Violencia

'Parecía Irak, pero era Guerrero': periodista agredido

Calculan que fueron 100 personas las que impidieron su paso, 60 en el tramo de carretera y 40 a los alrededores.

GLORIA PIÑA/CORRESPONSAL 14/05/2017 06:16 p.m.

Parecía Irak, pero era Guerrero: periodista agredidoLos reporteros agredidos buscan realizar una marcha en Chilpancingo (tomada de la web)

LEE TAMBIÉN

Con Trump suben ataques y amenazas a periodistas en EU

Los ataques físicos, los arrestos, las restricciones y la hostilidad general contra los medios de comunicación representan sólo una cara de la nueva realidad


GUERRERO (La Silla Rota).- “Bájense cabrones, a ver las carteras”, les gritó un niño de aproximadamente 13 años, a los reporteros que cruzaban el tramo cerca del municipio de Acapetlahuaya, Guerrero. Los siete periodistas bajaron de las dos camionetas en las que viajaban para cubrir a llegada de militares a San Miguel Totolapan, municipio de la región de la Tierra Caliente

De inmediato unas cien personas armadas los rodearon.

“Parecía que estábamos en una guerra en Irak”, recuerda Sergio Ocampo reportero de La Jornada. “Se veía el humo de los vehículos quemados” en el camino, previo al asalto y agresión que sufrieron la noche del sábado 13 de mayo. 

“A ver bajen todo lo que traen estos cabrones”, recuerda que le ordenó el jefe del grupo a un comando para revisaran todos los artículos de valor que llevaban los reporteros para realizar su trabajo.

Los periodistas Ángel Misael Galena (Grupo Imagen), Jorge Alberto Martínez (Quadratin), Sergio Ocampo Arista (La Jornada Radio UAGro),  Yahir Cabrera (La Jornada), Hans Musielik (Vice News México), Pablo Pérez García (Posty) y César Alejandro Lorenzo Ortíz (Bajo Palabra / W Radio) iban juntos a la cobertura, ya que es una zona de conflicto disputada por La Familia Michoacana y otros grupos del crimen organizado, donde constantemente hay enfrentamientos y asesinatos. 

El grupo de jóvenes los  despojó de sus pertenencias, entre ellas cámaras fotográficas y de video, equipo de cómputo, celulares, dinero y una camioneta Jeep Patriot modelo 2014. 

“Estaban muy violentos. Yo he recorrido prácticamente todo el estado y me he encontrado con retenes de todo tipo, pero este era sui géneris porque eran puros chamacos. Todos andaban armados y drogados”, explica Sergio Ocampo, corresponsal de La Jornada y locutor de la estación de radio UAGro en entrevista a LA SILLA ROTA. 

Calculan que fueron 100 personas las que impidieron su paso, 60 en el tramo de carretera y 40 a los alrededores. “Fue muy raro todo, nosotros creemos que fue un acto premeditado. Seguramente se dieron el pitazo, sabían que íbamos a pasar por ahí”.

Mientras caminaban hacia Palos Altos empezaron a ver retenes y aproximadamente 24 vehículos en llamas. “Hasta ese punto la gente no nos veía mal, nosotros íbamos filmando y tomando fotos”.

Fue a su regreso cuando les impidieron seguir el camino y los bajaron de las dos camionetas donde viajaban. El reportero recuerda que los agresores eran muy jóvenes y violentos, la mayoría no superaba el rango de 15 a 25 años de edad.

“O se van o quemamos las dos y los retenemos aquí”, el grupo armado los dejó ir con la condición de que entregaran la camioneta Jeep Patriot, que pertenecería al reportero Sergio Ocampo. Se fueron en la otra camioneta donde viajaban marca Jeep Liberty.

Recibieron jaloneos y amenazas verbales, pero ninguno resultó lesionado físicamente, sólo el reportero Hans Musielik, colaborador de Vice News, fue encañonado con un arma en la cabeza.

El lugar donde ocurrió el robo fue entre dos retenes militares, uno que está en Acapetlahuaya y otro en Teloloapan.

San Miguel Totolapan es un pueblo en la sierra guerrerense donde se han registrado secuestros masivos y masacres en los últimos meses. Héctor Astudillo, gobernador del estado, ha acusado a la policía comunitaria llamada Movimiento por la Paz y Justicia de tener nexos con el grupo criminal La Familia. El 11 de mayo se anunció el despliegue de fuerzas federales en el municipio para restablecer el control de la seguridad. 

"Si denuncian los vamos a comer vivos"

Los delincuentes les advirtieron no anunciar el robo a autoridades federales “si ustedes denuncian nos los vamos a comer vivos, si ustedes les dicen en el próximo reten del ejército, tenemos halcones, los vamos a alcanzar y nos los vamos a comer vivos” Fue hasta que llegaron a Iguala Guerrero que acudieron a denunciar el robo.

Una cosa que les pareció extraña, señala Sergio Ocampo, fue la nula presencia de policías federales en una carretera federal, sólo acudieron estatales “iban con escudos antimotines, extrañamente no llevaban armas” recuerda el periodista.

La  Procuraduría General de la República (PGR) anunció el domingo que la  Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE) inició una carpeta de investigación para indagar sobre la agresión a los periodistas en la carretera Iguala – Altamirano en el estado de Guerrero.

Los reporteros agredidos buscan realizar una marcha en Chilpancingo para exigir a las autoridades que se investigue su caso y que se tomen acciones de seguridad en todo Guerrero.


NOTAS SOBRE EL TEMA

Grupo armado retiene y roba a periodistas en Guerrero

Fueron agraviados cinco periodistas nacionales y dos de cobertura extranjera






LEE TAMBIÉN

Por amenazas periodista sale de Chihuahua

Mayorga Ordóñez dejó Chihuahua el pasado 6 de abril con el respaldo del Comité de Protección para Periodistas





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información