NACIÓN

“Se pone en riesgo la vida de nuestros hijos, no podemos esperar”

Padres de familia denuncian que sus hijos no están recibiendo medicamentos oncológicos por desabasto en hospital y en farmacias

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 27/03/2019
  • 16:36 hrs
  • Escuchar
“Se pone en riesgo la vida de nuestros hijos, no podemos esperar”
Los padres bloquearon a las 13:15 horas la circulación de Plaza de la Constitución y después Avenida 20 de Noviembre (Fotos: Mariluz Roldán)

Un grupo de padres de familia denunció que a sus hijos no están recibiendo medicamentos oncológicos por el desabasto que hay en el Hospital Infantil de México Federico Gómez y que incluso tampoco los encuentran en farmacias, por lo que le exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador una solución, ya que “se está poniendo en riesgo la vida de nuestros hijos, no podemos esperar”.

Los padres bloquearon a las 13:15 horas la circulación de Plaza de la Constitución y después Avenida 20 de Noviembre, con el fin de denunciar que desde hace dos meses al menos 300 niños no reciben cuatro medicamentos que necesitan para su tratamiento contra el cáncer: Purinethol, Filgastrim, Vincristina y Temozolamida.

La protesta fue interrumpida por personal del gobierno de la subsecretaría de Gobierno de la Ciudad de México, quienes buscaban que los padres de familia liberaran la vialidad. Después de un rato los invitaron a reunirse con autoridades para que les den solución a esta problemática. 

Omar Enrique Hernández, padre de uno de los menores afectados, dijo que el viernes pasado entregaron su petición en Palacio Nacional y que este miércoles entraron de nuevo, pero no les dieron una respuesta, sólo un documento en el que se les informó:

“El Lic. Andrés Manuel López Obrador, presidente de México comprometido con dar atención a todas las peticiones, propuestas o denuncias que le presentan los ciudadanos, me ha encomendado, de acuerdo con lo establecido en el artículo octavo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, recibir su solicitud y gestionar una respuesta”.

En el documento se les indica que el folio de la solicitud es 20190322HEIOMB; sin embargo, los papás destacan que el cáncer que padecen sus hijos no se detiene, sino que empeora, y por esa razón esta situación se debe resolver lo más pronto posible.

Alertaron que uno de los problemas más graves es el de uno de los medicamentos que se llama  Filgastrim, ya que a  les informaron que dejó de formar parte del catálogo de medicamentos del Seguro Popular.

Los papás afirmaron que esto es violatorio al derecho a la salud de los niños, ya que incluso si se hizo alguna modificación al catálogo, ésta no debe de afectar a los pacientes que recibían tratamiento.

Respecto a los otros tres medicamentos, el personal del  hospital les ha dicho que lo tendrán el próximo 15 de abril. Algunos de los papás comentaron que hoy llegaron algunas de estas medicinas, pero que les dijeron que sólo los iban a dar a pacientes que fueran prioridad.

“Ellos requieren el medicamento, pero ya no lo hay. No es como para decirles mañana, pasado o la siguiente semana lo arreglamos”, indicó Hernández, quien está visiblemente desesperado igual que los otros padres.

Blanca García, esposa de Omar Hernández, explicó que su niño de 10 años tiene leucemia linfoblástica aguda y su tratamiento se ha visto afectado por el desabasto. Enfatizó que la salud de los menores está en peligro, porque aún cuando buscan comprarlo por fuera tampoco lo encuentran y en lugar de avanzar en el tratamiento tendrán un retroceso.

Israel rivas, padre de uno de los menores afectados, enfatizó que “es grave la situación porque nuestros hijos están dejando de tener estas quimioterapias, el problema ha calado tanto que ya ni siquiera lo puedes conseguir a nivel privado, por alguna razón yo no sé si de Cofepris, no lo están dejando entrar a México”.

Los familiares de niños que padecen cáncer destacaron que esto no es culpa del Hospital Infantil de México Federico Gómez, ya que han recibido buena atención de parte de los médicos y de todo el personal.

Otro de los casos es el de la sobrina de Alejandra Romero, quien lleva dos semanas sin tomar el medicamento porque no se los han dado en el sector salud y tampoco han logrado encontrarlo en farmacias. A sus 12 años, esta menor lleva año y medio de tratamiento y por el desabasto su familia se ha unido para buscar la manera de juntar dinero para poder comprar las medicinas que requiere.

“Es peligroso, porque es como si no le hubieran hecho nada, entonces ésta es nuestra preocupación ahorita”, dijo Alejandra, quien incluso dejó a su sobrina recibiendo quimioterapia en el hospital para ir a la protesta, porque es urgente que tenga acceso a los medicamentos que necesita.

AJ