NACIÓN

ONG’s sobreviven con bailes y de taxistas tras recorte de AMLO

Contrastes, disparidades, falta de dictaminación… así se entregaban recursos a OSC; Gobierno Federal les dio 59 mil mdp en 7 años

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 30/06/2019
  • 20:26 hrs
  • Escuchar
ONG’s sobreviven con bailes y de taxistas tras recorte de AMLO
Manifestación por el recorte presupuestal a organizaciones civiles (Especial)

Ednica, una de las 41 mil 345 organizaciones de la sociedad civil registradas en México, en 2014 recibió 3 millones 013 mil 400 pesos del gobierno federal para sus actividades de atención a personas en situación de calle. En sus 30 años de historia, fue el año que más recursos gubernamentales recibió, dijo a LA SILLA ROTA Gabriel Rojas, director de la organización.

Pero este año ya no recibió. Aunque no es el primer año que deja de recibir recursos económicos, ya que en 2013 y 2015 tampoco lo hizo, de acuerdo con una base de datos proporcionada por Indesol sí obtuvo otros apoyos en especie para difusión. Este año ni eso, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió ya no dar recursos a las OSC.

Por eso Ednica, para financiarse ante esta nueva realidad, decidió vender boletos para un baile en el salón "La Maraka" el 28 de junio, informó. Una parte de un lote de 200 boletos será para la AC. Pero no es la única estrategia de sobrevivencia. El patronato podría decidir usar algunos autos donados para convertirlos en Uber y obtener dinero. “Necesitamos entradas diversas”, explicó Rojas.

El activista confía en que la organización sobrevivirá, pues ya tienen 30 años de experiencia. Sin embargo, la situación obligará a ya no trabajar con población nueva de menores en situación de calle, lamentó.

Rojas mostró su inconformidad con las razones que argumentó el presidente para tomar la decisión de no apoyar la continuidad de la entrega de los recursos, de que todas recibían recursos millonarios y que no había transparencia.

“Hay que considerar que la gran parte de las OSC tenemos una relación o dependemos para tener fondos del gobierno federal, prácticamente a través de convocatorias que son transparentes, tienen reglas de operación para acceder al recurso así como para ejercerlo, comprobarlo. Todo estaba bastante transparente y además en estos fondos del Instituto de Desarrollo Social (Indesol) había que acceder a estos fondos a través de los comités de dictaminación conformados para evaluar los proyectos y apoyarlos de ser el caso.

“Estamos hablando de un esquema al que accedían el 90 a 95 por ciento de las instituciones, que son fondos licitados, transparentes, muy normados y además estamos obligados por las autoridades a entregar informes de sostenibilidad y a mantener un registro de la institución ante las autoridades para seguir operando. Hay o había un esquema bastante transparente y justo”, dijo entrevistado por LA SILLA ROTA.

Pero fuera de ese 95 por ciento de instituciones con fondos licitados, hay otro 5 por ciento de OSC que reciben recursos millonarios y que acceden a fondos por tener al frente a personajes reconocidos, o que no pasan por un comité de dictaminación que revise sus proyectos, como sí ocurría con Indesol.

“Hay una minoría de organizaciones que accede a fondos más grandes porque hay otro tipo de acercamientos a la autoridad para acceder a estos fondos, y puede ser que estos fondos no siempre se daban de manera transparente, que no siempre se daban bajo un esquema de corresponsabilidad sino que obedecía a otro tipo de intereses”, agregó.

Una de esas organizaciones que pertenece a esa minoría es Fundación UNAM, que de 2006 a 2017 recibió 683 millones 599 mil 860 pesos, de acuerdo con una sumatoria realizada a partir de una solicitud de información.

A partir de 2014 la fundación UNAM comenzó a recibir el grueso de las cifras millonarias de parte de la SEP, Pemex, CFE e IMSS, en un periodo que coincide con la presidencia al frente de la Fundación de Dionisio Meade, padre del ex titular de las secretarías de Hacienda y la de Relaciones Exteriores, así como excandidato a la presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En el mismo periodo, Ednica recibió 9 millones 389 mil 140 pesos.

Una simulación

El anuncio del recorte de recursos a OSC fue hecho por el presidente López Obrador el 18 de febrero, en su habitual conferencia mañanera. Ahí, explicó que el Indesol atendía a personas con discapacidad, pero que tenía pocos fondos, por lo que ahora las personas con discapacidad recibirían 14 mil millones de pesos de manera directa. “Entonces ya para qué”, justificó. Añadió que cada dependencia tenía institutos similares. “Estos institutos existían en todas las dependencias, pero era simulación. Se va aplicar parejo el recorte de recursos”, advirtió ese día.

Pero Rojas no es el único director de una OSC que recibía recursos del Indesol, como parte del programa de Coinversión Social, que está inconforme con el dicho de que todas las organizaciones eran iguales o que su trabajo era una simulación.

“No todos recibíamos grandes fondos o teníamos los enlaces políticos que llevaran a los recursos”, dijo en entrevista con LA SILLA ROTA Luis Enrique Hernández, representante legal de la organización Centro Transitorio de Capacitación y Educación Recreativa El Caracol, especializada en trabajar en la atención y rescate de personas en situación de calle.

Detalló que aunque los proyectos en los que participaba Caracol en el Indesol, no recibían más allá de los 300 mil pesos y se les auditaba el uso de los recursos, además de que antes de entregárselos, sus proyectos se evaluaban a través de un comité de dictaminación para decir si eran viables o no.

“Somos diversas las organizaciones, tenemos distintas razones de ser, pero acá hay una mala percepción de lo que significa la sociedad civil. Conocemos a algunas organizaciones en estados que subsisten solo de Indesol, que colocaban dos proyectos, que sobrevivían con 500 mil pesos y no tenían fondos de carácter internacional”, agregó.

En un sentido similar opinó Wendy Figueroa, de la Red Nacional de Refugios, que agrupa a alrededor de 30 organizaciones enfocadas a trabajar con mujeres víctimas de violencia, incluyendo refugios.

“Hay quien recibe una millonada, pero nosotros máximo recibíamos en Indesol 350 mil pesos para un proyecto; en Inmujeres un máximo de 800 mil pesos y en cuanto a refugios quien financia espacios de protección era la Secretaría de Salud, ahí el monto más grande era de entre 2 millones 500 mil a 9 millones y medio de pesos”.

Una cifra distante de la que reciben otras organizaciones que en realidad son brazos del gobierno, o también son fundaciones, como Fundación UNAM, que de acuerdo con un estudio del Instituto Belisario Domínguez, entre 2016 y 2017 fue la que más recursos recibió, con aportaciones de la SEP, Pemex, la Comisión Federal de Electricidad y el Instituto Mexicano del Seguro Social.

El otro lado

Aunque las bolsas del Presupuesto de Egresos de la Federación para las OSC al año rebasaban los miles de millones de pesos, una gran parte de los recursos iban también a los llamados Gongos (de Government not government), brazos operativos del gobierno federal, expuso por su parte el investigador Pablo González Ulloa.

Destacó que había disparidad en la entrega de recursos a las OSC, e incluso distintas reglas de operación. Explicó que pese a que el programa de Coinversión Social del Indesol estaba considerado el estrella en materia social, y en el que participaban más OSC, sólo representaba el 5 por ciento de los recursos destinados al fomento de trabajo de las organizaciones.

“Indesol, que era el programa estrella manejaba solo 5 por ciento de programa de apoyo a fomento y era el que abarcaba más organizaciones. En cambio la Secretaria de Educación Pública manejaba 50 por ciento de los recursos del programa de fomento a OSC y manejaba alrededor de 50 apoyos”, explicó a LA SILLA ROTA.

El año pasado, para el fomento de actividades de organizaciones de la sociedad civil el gobierno federal destinó apoyos económicos por 5 mil 988 millones 609 mil 735 pesos a las OSC.

Dentro de esos apoyos, el 35 por ciento de los recursos del Presupuesto de Egresos Federal durante el gobierno de Enrique Peña Nieto eran en realidad para organizaciones que funcionaban como brazos de la administración pública.

“Los Gongos son brazos de la administración pública que acceden a recursos públicos, no está mal que se le de dinero, pero no son OSC puras, sino son brazos del gobierno. Ellos tuvieron 35 por ciento del presupuesto para OSC”, afirmó a LA SILLA ROTA González Ulloa.

Un dato similar detectaron investigadores del Instituto Belisario Domínguez, del Senado, quienes en abril pasado presentaron el estudio “Organizaciones de la sociedad civil y presupuesto público”. José Luis Clavellina, uno de los autores, se refirió al dato.

“El análisis determinó que de los recursos reportados para OSC, cerca del 35 por ciento se dirigió a los llamados Gongos, organizaciones que hacen trabajos para el gobierno, lo cual dificulta contabilizar el monto real de apoyo público a la sociedad civil”.

Se trataba de cifras millonarias para programas de educación para adultos o las federaciones deportivas que preparaban a los atletas mexicanos para competir en torneos internacionales. La dependencia que destinaba los recursos millonarios era la SEP, la cual ejerció 2 mil 051 millones 140 mil 368 pesos entre 269 organizaciones, tan solo el año pasado, de acuerdo con el Informe Anual de las Acciones de Fomento y de los Apoyos y Estímulos Otorgados por dependencias y Entidades de la Administración Pública a favor de las OSC correspondiente a 2018.

Entre las federaciones beneficiadas están la Federación Mexicana de Béisbol, la cual recibió 33 millones de pesos, y la Federación Mexicana de Golf 20 millones de pesos. Destacan el Comité Olímpico Mexicano con 65 millones 346 mil 700.71 pesos  o el Patronato de Fomento Educativo del estado de México, que en 2018 recibió 153 millones 972 mil 288.

Dichos apoyos eran otorgados por la SEP y por ser para federaciones o Gongos, no requieren de la aprobación de un comité de dictaminación.

González Ulloa no descartó que ese apoyo que aparecía para la Federación Mexicana de Golf sea lo que haya ocasionado que el presidente Andrés Manuel López Obrador haya dicho en marzo pasado que había transferencias para organizar torneos de golf, pero eso no quiere decir que todas las organizaciones eran así, ni que todas sean gongos.

En cambio, de acuerdo con el Informe Anual de las Acciones de Fomento y de los Apoyos y Estímulos Otorgados por dependencias y Entidades de la Administración Pública a favor de las OSC correspondiente a 2018, la Secretaría de Desarrollo Social (la otrora Sedesol y ahora Secretaría de Bienestar) el año pasado entregó 336 millones 418 mil 791 pesos, de los cuales la mayoría eran para proyectos que participaron en la convocatoria de Indesol, que por su parte ejerció 261 millones 561 mil 419 pesos, entre 1 mil 213 OSC.

Dentro del programa de Coinversión social del Indesol, los apoyos no pasaban de los 300 mil pesos, añadió el investigador, quien dijo que además las OSC que reciben recursos del instituto son las más fiscalizadas.

Cabe aclarar que la Sedesol daba otros apoyos, además de los de Indesol, que en ocasiones superaban al millón de pesos.

Cuestionado sobre si a los llamados Gongos, registrados como Organizaciones de la Sociedad Civil, se les debe dar o no recursos, González Ulloa dijo que sí, pero no como si fueran OSC.

“Seguro que sí, pero no tiene lógica porque infla el dinero que se le da a organizaciones”, criticó.

No desaparecerán

El investigador reconoció que había programas que no traían reglas de operación, aclaró. Sin embargo, defendió el papel que han hecho las OSC a lo largo de años en México en términos de atención a grupos vulnerables o democracia.

“Es importante que reciban recursos, son entidades de interés público, entonces implica un reconocimiento, no recibir es un retroceso total; los tienen que apoyar porque coadyuvan, son fundamentales en el proceso de consolidación democrática”, dijo el coautor del libro “Las organizaciones de la sociedad civil en México.

Descartó que el grueso vaya a desaparecer, pero algunas sí lo harán.

Respecto a los Gongos, reiteró que reciben recursos con discrecionalidad.

“Es la mayor discrecionalidad, y los Gongos no entran al comité de dictaminación; es por una cuestión política. Es importante que se hagan criterios de asignación, que son las reglas de operación”.

Experiencias de OSC

Otro ejemplo donde se entregaban recursos a OSC sin dictaminación eran en los recursos que entregaba la Comisión de cultura de la Cámara de Diputados a OSC de tipo cultural. La Silla Rota en un reportaje anterior mostró que de 2013 a 2017 alrededor de mil millones de pesos se distribuían anualmente a organizaciones de la sociedad civil desde la Cámara de Diputados para proyectos culturales. En el mismo texto, la actual diputada local, la panista Margarita Saldaña, quien presidió la comisión de cultura en San Lázaro hace dos legislaturas, explicó que eran los 500 diputados los que cabildeaban los recursos, los cuales no pasaban por un comité de dictaminación, lo que aseguraba que fuera más fácil aprobar los proyectos.

Otro caso era en Conacyt, como explicó Gabriela de la Torre, de la organización Pauta.

“En años anteriores no había comité de dictaminación (en Conacyt), este año si lo vamos a tener. Lo que también nos dijeron es que nos van a regresar retroalimentación, se hacía de manera informal porque conocían tu trabajo”, dijo Gabriela de la Torre, de Pauta, que apoya a niños que aspiran a ser científicos.

En contraste, Wendy Figueroa, de la Red Nacional de Refugios compartió que en su caso aplicaban para distintas convocatorias, y en algunos casos salía aprobada en diferentes dependencias, por lo que debía renunciar a los recursos de alguna, para cumplir las reglas de operación.

“Aplicaban al fondo Proequidad, algunos a Indesol y de Salud, que es la que este año se quiso suspender. A veces no se tiene información pero hay una limitante, en reglas de operación era claro que no podías recibir presupuesto de otra instancia federal, debías renunciar al presupuesto autorizado. Si aprobaban los dos debía renunciar a uno (podía ser ProEquidad), de Inmujeres.

“O bien en los refugios que aplicábamos si ponías un rubro te eliminaban y en mecanismo de cruces si repetías te hacían además observaciones. Sí hemos renunciado a financiamiento, no todas las organizaciones son lucrativas, hay reglamentos”, aclaró.

Comparativo

LA SILLA ROTA realizó el comparativo entre los recursos recibidos por Ednica, y la Fundación UNAM, que también recibe recursos como OSC y en 2016 fue la OSC que más recursos recibió en 2016.

Ednica recibió en dicho lapso 9 millones 389 mil 140 pesos, mientras que la Fundación UNAM recibió 683 millones 599 mil 860 pesos. A partir de 2014 la fundación UNAM comenzó a recibir cifras millonarias de parte de la SEP, período que coincide con la presidencia al frente de la Fundación de Dionisio Meade, padre del ex secretario de hacienda, de Relaciones Exteriores y ex candidato a la presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El comparativo es desde 2006 a 2007.

Numeralia

De acuerdo con datos solicitados a Indesol, hay registradas 41 mil 345 organizaciones de la sociedad civil.

Entre 2010 y 2017 las dependencias del gobierno federal transfirieron recursos públicos a las OSC por un total de 59 mil 288.3 millones de pesos (a precios de 2017), no obstante, estos apoyos han disminuido a una tasa media anual de -2.6 por ciento, señala la investigación elaborada por el IBD.

Sin embargo, los investigadores del IBD reconocen que no hay claridad sobre el monto total. De acuerdo con una solicitud de información de LA SILLA ROTA, entre 2006 y 2017 las OSC recibieron 54 mil 504 millones 047 mil 542 pesos, distribuidos de la siguiente manera.

Las OSC, que no tienen fines de lucro, participaron con alrededor del 1.35 por ciento del Producto Interno Bruto Nacional en 2017, cita al Inegi el estudio del IBD.

- 2.6 millones de personas laboraban en las OSC

- 74 por ciento eran voluntarios

- 26 por ciento por ciento remunerado

El estudio revela que entre 2010 y 2017, el IMSS y la Secretaría de Salud fueron las entidades que presentan mayores tasas de crecimiento en las transferencias a las OSC, aunque es la Secretaría de Educación la dependencia que mayores apoyos ha realizado a este tipo de organismos.

-2.6 de tasa media de crecimiento anual real (TMCAR), debido a contracción de transferencias a OSC.

Aunque en 2017 el IMSS y la Secretaría de Salud tuvieron la mayor TMCAR, la Secretaría de Educación Pública fue la que otorgó mayores apoyos a OSC.