NACIÓN

"No me dijo que tenía VIH por el estigma social"

Gustavo recuerda a su esposo Edgar quien murió en 2018 a causa de sida; "cuando partiste, una parte dentro de mí también murió", escribió

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 01/12/2020
  • 22:30 hrs
  • Escuchar
"No me dijo que tenía VIH por el estigma social"
Foto y video: Mariluz Roldán

"Cuando partiste, una parte dentro de mí también murió" es el mensaje que Gustavo Aguilar escribió en su pancarta. En la esquina inferior está la foto de él abrazando a su esposo Edgar Trejo, quien murió por sida en diciembre de 2018.

Gustavo asistió este martes a la marcha convocada con motivo del Día Mundial de la Lucha Contra el sida, con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de apegarse al tratamiento antirretroviral para poder tener mejor calidad de vida.

"Quisiera decir que lo recuerdo cuando nos estábamos casando, cuando nos íbamos de viaje, o compramos el departamento, pero la realidad es que no hay un día que no sueñe que no está bien, porque me fui con esa impresión de que él sí quería vivir, pero fue tarde cuando empezó a usar el tratamiento", expresó.

Edgar recibió el diagnóstico de Virus de Inmunodeficiencia Humana en 2013, pero por decisión propia nunca recibió el tratamiento, debido al temor de las complicaciones a largo plazo que se podían presentar con los antirretrovirales anteriores, como insuficiencia renal o un infarto.

A caso dos años de su partida, su esposo busca informar que el apegarse al tratamiento es la única manera de tener calidad de vida para una persona que vive con VIH. "La gente que conoce su diagnóstico y que no toma el tratamiento, hacerles visible que estamos bien y que el medicamento es lo que nos ayuda a estar bien", destacó.

 

"NO ME DIJO QUE TENÍA VIH POR EL ESTIGMA SOCIAL"

Fue en 2014 cuando Gustavo y Edgar se conocieron, la química entre ellos fue instantánea. En mayo de 2016 decidieron dar otro paso en su relación y fueron de las primeras parejas LGBT que se casaron en la Ciudad de México.

Aunque Edgar ya sabía que vivía con VIH, no se lo dijo a Gustavo, quien se enteró hasta que enfermó y lo tuvieron que llevar a un hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Al llegar, el infectólogo le informó a Gustavo que su pareja se encontraba grave. Las personas que desarrollan sida son más propensas a tener diversos tipos de cáncer, Edgar ya presentaba metástasis. Falleció sólo tres semanas después.

"Al final, después de todo, analizo por qué no tomó el tratamiento, por qué no quiso decirme. Creo que mucho tiene que ver con el estigma social", expresó.

Este joven señaló que "cuando estuvo en el hospital el trato hacia nosotros fue diferente al de otras personas, entonces quiero que se normalice que una persona que tiene VIH puede ser controlado con el tratamiento".

Gustavo relató que incluso pensó en sacar a su esposo del hospital y morir juntos, pero su familia se enteró y lo apoyó para que recibiera el tratamiento, además se acercó a grupos de apoyo.

Actualmente, él va bien con su tratamiento, pero "yo tomo todavía tres pastillas, no estoy en el esquema nuevo, el ISSSTE va retrasado en la entrega de ese esquema, que tiene menos secuelas a largo plazo".