NACIÓN

“Pese al cáncer, Danna es feliz y ama a sus dos perros”

A Danna Rivas, de cuatro años y medio de edad, le detectaron leucemia linfoblástica aguda de alto riesgo a principios de febrero de 2018, desde entonces le ha tocado vivir cuatro desabastos de medicamentos

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 28/08/2019
  • 21:03 hrs
  • Escuchar
“Pese al cáncer, Danna es feliz y ama a sus dos perros”
La SSa informó que se entregó el medicamento en los hospitales e instituto donde había desabasto, por lo que es seguro que la menor reciba su quimioterapia el sábado (Especial)

A sus cuatro años y medio de edad, Danna Rivas es una guerrera y le está dando batalla a la leucemia linfoblástica aguda de alto riesgo que padece. Va en la semana 55 de un protocolo de 120 sesiones de tratamiento, este sábado le toca recibir quimioterapia con metotrexato en el Hospital Infantil de México Federico Gómez y su padre Israel Rivas espera que para ese día ya hayan surtido el medicamento, “si no llega pues tendremos que ver la manera de conseguirlo”.

A Danna le detectaron este padecimiento a principios de febrero de 2018, desde entonces le ha tocado vivir cuatro desabastos de medicamentos, en septiembre y octubre del año pasado, así como en mayo de 2019 se retrasó la entrega de Purinethol, esta semana el problema fue con metotrexato.

TAMBIÉN LEE: ¿EN QUÉ BENEFICIA EL METOTREXATO A NIÑOS CON CÁNCER? 

Su padre es uno de los que encabeza la lucha de las familias del hospital cuando se presenta algún problema de abasto en el nosocomio. Relata que su hija no se quedó sin recibir la dosis que le correspondía el lunes porque logró comprar el fármaco, aunque fue complicado conseguirlo, por eso espera que se normalice el abasto para el sábado, cuando se lo tienen que aplicar.

Los directivos del hospital les indicaron que la tarde de este miércoles les surtirían la medicina y se normalizaría el servicio:  “Vamos a esperar, si el gobierno nos cumple y llega hoy, pues nos regresaremos a nuestras casas a cuidar a nuestros hijos, como debemos, y esto se acaba. Si no hay medicamentos o vuelve a haber desabasto vamos a tomar medidas legales, un amparo, y un llamado a instancias internacionales y vamos a endurecer nuestras protestas”, destaca.

La tarde de este miércoles la Secretaría de Salud informó que se entregó el medicamento en los hospitales e instituto donde había desabasto, por lo que es seguro que la menor reciba su quimioterapia el sábado, como estaba planeado.

Hay esperanza en la voz de Israel a pesar de todo, aunque expresa que “mi mayor preocupación en este momento la salud de Danna, es lo más importante para mí y su recuperación”, ya que es su única hija.

Relata que a su corta edad ella es una niña muy inteligente y que incluso psicólogos le han dicho que tiene un avance intelectual muy grande, ya que se expresa como una niña de ocho años.

“Ella es profundamente resiliente, porque ha enfrentado esta enfermedad de una manera positiva. Nosotros, por consejo del apoyo terapéutico que hemos recibido, hemos hecho que la enfermedad no sea un personaje, no lo hemos metido a la casa como alguien, sino como algo que va a sanar”, narra Israel.

Destaca la fortaleza emocional y física de la pequeña, quien disfruta de ir por tacos de bistec cuando sale de la sesión de quimioterapia, que dura hasta ocho horas.

A Danna le apasiona nadar, su papá dice que ella sería feliz estando en el agua todo el día. Sin embargo, “lo que más le gusta y la puede volver loca son los perros y los cachorros. Ama profundamente a los perros”.

El médico que la atiende le autorizó tener perros en su hogar y tiene dos, los cuales la han ayudado a tener un mejor estado de ánimo. Incluso la menor ha dicho que le gustaría ser veterinaria, aunque también quiere ser médico e ingeniero para construir una casa grande y tener muchos amigos de cuatro patas.

Israel señala que durante este proceso hay muchos factores que han sido difíciles para ellos, aunque el principal es el aspecto emocional “ver sufrir a mi hija, ver que la pican, que llora, ver que se pone mal con algunos medicamentos, con las reacciones secundarias, verla internada, eso le parte el alma a cualquier papá”.

El segundo fenómeno que pasa es que todos los papás sufrimos de una crisis terrible económica, porque el hospital pone parte de esto, pero nadie te paga los transportes, hay pérdida del empleo. Por ejemplo a mí me rescindieron el contrato después un año y algunos meses de haber estado trabajando a distancia, pues lógicamente no hay empresa que le aguante a uno eso

MJP