NACIÓN

Sectas coaching, la nueva estafa a través de la autoestima

Al menos tres organizaciones de este tipo tienen presencia en México y ya han dejado estragos en sus víctimas

  • REDACCIÓN
  • 14/12/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Sectas coaching, la nueva estafa a través de la autoestima
Sectas coaching, la nueva estafa a través de la autoestima (Foto tomada de la web)

Con el estandarte de la superación personal, utilizan a las personas que ven a sus vidas como un constante fracaso y muy lejos de sus metas.

Son las sectas coaching, las cuales mediante cursos estafan a sus víctimas.

De acuerdo con Big Data, las guías otorgadas por las sectas generan dependencia, lo que utilizan para convencer a que traigan más clientes a la organización.

Luego, las víctimas son obligadas a pagar más dinero a tal grado que dan todo para lograr la aceptación que buscan al llegar a la secta.

Algunas de estas sectas coaching que laboran en México son Mexworks, Stratega y Creo coaching.

En Mexworks ofrecen cursos de superación personal con un costo de 6 mil pesos.

Esta secta engancha a sus víctimas con insultos y gritos, les hacen creer que ciertos hábitos o actitudes en su vida provocan el fracaso.

Por ello, los convencen de comprar varios cursos para “poner en práctica sus habilidades adquiridas".

Luego los orientan a reclutar nuevos miembros y a vender boletos para eventos y rifas.

Mexworks cada cinco días "capacita" a 160 personas, cada una hace un depósito de 6 mil pesos, por lo que a la semana Mexworks obtiene una ganancia de 960 mil pesos.

Por su parte, Stratega bombardea psicológica y físicamente a sus víctimas hasta hacerlo sentir miserable, le crean dudas para que quiera superarse con el apoyo de los cursos.

Incluso, dicha secta tiene demandas de personas por lesiones físicas ocasionadas por las dinámicas de los talleres.

En tanto, Creo coaching realiza talleres en lugares cerrados. Ahí torturan psicológicamente a sus clientes.

Si, tras reflejarse los maltratos, los familiares o amigos intentan sacar a la víctima, la secta les hace creer que son enemigos.

Así destruyen relaciones familiares y amorosas.

Luego el cliente es obligado a regalar tres meses de trabajo y traer más miembros a la organización.