NACIÓN

SCT no acreditó pagos para mitigar impacto social del Tren Interurbano: ASF

Durante la construcción del proyecto la SCT identificó mil 077 afectaciones en propiedades comunales, ejidales, invadidas, privadas, estatales y federales

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 21/02/2020
  • 06:41 hrs
  • Escuchar
SCT no acreditó pagos para mitigar impacto social del Tren Interurbano: ASF
SCT no acreditó pagos para mitigar impacto social del Tren Interurbano: ASF (Foto Especial)

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no acreditó el pago de mitigación del impacto social y ambiental por la construcción del Tren Interurbano México Toluca (TIMT),  en la Ciudad de México.

“En la administración de los recursos financieros, la Secretaría no acreditó los recursos ejercidos para las actividades de mitigación social, respecto de los 4 mil 349.6 millones de pesos transferidos al Gobierno de la ciudad de México para desarrollar el proyecto”, según la tercera entrega de informes individuales de la cuenta pública, realizado por la ASF.

La Auditoría revisó la viabilidad social del proyecto,la coordinación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a cargo del proyecto, con las entidades federativas, en este caso la capital y el estado de México. También revisó la atención de los efectos sociales negativos del tren y la contribución del Tren al desarrollo social.

Lo que halló la ASF es que la SCT no determinó la factibilidad social del TIMT, ni delimitó la zona de influencia del proyecto, lo que implicó que no se plantearan acciones para mitigar los posibles efectos durante su ejecución y operación.

Pese a que la dependencia federal se coordinó con los gobiernos de la ciudad de México y el mexiquense para el desarrollo del tren, no precisó las acciones concretas a realizar en conjunto para mitigar los efectos sociales negativos.

Ello pese a que durante la construcción del proyecto la SCT identificó mil 077 afectaciones en propiedades comunales, ejidales, invadidas, privadas, estatales y federales, que abarcaron una superficie de 233 mil 490.7 metros cuadrados.

“Sin embargo no previó los efectos sociales negativos relacionados con los conflictos ocurridos por dichas afectaciones, ni las medidas de mitigación social a realizar, lo cual provocó incrementos en los costos del tren, reubicación del trazo y una mayor inversión de recursos económicos, de equipos y fuerza de trabajo”, se lee en el documento.

Otra falla detectada es que en la georreferenciación del trazo del tren, la dependencia que era encabezada por Gerardo Ruiz Esparza, no sustentó los criterios sociales implementados para definir el trazo y las estaciones del tren y debido a que no se diagnosticaron sus efectos sociales, el trazo fue modificado, sin acreditar el costo que implicó, ni las causas por las que la dependencia no analizó las condiciones sociales de la población que habitó los municipios y alcaldías por donde pasará el tren, iniciado en 2014 y que podría concluir en 2021, pese a que estaba proyectado acabarse en 2018.

Entre las principales acciones emitidas que sugiere la ASF están la de elaborar el diagnóstico en el que se defina el problema o asunto de interés en el que se pretende incidir, en el ámbito social, con la construcción y operación del Tren.

Otro es asegurar el cumplimiento de los compromisos asumidos en materia social, en los convenios de coordinación suscritos con los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México.

(Rodrigo Gutiérrez)