NACIÓN

Por covid, pobreza podría alcanzar a 67 millones de mexicanos: IDIC

El consumo y la inversión privada en México han ido a la baja en los últimos meses, lo que mide una parte del bienestar en los mexicanos

  • REDACCIÓN
  • 09/05/2020
  • 20:12 hrs
  • Escuchar
Por covid, pobreza podría alcanzar a 67 millones de mexicanos: IDIC
Por covid, pobreza podía alcanzar a 67 millones de mexicanos: IDIC (Foto Cuartoscuro)

La crisis económica ocasionada por la pandemia de coronavirus (covid-19) podría provocar que los mexicanos en condiciones de pobreza llegue hasta a los 67 millones para el 2022, según un informe del Instituto para el Desarrollo Industrial el Crecimiento Económico (IDIC)

El documento asegura que México llega a la pandemia de coronavirus con 61.1 millones de personas con un ingreso que no les permite superar las líneas de bienestar básicas.

Esto debido a la recesión del primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“La evolución del consumo privado y de la inversión permiten adelantar las consecuencias: una caída en ambas variables presenta un daño estructural tanto en el bienestar actual como en la carencia de oportunidades futuras”, se lee en el informe.

El IDIC explica que una parte del bienestar depende de la capacidad de consumo que tienen las familias, para que esa capacidad pueda aumentar se debe invertir, asegurando que es la única fórmula económica que ha mostrado éxito en la historia económica. 


En el segundo mes del 2020 el consumo privado cayó 0.5%, mientras que la variación del sexenio es de sólo 0.8%, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) citados por el el documento. 

Como punto de referencia, expone IDIC, el crecimiento promedio del consumo privado registrado entre 1994 y el 2019 fue de 2.8%.

De acuerdo con el Inegi, el consumo privado constituye el 67% del Producto Interno Bruto (PIB).

“Para evitar que la caída del consumo cause un daño estructural a la sociedad mexicana, se debe revertir la tendencia negativa existente en el consumo privado para lo cual se va a requerir generación de empleo e inversión productiva”.

En cuanto a la inversión, en febrero de este años retrocedió del 10.2%, misma que tiene una tendencia a la baja desde finales de 2018.

“La tendencia a la baja de la inversión se encuentra alineado a los resultados observados en los indicadores de confianza empresarial: no se considera que sea el momento adecuado para invertir”. 

El IDIC concluye que las cifras negativas se mantendrán, por lo menos, hasta el último trimestre del 2020, y será hasta el próximo año cuando se comience a observar una mejora en la economía nacional.

Para el instituto, la caída del consumo muestra que la precarización de los ingresos familiares sigue avanzando, que el aumento al salario mínimo y el gasto social asistencial no pueden contener los efectos negativos de la recesión y que el incremento en la pobreza será una consecuencia de la recesión.