NACIÓN

Nuevo reglamento Conacyt fomentará discrecionalidad: investigadores

El Conacyt anunció este miércoles que la Junta de Gobierno aprobó las modificaciones al Reglamento del SNI

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 04/03/2021
  • 19:16 hrs
  • Escuchar
Nuevo reglamento Conacyt fomentará discrecionalidad: investigadores
La directora general del Conacyt, María Elena Álvarez Buylla, anunció este miércoles que la Junta de Gobierno aprobó las modificaciones al Reglamento del SNI. (Pixabay)

La comunidad científica expresó su preocupación por la reciente aprobación del nuevo Reglamento del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), ya que alertaron que abre la puerta a la discrecionalidad en la evaluación y también representa un retroceso en comparación con las condiciones que se tenían anteriormente.

La directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez Buylla, anunció este miércoles que la Junta de Gobierno aprobó las modificaciones al Reglamento del SNI, documento que hasta el momento no se ha hecho público, pero del que ya había circulado una filtración.

En entrevista con La Silla Rota, los investigadores manifestaron su inconformidad por no haber sido tomados en cuenta para la toma de decisiones, ya que ellos son los principales afectados con los cambios aprobados.

El reglamento debe ser sometido a consulta a través de la Comisión Nacional de Mejora regulatoria, posteriormente se publica en el Diario Oficial de la Federación, será hasta entonces cuando la comunidad científica tenga acceso a la información.

Sin embargo, los investigadores alertaron que si se quedó el texto como se planteó en el documento filtrado, el principal foco rojo es respecto a las evaluaciones, ya que no se indican con claridad los parámetros, de elimina la evaluación por pares y esto puede derivar en discrecionalidad.

Asimismo, apelaron a que se evite la opacidad en estos cambios, porque la falta de transparencia e información no beneficia a la ciencia y la tecnología, sino que genera incertidumbre.

CAMBIOS ABREN LA PUERTA A DISCRECIONALIDAD, ALERTAN

En nuevo reglamento que se filtró antes de su aprobación se establecen cambios respecto a las comisiones evaluadoras, que ahora serán designadas por el Conacyt, y sobre la forma de evaluar el rendimiento de los miembros del SNI, ya que se indica que se hará con base en los criterios del documento y no con criterios académicos, como se hacía anteriormente.

David Romero Camarena, presidente de la Sociedad Mexicana de Bioquímica, explicó que en el reglamento anterior, todavía vigente, se especificaban algunos aspectos que debían considerar las comisiones evaluadoras, como las tesis o artículos publicados en medios de prestigio científico, pero esta parte se borró.

El documento que vimos elimina esa definición de elementos por considerar, lo deja completamente criterio de las comisiones evaluadoras. En ese sentido es extraño que algo que pretende precisar cómo evitar conflictos, en general genere mayor imprecisión, dejándolo en manos de las comisiones evaluadoras. Eso ya de por sí preocupa

Coincidió Alma Maldonado, investigadora del Cinvestav, quien señaló que se dejó muy laxo este tema en el nuevo reglamento. “Deja muy abierto al criterio de los evaluadores, lo cual podría parecer flexibilidad, pero también puede ser discrecionalidad”, alertó.

“El problema es, lo dice el Conacyt en sus tuits, privilegia el tema de los Pronaces, pero ya hemos discutido muchas veces que es un programa de gobierno, eso no puede ser el criterio principal para evaluar todo tipo de investigación que se realiza en el país, porque la investigación que se realiza en el país va mucho más allá”, criticó la investigadora.

Romero Camarena ve otro problema relacionado con los Pronaces, ya que en el documento parece que los investigadores nivel 2 y 3 van a tener que estar alineados a este programa encaminado a la solución de problemas nacionales o de lo contrario  podrían enfrentar la posibilidad de bajar de nivel. 

Para Daniel Ortuño, investigador de la Universidad de Guadalajara, estas modificaciones a la evaluación representan un retroceso en lo que ya se había construido para la estructura de las comisiones, ya que estaban integradas por otros miembros del SNI.

Advirtió que si ahora serán designados por el Conacyt y no se establece que sea evaluación por pares se da pie a que cualquier persona, sin tener las credenciales académicas necesarias, pudiera participar en el proceso.

Gloria Soberón, quien es representante electa del SNI, señaló que quienes conformaban las comisiones evaluadoras eran designados por sus méritos en las diversas áreas del quehacer científico, pero que ahora va a ser una decisión unilateral del Conacyt.

“Entonces en realidad va a ser una decisión discrecional de a quién se le dan los estímulos y a quién no, es gravísimo lo que están haciendo. La discrecionalidad en la toma de decisiones es lo más preocupante en el sentido de que pueden hacer lo que quieran, definir las áreas, ver cuáles son las evaluaciones sin ninguna participación de la comunidad”, enfatizó.

CRITICAN OPACIDAD EN CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO REGLAMENTO DEL SNI

Los cuatro investigadores entrevistados por La Silla Rota coincidieron en que el nuevo reglamento representa un retroceso por diversos motivos, ya que no se construyó un diálogo con la comunidad, los cambios propuestos no están bien fundamentados y se hicieron de manera opaca.

“Sí es un retroceso, es la destrucción del sistema sin la participación de la comunidad, desde luego ignora el valor que tiene la opinión de los propios miembros del SNI y eso es un retroceso en el marco de un Estado democrático”, expresó la doctora Soberón.

Para Maldonado hay muchas preguntas que deben ser respondidas por la directora del Conacyt sobre la forma en que se definieron los cambios en el reglamento y cuestionó por qué no se lo han enseñado a la comunidad.

“Yo creo que esta opacidad no nos sirve a nadie, yo creo que da pie a muchas especulaciones, a muchos rumores, ojalá el Conacyt remediara esta situación muy pronto, porque no es benéfico para nadie, no es benéfico para los investigadores, ni para las instituciones, y esto va en detrimento del trabajo, de la confianza que debería tener la comunidad”, dijo.

Romero Camarena manifestó que esta situación que se vive actualmente es inesperada de un gobierno de izquierda, pero señaló que es posible que se está tendiendo una  visión anticuada de la rectoría del Estado, en la que se le ve como un  gran padre que toma decisiones de manera autoritaria y sin tomar parecer a los demás.

Al ser cuestionado hacia donde considera que va la ciencia en el país, respondió que “va hacia un control de la actividad científica, para fines que pudieran ser muy loables para el gobierno en turno, pero que en realidad deberíamos de estar discutiendo qué es lo mejor para este país”.

LEE MÁS: Condicionados y previa liquidez, los apoyos a científicos en Conacyt

Asimismo, el doctor Ortuño declaró que “hay un cambio aparentemente de fondo, pero poco fundamentado o al menos poco claro hacia los involucrados que somos la comunidad científica”.

Los especialistas expresaron que esto enciende las alertas en la víspera de la aprobación de la nueva Ley de Ciencia y Tecnología, de la que el Conacyt también elaboró un anteproyecto sin escuchar las propuestas de los científicos.

La doctora Soberón, quien aunque es representante del SNI no ha sido convocada a las sesiones correspondientes e interpuso un amparo para este fin, señaló que estas situaciones que enfrentan los investigadores en México requieren de otras medidas para que sean tomados en cuenta.

“Desde mi punto de vista, creo que habría que solicitar que renunciara la doctora Álvarez Buylla, porque esto es una afrenta inaceptable, en donde toda la comunidad, los 33 mil miembros del SNI, somos absolutamente ignorados", indicó.