NACIÓN

Nuevo etiquetado en alimentos y bebidas ahorrará 1.8 mil mdd, calculan

Un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública calcula ahorros en costos por obesidad, atención médica e incapacidades

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 30/07/2020
  • 18:02 hrs
  • Escuchar
Nuevo etiquetado en alimentos y bebidas ahorrará 1.8 mil mdd, calculan
Las etiquetas obligatorias en alimentos y bebidas advierten sobre altos niveles de calorías, azúcares, grasas, grasas trans o sodio

Con el nuevo etiquetado frontal de advertencia para alimentos procesados y bebidas no alcohólicas, México podría ahorrar en cinco años un total de 1.8 mil millones de dólares en gastos de salud asociados a la obesidad, de acuerdo con estudio del Instituto Nacional de Salud Pública.

Investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) hicieron un modelo del impacto del etiquetado frontal de advertencia que entra en vigor el próximo 1 de octubre, aunque algunos productos ya empezaron a implementarlo. En la investigación, publicada en PLOS Medicine, se analizó el impacto de esta nueva medida sobre las tasas de obesidad y los costos relacionados con la obesidad en un periodo de 5 años.

De acuerdo con el estudio, las etiquetas obligatorias en alimentos y bebidas que advierten sobre altos niveles de calorías, azúcares, grasas, grasas trans o sodio podrían prevenir 1.3 millones de nuevos casos de obesidad en el país, lo que representa una reducción del 14.7% en la prevalencia de obesidad.

Destacaron que el etiquetado frontal de advertencia también puede ahorrarle a México aproximadamente 1.8 mil millones de dólares en costos relacionados con la obesidad, esto incluye una estimación de 1.1 mil millones de dólares en costos de atención médica y 742 millones de dólares ahorrados en costos indirectos, como la incapacidad para trabajar, los gastos del cuidador y la muerte prematura.

Se proyecta que estos octágonos de advertencia ayude a reducir el consumo de calorías por persona en México en 37 calorías/día. Esto incluye 23 calorías/día por consumo reducido de bebidas y 14 calorías/día por consumo reducido de refrigerios.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores utilizaron datos de una encuesta representativa a nivel nacional sobre el consumo de alimentos y bebidas de más de 6 mil adultos mexicanos.

La Alianza por la Salud Alimentaria detalló que con el modelo se estimaron los cambios en el peso corporal en función de las reducciones estimadas en la ingesta de calorías debido a las etiquetas de advertencia y para determinar el ahorro de costos resultantes. Además, los autores utilizaron el informe financiero del país sobre el impacto del sobrepeso y la obesidad, y la tasa de obesidad esperada después de la implementación del etiquetado frontal de advertencia, para calcular los costos directos e indirectos.

Destacó que con estas estimaciones se demuestra que la implementación del etiquetado frontal de advertencia en México, junto con un impuesto a las bebidas azucaradas, representa un enfoque integral para combatir la obesidad y mejorar la salud de la población.