NACIÓN

¿Quién fue el primer expresidente enjuiciado y por qué?

Los señalamientos de Lozoya contra Peña Nieto pueden ocasionar el segundo juicio en la historia de México contra un expresidente, pero ¿quién fue el primero?

  • 12/08/2020
  • 11:50 hrs
  • Escuchar
¿Quién fue el primer expresidente enjuiciado y por qué?
¿Quién fue el primer expresidente enjuiciado y por qué? (Foto Especial)

Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), presentó una denuncia de hechos donde involucró al expresidente Enrique Peña Nieto y al exsecretario de Hacienda Luis Videgaray en la serie de sobornos por 100 millones de pesos que Odebrecht entregó a su campaña presidencial en 2012.

Si la Fiscalía General de la República (FGR), quien fue la que dio a conocer dicha denuncia, consigue judicializar el caso, sería la segunda ocasión que un expresidente mexicano es llevado a juicio

Pero ¿quién fue el primer expresidente enjuiciado y por qué?

En 2005, al cierre del sexenio de Vicente Fox, la Fiscalía Especial para los Movimientos Sociales y Políticos del Pasado acusó al expresidente Luis Echeverría por delitos de lesa humanidad, en forma particular por genocidio.

Echeverría fue presidente de México de 1970 a 1976 y fue señalado por ser el artífice de la llamada “Guerra Sucia”, cuando fuerzas federales, desde policías y hasta militares, tenían la orden de desaparecer y asesinar a personas inmiscuidas en movimientos sociales y políticos, principalmente de izquierda y con pensamientos cercanos al comunismo.

Y, aunque varios de estos grupos estaban armados, muchas de las víctimas eran activistas pacíficos. 

Matanza de Tlatelolco

Entre los delitos de lesa humanidad por los que Echeverría era enjuiciado fue la matanza de Tlatelolco, cuando el 2 de octubre de 1968 el “Batallón Olimpia” -miembros del hoy extinto Estado Mayor Presidencial- dispararon contra miembros del Ejército que vigilaban una manifestación de estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco.

Esto provocó que los soldados dispararon indiscriminadamente contra los estudiantes dejando una masacre a su paso. La cifra de muertos nunca ha sido del todo esclarecida, algunos señalan que hubo poco menos de 50 asesinados, otros que más de 300. 

En ese momento, el presidente era Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría era el secretario de Gobernación, fue él quien dio la orden al “Batallón Olimpia”.

El Halconazo

Uno más de los delitos de lesa humanidad por los que fue señalado Echeverría es “El Halconazo”, otra represión estudiantil de forma letal realizada el 10 de junio de 1971 en la Ciudad de México por “halcones”, un grupo parecido al “Batallón Olimpia” formado por uniformados.

Cuando se presentó la denuncia por la fiscalía, la defensa de Echeverría aseguró que el delito de lesa humanidad había prescrito por lo que ya no podía ser acusado. Sin embargo, las autoridades judiciales rechazaron este argumento y el expresidente fue enjuiciado.

Durante su proceso Echeverría tuvo prisión domiciliaria, por su edad y estado de salud no fue ingresado a ningún penal. 

En su momento, muchos especialistas y sobrevivientes de los hechos por los que era acusado el expresidente dudaron si el término “genocido” cabía judicialmente para señalarlo. 

La exoneración

El juez que llevó el caso, José Guadalupe Luna Altamirano, aseguró que en efecto se cometió un genocidio durante la “Guerra Sucia” pero, dijo, no habia “ni una sola prueba” de que Echeverría fuera responsable de dichos delitos de lesa humanidad y lo exoneró en 2007.

Dos años después, el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal confirmó la resolución de Luna Altamirano y el expresidente fue deslindado de responsabilidades. 

En 2012, el juez que llevó el caso fue señalado por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) de una serie de transferencias millonarias irregulares que se encontraron en sus cuentas bancarias y de sus familiares, por lo que fue separado de su cargo.

Once años después de la total exoneración de Luis Echeverría, la posibilidad de un nuevo juicio contra un expresidente renace y su protagonista es Enrique Peña Nieto, ¿lo hará realidad la FGR?