NACIÓN

Quedan desiertas más de 60% de claves de medicamentos

Según el fallo de la licitación, fueron 2 mil 16 claves que quedaron desiertas, de 3 mil 189 que se solicitaron a través de Compranet

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 29/06/2019
  • 09:47 hrs
  • Escuchar
Quedan desiertas más de 60% de claves de medicamentos
Las secretarías de Hacienda y Salud aseguró que se adjudicaron mil 167 claves

Como habían alertado representantes de la industria farmacéutica,  2 mil 16 claves de medicamentos y material de curación quedaron desiertas tras el fallo de la licitación de la compra consolidada para el segundo semestre de 2019. Es decir, que no se adjudicaron contratos para 63.2 por ciento de las 3 mil 189 claves que buscaban adquirir las secretarías de Salud y Hacienda. 

El fallo de la licitación LA-012000991-E82-2019 se dio a conocer a las 11:20 horas de ayer, luego de que las autoridades tuvieron una sesión desde las 17:00 horas con miembros de la industria para explicarles las razones por las que sus ofertas fueron desechadas del proceso. 

Las secretarías de Hacienda y Salud señalaron que se adjudicaron mil 167 claves, en las que se invirtieron 6 mil 865 millones de pesos, lo que representa un ahorro de mil 32.5 millones de pesos. 

En uno de los anexos del acta del fallo, de 18 hojas, se indica que en total 2 mil 16 claves quedaron desiertas, de 3 mil 189 que se solicitaron a través de Compranet. Sin embargo, las dependencias dieron un balance distinto, ya que indicaron que las desiertas fueron mil 923 de un total 3 mil 90. 

Aseguraron que “el número de claves desiertas en material de curación es similar al observado en los procedimientos de consolidación realizados en años anteriores”, y añadieron que “las claves desiertas de medicamentos no presentan un riesgo”, ya que se hay un contrato de la compra consolidada que se hizo en diciembre del año pasado o en caso de ser necesario se pueden hacer adjudicaciones directas. 

En entrevistas previas al fallo de la licitación representantes de la industria que fueron entrevistados por LA SILLA ROTA advirtieron que debido a los bajos precios máximos de referencia existía el riesgo de que muchas claves quedarán desiertas. 

“El tema es que no aclararon el fundamento de por qué esos precios tan bajos y tampoco se dio a conocer la metodología de investigación del estudio de mercado. El problema es que si los precios son muy bajos, va a haber algunos laboratorios que no entren a la licitación y haya claves desiertas”, advirtió en esa ocasión Juan de Villafranca Andrade, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf).

Mientras que Patrick Devlyn, presidente de la Comisión de Salud del Consejo Coordinador Empresarial, había alertado que “algunas empresas pueden decidir no participar y eso puede provocar que un mayor número de claves queden desiertas. ¿Cuál es el problema? Nuevamente el riesgo de que puedan remitirse las autoridades a comprar un producto de mala calidad o de poca seguridad para la población o que al no poder obtener el medicamento, se exacerbe el problema de desabasto que ya día con día se va acrecentando”. 

Esta licitación fue calificada por la industria como “tortuosa”, ya que se publicó un mes después de lo previsto y sus etapas se retrasaron en cuatro ocasiones. Además, se hizo en medio de cuestionamientos de la industria privada sobre los precios, los tiempos de entrega, la distribución y la forma de pago. Algunos de esos temas incluso aún no han quedado resueltos.