NACIÓN

Regresó el trueque y autosustento al pueblo para "conjurar" al covid

Decide el municipio de Lachatao en Oaxaca, el cierre del pueblo para evitar que llegue el coronavirus; entradas y salidas son supervisadas

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 28/05/2020
  • 19:51 hrs
  • Escuchar
Regresó el trueque y autosustento al pueblo para "conjurar" al covid

En la cabecera municipal de Santa Catarina Lachatao, Oaxaca se toman en serio las medidas para evitar contagios.

Las salidas de los 183 habitantes de la demarcación sólo se permiten en un horario restringido de 8:30 a 9:00am y de 2:30 a 3:00pm y únicamente para casos de urgencia médica, abastecimiento de medicamentos o de la canasta básica.

Desde el 24 de marzo, al inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia, las autoridades ya habían decidido tomar medidas para evitar la llegada de los primeros contagios ocasionados por el temido Coronavirus, causante de la pandemia covid-19. Pero el primer caso de contagio en Ixtlán de Juárez encendió los focos de alerta en Lachatao, sobre todo porque ellos no tienen hospital y dudan que en Ixtlán, donde sí hay uno y que está a 45 minutos, cuenten con un equipo necesario para un caso. La capital, Oaxaca, está a dos horas.

"Por eso Lachatao está tomando más precauciones, porque se sigue acercando (la covid)", dijo a La Silla Rota la regidora de Educación y Salud de la cabecera municipal, Sonia Antonina Ramírez Contreras.

Adicional a las acciones puestas en marcha desde marzo y comunicadas a los habitantes mediante un oficio, y cuando varias regiones del país se preparan para flexibilizar las medidas ante la pandemia, ahí se reforzarán, adelantó.

-El comunicado va a sufrir cambios para esta próxima semana. Se les está pidiendo cambiar, haciendo conciencia de que se va a venir más complicado.

-¿Lo van a reforzar?

-Así es, pero poco a poco. Es muy difícil que la gente comprenda, hay muchos que no creen, al inicio lo entendían pero conforme paso el tiempo por la incertidumbre o desesperación que sienten, entonces algunos no quieren respetar las disposiciones que genera la comunidad", explicó.

Entre las medidas impuestas está que todas las personas que están dentro de la demarcación se les pide no salir, y a quienes no son del pueblo o incluso a los que son de ahí pero llegan de otras comunidades se les pide que mejor no visiten en estas fechas la cabecera municipal.

Incluso, las autoridades han apostado a la autosustentabilidad en la producción de alimentos y a retomar la vieja práctica del trueque, para no tener contacto con otros municipios.

Aunque las medidas han mostrado ser exitosas, el desgaste de más de 60 días de Jornada nacional de Sana Distancia son resentidas.

"Hubo una demanda porque le explicamos a una familia el procedimiento porque rompió las reglas y se le emitió un comunicado de que las irrumpió y lo tomó a mal y  demandaron al presidente comunitario", agregó.

"No quieren entender que sí es un riesgo para ellos, para la salud de ellos y de toda la comunidad porque quieren salir a lugares en los que hay contagios y corren el riesgo de contagiar a la comunidad".

Afirmó que las medidas sólo son para la cabecera, pero en el municipio hay cuatro comunidades que tienen otras.

LA DECISIÓN

Lachatao decidió desde el 24 de marzo cerrar el paso a personas ajenas a la cabecera municipal.

Una de las razones fue que además de carecer de equipo médico adecuado, una parte de la conformación de su población es vulnerable: de 183 habitantes, 42 son adultos mayores y 44 niños (23 y 24 por ciento, respectivamente).

Pero además 23 por ciento tiene enfermedades crónico-degenerativas como diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial sistemática y obesidad.

La comunidad no cuenta con infraestructura médica

"No hemos contado con los insumos necesarios como ambulancias, paramédicos y personal médico capacitado para atender una emergencia por covid-19; falta de suministro de desinfectantes (antisépticos) básicos", se lee en un oficio del 24 de mayo que refrenda las medidas tomadas en marzo.

También se analizó que estaba en riesgo el derecho a la salud y a la vida, debido a la falta de medicamentos, infraestructura, así como la ausencia de clínicas y médicos en la mayoría de las comunidades.

Ramírez Contreras describió que a partir de esta semana de ordenó que para ir por víveres sólo se autoriza a una persona salga por familia. Además, al salir de la comunidad se le ordena que lo haga con cubrebocas y cuando regresa se le solicita que se lo retire, lo deseche y se lave las manos, desinfectar su  carro y cuando termina entonces se le da un cubrebocas nuevo para ingresar a la comunidad. El último paso consiste en registrarse en un filtro instalado más adelante.

A los de otras comunidades  pertenecientes al municipio se les permite pasar por un camino de paso, pero se les pide que no se queden ahí, "solo que sea urgente", concluyó.