejemplo son los de Alejandra Barrales, quien durante varios años envió regalos generosos a la notaría 215".

En el círculo de amistades de Uriel y Miguel Ángel, ambos egresados de la UNAM, también estaba el empresario José Jaime Slomianski Aguilar, quien después sería titular del Área de Gestión Urbana en la administración de Mancera.

Slomianski Aguilar es buscado por la FGJCMX (tiene una orden de captura) por un daño económico por 29.4 millones de pesos a la administración de la capital del país relacionado con contratación innecesaria de empresas de asesoría de tipo técnico y administrativo para la planeación, ejecución, evaluación y control del proceso de obra pública y servicios relacionados.

"Otro ejemplo, es el de José Jaime Slomianski Aguilar, quien frecuentemente necesitaba que se constituyeron empresas para poder participar en licitaciones. Uriel Oliva Sánchez lo atendió por instrucciones de Miguel Ángel Mancera Espinosa. Una empresa que se constituyó fue Tecnolimpieza Delta S.A de C.V, con RFC TDE12124A29, la cual fue creada el 14 de diciembre de 2012, según consta en la escritura número 42290".

Norton Carlos Figot Sheinberg, identificado por la FGJCDMX como el operador financiero de Simón Neumann Landezon, el representante de la constructora Baita, es otro de los amigos de los estudiantes de la Facultad de Derecho.

"Uriel Oliva Sánchez me comentó que también tenía reuniones con Norton Carlos Figot Sheinberg, quien era el cerebro financiero de Simón Neumann Landezon. Uriel Oliva Sánchez me comentó que él (Norton Carlos Figot Sheinberg), creaba las estructuras financieras para los desarrollos inmobiliarios. Es por ello que Uriel Oliva me comentó que le convenía invertir en los desarrollos en lugar de hacer compras en preventa, como lo hacía con antelación".

Simón Neumann (Foto: Cuartoscuro)

Los lazos de amistad, impunidad y tráfico que influencias, llevaron a sumar a otros empresarios al Cártel Inmobiliario para la edificación de inmuebles en la capital del país durante la administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Ellos son Pedro Gerardo García Polanco del Grupo Pisca S.A. de C.V. y Yuri Zagorin Alazraki, esta última persona, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda delegación Valle de México, según las carpetas de investigación de la FGJCDMX.

"Otro ejemplo de negocios que hacía siendo notario, es una asociación o sociedad con Pedro García Polanco y Yuri Zagorin Alazraki y su constructora ZDA desde el año 206. En esa ocasión (Uriel) me comentó que adquirió un departamento en Lago Andromaco 61, que posteriormente vendió. Muchas operaciones no las llegaba a escriturar, ya que la propia constructora se las vendía. Bajo este esquema, me señalaba que él ´aportaba´ dinero para algún departamento y que a cambio le mandaban todas las escrituras y que posteriormente se vendía el departamento que le ´correspondía´. Con Pedro García Polanco también adquirió, al menos, dos departamentos ubicados en la calle Hesiodo en Polanco".