NACIÓN

“Patética e increíble” equivocación de la ASF en dictamen del NAIM

Intromisión de AMLO pone en duda la autonomía de la ASF, afirma el exauditor Arturo González de Aragón y sentencia: "tiene que haber renuncias"

  • ALEJANDRA CANCHOLA
  • 24/02/2021
  • 19:15 hrs
  • Escuchar
“Patética e increíble” equivocación de la ASF en dictamen del NAIM
En entrevista con La Silla Rota, González de Aragón se dijo decepcionado de la manera en que la Auditoría Superior se desdijo de su propio informe. (Archivo)

Arturo González de Aragón, auditor superior de 2002 a 2009, aseguró que la equivocación que supuestamente cometió la Auditoría Superior de la Federación (ASF), con David Colmenares Páramo al frente, en su dictamen de la Cuenta Pública 2019 referente a la cancelación del aeropuerto internacional en Texcoco, es “patética e inverosímil”.

En entrevista con La Silla Rota, González de Aragón se dijo decepcionado de la manera en que la Auditoría Superior se desdijo de su propio informe y de los dichos del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el mismo, lo que calificó de una intromisión.

“Patética, inverosímil, increíble. [...] Ahora vemos una intromisión indebida del presidente de la República ante el informe que rindió David Colmenares. Nunca había yo visto un comentario así de un presidente el día que presenta el informe el auditor, esto es totalmente indebido, porque no debe entrometerse”, declaró vía telefónica.

En su informe, presentado ante la Cámara de Diputados el sábado pasado, la ASF aseveró que la cancelación del aeropuerto de Texcoco generó pérdidas por 331 mil 996 millones de pesos. El lunes, el presidente López Obrador cuestionó el informe de la Auditoría y, apenas unas horas después, el órgano dijo que sus cifras no eran correctas.

Para González de Aragón, lo que pasó en menos de 24 horas -el presidente negando lo dictaminado por la ASF y el organismo echándose para atrás en sus afirmaciones-, dañó el prestigio de la Auditoría Superior y vulnera, de alguna manera, su autonomía.

Ya dañó el prestigio de la Auditoría Superior, pero -independientemente de la mala conducta del presidente- lo que es increíble es que David Colmenares haya rectificado en menos de 24 horas, cuando hay un proceso de 30 días para que se hagan todas las aclaraciones, tal como lo establece la legislación en la materia

“Algo está pasando totalmente indebido. La autonomía de la Auditoría Superior de la Federación es indiscutible, tal como lo establece la constitución, los presidentes de la República no pueden y no deben interferir en el trabajo de la ASF”, recalcó.

El periódico Reforma publicó, este miércoles, las declaraciones el ex auditor superior, en el periodo de 2010 a 2017, Juan Manuel Portal, quien aseguró que David Colmenares puso en entredicho la autonomía de la ASF al “ceder” a las críticas del presidente López Obrador.

González de Aragón detalló que la Auditoría Superior tiene mecanismos de rectificación que incluyen la presentación de los resultados de las auditorías a la autoridad fiscalizada, con el fin de presenten elementos que consideren relevantes para presentar en el informe.

Aseguró, también, que durante su gestión se estableció el Comité de Auditorías Relevantes (CAR), que convocaba a reuniones mensuales para presentar los avances de las auditorías que se practicaban a rubros como programas sociales y proyectos prioritarios; esas medidas -dijo- permiten que la ASF reduzca el margen de error en sus dictámenes.

González de Aragón recordó cómo él y Juan Manuel Portal fueron sujetos de críticas, acusaciones falsas por parte del gobierno y algunos medios de comunicación, incluso de amenazas y sobornos por parte de gobernadores, pero nunca dieron peso a esos actos.

“[En el caso del Fobaproa], tuvimos que enfrentar más de 10 controversias constitucionales, lo cual derivó en que, de cerca de 100 mil millones de pesos que observamos, nos echaran abajo 50 %. Cuestionaron que nos habíamos excedido en nuestras facultades, que nos habíamos excedido en la anualidad, fue un buen pretexto para echar abajo casi 50 mil millones de pesos; pero logramos recuperar al menos 40 mil millones”, recordó.

Casi al final de su gestión al frente de la ASF, González de Aragón fue sujeto de auditorías fiscales por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT), de la Secretaría de Hacienda, que duraron más de un año.

“Juan Manuel Portal tuvo que enfrentar ofrecimiento de sobornos, en el caso de Veracruz, con Javier Duarte. Se dijo que recibió ofrecimientos del gobernador, a través de Mauricio Audirac -que era el auditor de Veracruz- le ofrecieron 100 millones de pesos, para que cancelara todas las observaciones en contra del gobierno de Duarte”, sentenció.

El exauditor sostuvo que incluso el expresidente Enrique Peña Nieto, siendo gobernador del Estado de México, acudió a su oficina a pedirle que echara abajo las observaciones hechas por la ASF para que su gobierno no devolviera cerca de 2 mil 500 millones de pesos a la Tesorería de la Federación, por retenciones al Impuesto Sobre la Renta (ISR).

“Le dije: ‘señor gobernador, o devuelve usted ese dinero -y le doy un plazo máximo de 15 días para que lo devuelva- o lo denunció penalmente, porque este recurso pertenece a la Secretaría de Hacienda, usted ha hecho uso indebido de esos recursos y no los ha regresado a la Tesorería’. En 15 días regresó el dinero”, aseguró González de Aragón.

Pese a esos problemas e intentos de intromisión en la labor de la Auditoría Superior, según señaló González de Aragón, ninguno de los expresidentes se atrevió a descalificar abiertamente la labor del organismo autónomo.

“Ver todo esto me lleva a una total decepción, tanto de la intromisión del presidente como de la claudicación de David Colmenares. Obviamente hay una actuación indebida de la Auditoría y eso debe traer consecuencias […] no sé quién sea el culpable, pero tiene que haber renuncias, no sé si sea del principal responsable o de los auditores especiales que no hicieron bien su trabajo”, sentenció el exauditor.