NACIÓN

Paso a paso: así fue el choque entre marinos y pescadores furtivos

Derivado de las agresiones un pescador furtivo identificado como “Kiki” fue herido de gravedad; en respuesta automóviles y lanchas fueron incendiadas

  • REDACCIÓN
  • 29/03/2019
  • 13:16 hrs
  • Escuchar
Paso a paso: así fue el choque entre marinos y pescadores furtivos
Paso a paso: así fue el choque entre marinos y pescadores furtivos (Foto Especial)

Un enfrentamiento entre elementos de la Secretaría de Marina (Semar) y supuestos pescadores furtivos, en San Felipe, Baja California, dejó varios heridos, uno de ellos de gravedad por arma de fuego.

Según las autoridades, los sujetos pescaban totoaba, un pez en peligro de extinción; la captura de este animal también ha puesto en jaque a la vaquita marina, una especie única en el mundo que está en peligro de desaparecer. Por ello elementos de la Semar resguardan el mar de Cortés.

Los presuntos pescadores furtivos aseguraron que los marinos “ejecutaron” a uno de los suyos, mientras que la Semar sostuvo que se trató de un “accidente”.

Hoy, la Semar explicó paso a paso como fue esta agresión entre marinos y pescadores furtivos.

Todo comenzó, según las autoridades federales, cuando la embarcación “Sharpie” de la ONG “Sea Shepherd” fue agredida por pescadores de la embarcación “Alexandra”, quienes realizaban actividades de pesca prohibida.

Tras la agresión, elementos de la marina intervinieron y al intentar asegurar a los tripulantes de la embarcación “Alexandra”, uno de los pescadores furtivos intentó despojar de su arma a un miembro de la Semar.  

En el forcejeo, detalló la autoridad federal, el pescador furtivo recibió un disparo accidental. Aunque en un principio se aseguró que el sujeto falleció por el disparo, en realidad de encuentra con vida, pero herido de gravedad.

Luego de los hechos, un grupo de aproximadamente 80 pescadores se presentaron al acceso de las instalaciones del Sector Naval de San Felipe arrojando piedras y bombas molotov contra el personal y la infraestructura naval.

Posteriormente, en la Estación Naval de Búsqueda y Rescate e instalaciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), otras 50 personas agredieron instalaciones y embarcaciones.


De acuerdo con la marina, también extrajeron materiales que se encontraban bajo resguardo y custodia por estar vinculados a procesos derivados de infracciones pesqueras y al medio ambiente.

Las autoridades federales aseguran que estos pescadores furtivos tienen un largo historial de agresiones contra instalaciones en San Felipe, Baja California.

También detalló que las personas que se vieron involucradas en estos actos, no pertenecen a la Federación de Cooperativas Ribereñas o a la Cooperativa Pescadores libres del mar de San Felipe y reiteró que se trata de pescadores furtivos.