Piñatas, negocio y tradición a la espera de mejores tiempos

Piñatas, negocio y tradición a la espera de mejores tiempos

En años anteriores, piñateros esperaban diciembre para sus grandes ventas, empresas les compraban por centenas; hoy, son tres piñatas la compra más grande

NACIÓN
  • ALEJANDRA CANCHOLA
  • 21/12/2020
  • 07:46 p.m. hrs
  • Escuchar

Doña Sara detuvo la producción de su taller de piñatas artesanales desde septiembre, después de las ventas históricamente bajas que tuvo en las fiestas patrias. Este diciembre, ante la pandemia de covid-19, espera vender sólo 25% del total de su producción.

“Yo les dije a mis hijos, no, esto se va a poner peor, mejor espérense. En la temporada, aproximadamente, me vendía dos mil piñatas; y ahorita me voy a vender, si es que termino estas que tengo, van a ser 500; y tengo mucho material para hacer piñatas pero no, este año ya no se va a hacer piñata”, dijo a La Silla Rota.

Sara Peralta fundó su taller de piñatas hace 35 años, en su casa, donde permanece la mayoría del material y las herramientas que utiliza. La enseñó un compañero del trabajo, que era oriundo de Oaxaca, y ella ha formado a otros seis aprendices piñateros.

“Yo empecé y se hicieron de mí como seis piñateros, empecé cuando estaba chamaca, me encantaba hacer piñatas y las vendía con mis amigos, mis vecinos, después puse mi puesto y después al mayoreo, y después ya se amoló”, relató.

Piñatas Reyes”, el taller que fundó Sara, es uno de los pocos talleres de piñatas tradicionales que quedan en la zona metropolitana del estado de México. Otro es el de “La Colmena”, que Alejandro Ortega fundó hace 30 años, en el municipio de Tlalnepantla.

Foto: Iván Stephens

BODEGAS SE QUEDAN LLENAS

Alejandro comentó a La Silla Rota que, con la nueva medida impuesta por el gobierno del estado de México, de que negocios con actividades no esenciales cierren a las cinco de la tarde, espera vender al menos 40% de la producción que aún tiene en bodegas.

Desde hace dos semanas, el taller de Alejandro tuvo que descansar a 12 trabajadores con el pago de la mitad de sus sueldos, para garantizar el pago de aguinaldos y los sueldos completos de los ocho trabajadores que siguen atendiendo en tienda.

Uno de los trabajadores acompañó a La Silla Rota a un recorrido por la bodega de “La Colmena”, donde aún están empacadas y nuevas cerca de dos mil piñatas de distintas formas y tamaños, esperando  tener un lugar en la tienda.

“En general, la venta de dulces y las piñatas sí ha sido muy baja. Con el horario que nos dieron a partir de esta semana, en las noches ya no se vende nada. 40% es lo que se está vendiendo, ya no se venden piñatas de estrella para las posadas”, dijo Alejandro.

En años anteriores, Alejandro y Sara esperaban la llegada de diciembre para la venta corporativa de piñatas, pues las empresas de oficina e industrias de la Zona Metropolitana les encargaban piñatas por centenas para las celebraciones y posadas de fin de año; hoy, son tres piñatas la compra más grande a un cliente que ha hecho Alejandro.

Foto: Iván Stephens

RECURREN A LA VENTA EN LÍNEA

Elena Bartolo fundó “Piñatalab” hace siete años, a raíz de la muerte de su esposo, quien había aprendido el oficio y lo conservaba como una tradición de fines de semana entre sus hijos, pero luego le dio a ella la oportunidad de exponer sus creaciones en museos.

Elena contó a La Silla Rota que, con el inicio de la epidemia de coronavirus, las ventas bajaron de un día para otro y tuvo que despedir a parte de su personal, pero en junio encontró un taller de capacitación que cambió el rumbo de su negocio

La Secretaría de Finanzas del Estado de México ofrecía capacitación a pequeñas y medianas empresas para que abrieran su plataforma de venta en línea. Elena entró al taller donde la capacitaron sobre cómo tomar fotografías de sus productos para hacerlos ver más atractivos y cómo establecer alianzas con empresas de entrega a domicilio.

“Hace un año yo no me imaginaba estar mandando piñatas desde Baja California y hasta Cancún, a través de internet, no conocer a mis clientes pero recibir sus comentarios sobre mi producto y mantener mi negocio gracias a eso”, comentó.

Piñatalab” obtuvo tanto reconocimiento a través de las plataformas digitales que este año pudo exponer una de sus creaciones en el Museo de Arte Popular de la Ciudad de México, seleccionada a través de un concurso en el que Elena participó.

La piñata “este año mapachao de todo” se expone actualmente en el museo, junto con otras 193 piñatas que mandan artistas de 10 estados del país, para celebrar la época en que las piñatas tradicionales mexicanas son la principal atracción de las fiestas.