NACIÓN

Promete Ebrard que no se aprobará nada en T-MEC que el Senado no conozca

El secretario de Relaciones Exteriores es el último funcionario en comparecer ante el Senado; anuncia reunión esta semana reunión con Procurador de EU

  • REDACCIÓN
  • 03/12/2019
  • 12:50 hrs
  • Escuchar
Promete Ebrard que no se aprobará nada en T-MEC que el Senado no conozca
Ebrard, en el Senado (Foto: Especial)

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, afirmó que de las muchas versiones que se manejan en los medios sobre una posible vigilancia de Estados Unidos en temas laborales, no hay sorpresas y el gobierno mexicano ha dejado muy claro que la legislación recién aprobada es la más avanzada, incluso que la de Estados Unidos

Al comparecer ante senadores, el Canciller informó que el subsecretario Jesús Seade viajó a Washington, Estados Unidos, para terminar la revisión sobre la implementación del T-MEC.

Ha sido muy larga esta negociación porque se ha hecho una negociación entre la administración estadounidense y su Congreso, México no es parte de la negociación cotidiana, pero si les hemos dicho que tiene que ser aprobado por el Senado mexicano, aunque ya se haya ratificado el tratado, porque cualquier documento tiene el mismo estatuts jurídico que lo demás del tratado y será consultado antes". "No habrá nada que ustedes no conozcan, nada que no nos autoricen", aseguró Ebrard.

Recalcó que su trabajo busca crear "una diplomacia de unidad nacional".

La comparecencia del funcionario se da en medio de un amago del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de designar a los cárteles de la droga mexicanos como organizaciones terroristas extranjeras, lo cual abriría la puerta a su gobierno para actuar de manera directa en México.

Ante ello, afirmó que la cooperación entre México y Estados Unidos ha sido más intensa que antes.

El debate con los senadores es a sólo ocho días de que el Congreso de Estados Unidos se vaya a receso por las vacaciones de diciembre sin todavía haber ratificado el T-MEC.

Ebrard advirtió que cualquier cambio al T-MEC será consultado con el Senado.

Respecto a los conflictos en América Latina, el canciller destacó que México también está mirando al sur.

“Sobre el tema de Bolivia, nosotros decimos que fue un golpe de Estado porque un Ejército le pidió su renuncia y México ofreció asilo al presidente Evo Morales”, recalcó.

Ebrard es el último en acudir a la Cámara de senadores para el desglose del Primer Informe.

Ebrard dijo a los legisladores que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador consultará con la Cámara Alta los cambios que Estados Unidos ha planteado al T-MEC.

Se defiende

El secretario de Relaciones Exteriores también defendió la intervención de la cancillería en asuntos de política interior, al negar que actúe como vicepresidente del país porque en México no existe esa figura, no aspira a nada más que cumplir con su trabajo y porque “tenemos mucho presidente y no necesitamos vicepresidentes”.

Al comparecer en el Senado, la oposición criticó el despliegue de la Guardia Nacional para regular el flujo migratorio, le cuestionó su intervención en política interna, la permanencia de migrantes que convierten a México en tercer país y la decisión del gobierno de conceder asilo sólo a personajes con los que hay convivencia y afinidad política, como Evo Morales.

La panista Alejandra Reynoso criticó que haya asumido las funciones del Ejecutivo de salir a todas las reuniones internacionales, lo que ha llevado a señalar que es un vicepresidente del país.

“Usted me dice que cuál va a ser la política de México, que si tengo funciones de vicepresidente. No, en México no hay vicepresidentes, soy secretario de Relaciones Exteriores, ahí están las facultades establecidas en la ley, no aspiro a nada más que cumplir con mi trabajo. El señor presidente me ha delegado esa representación, bueno, pues es mi función legal, imagínense un secretario de Relaciones Exteriores que no representara a México en todos los foros. Tenemos mucho presidente y no necesitamos vicepresidentes”, replicó.

Insistió en que México no se ha convertido en un tercer país seguro, porque en territorio nacional permanecen aquellos migrantes que tienen audiencia en Estados Unidos solamente, de otro modo serían millones y es la política interior la que le da fuerza a México en el exterior.

AJ