Néstor Núñez no quiere ser un junior en el partido de AMLO

“Soy hijo de un personaje de la vida pública y política del país, que ha hecho su propia carrera”, dice sober Arturo Núñez en entrevista con La Silla Rota

AGUSTÍN VELASCO 27/05/2015 10:55 p.m.

Néstor Núñez no quiere ser un junior en el partido de AMLO

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- “Nunca he vivido en Tabasco, yo siempre he estado en el Distrito Federal”, asegura tajante, quien hasta hace unas semanas era un desconocido en la política: Néstor Núñez, candidato a diputado local por el Distrito 9.

Sin embargo, Néstor ha ganado fama en los últimos días a raíz de la publicación de un audio en el que se le escucha pactar contratos simulados relacionados con los recursos de las campañas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) con su padre político Ricardo Monreal, candidato a la jefatura delegacional de la Cuauhtémoc.

El parecido facial de Néstor con su padre es innegable. Es hijo del gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, un perredista amigo de Andrés Manuel López Obrador.

 

-¿Dónde estudiaste?

“Soy abogado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Empecé a estudiar Derecho en 1999, mi papá me impulsaba mucho a estudiar en la UNAM, pero ya no alcancé, porque fue cuando estalló la huelga. Terminé la carrera en 2004, aunque empecé a trabajar desde 2002 en el área Jurídica de la Secretaría del trabajo y Previsión Social donde me tocó todo el tema del registro de asociaciones, de toma de notas, de sindicatos”, recuerda.

En 2006, Néstor dejó el servicio público para sumarse a la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador. Fue entonces cuando comenzó a trabajar con Ricardo Monreal, entonces comisionado para la defensa del voto.

“Tengo nueve años trabajando con él (Ricardo Monreal), desde la 60 legislatura; me dio la oportunidad de ir a estudiar una maestría en Análisis Económico del Derecho al Instituto Ortega y Gasset de la Universidad Complutense de Madrid y ahora en la Cámara de Diputados me dio la oportunidad de estudiar otra maestría en Democracia y Parlamento de Jurídicas de la UNAM y la Universidad de Salamanca”, asegura.

Luego de trabajar nueve años en el Senado y en la Cámara de Diputados con Moreal, Néstor buscó la candidatura por el Distrito Nueve con sede en Cuauhtémoc, donde su padre político busca ser titular para luego pelear por el Gobierno de la Ciudad de México en 2018.

¿Cuándo fue la última vez que hablaste con tu papá, el gobernador de Tabasco?

El otro día que terminamos un mitin, él sabía que yo iba a hablar ahí. Le dije que me fue bien, que estaba muy contento. Me felicitó, me dijo que qué bueno. Como papá me da consejos, en estos últimos tres meses no ha habido margen de vernos y yo siempre valoro y atesoro mucho lo que él me pueda decir.

¿Qué dices a los señalamientos de que tu papá ha estado apoyando tu candidatura con recursos de Tabasco?

Ja, ja, ja. Cuando los contrincantes no pueden debatir con ideas y propuestas, a lo que se dedican es a denostar. De ninguna manera hay un peso invertido de ese tipo.

La verdad es que no traemos recursos, lo que tenemos es aportaciones de simpatizantes, de algunos amigos. Algunas cosas las pongo yo o Monreal.

¿Te consideras como un junior de la política?

Como se ha ganado la fama, no. Soy hijo de un personaje de la vida pública y política del país, que ha hecho su propia carrera, su propia vida y que estoy haciendo mi esfuerzo desde una trinchera distinta, quizá con objetivos muy similares que tienen que ver con transformar al país.

¿Qué significa Ricardo Monreal?

Ha sido como una segunda oportunidad académica-universitaria, estos nueve años con él han sido como una licenciatura completa de parlamentario y de todo lo que tiene que ver con el poder legislativo. Monreal es de los líderes y los personajes que la izquierda y el país necesitan.

Néstor lleva 10 años de casado, tiene tres hijos (Eduardo, Ana Sofía y Alexa) el mayor de 10 años. Entre la agenda que busca impulsar con la bancada de Morena en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) están la poner candados a los programas sociales y que estos dejen de ser clientelares.

¿Cuál es la agenda de Morena?

En Morena creemos que vivimos en una ciudad de reglamentos y decretos, porque las leyes que las han venido reformando lo que hacen es facultar al jefe de Gobierno y al jefe Delegacional.

Por ejemplo, los apoyos para madres solteras, su artículo correspondiente en la Ley lo que dice es “…que habrá apoyo a madres solteras, el jefe delegacional y el jefe de gobierno tomando en cuenta la disponibilidad presupuestal dictará las reglas de operación…”

Entonces sí es una Ley, sí es un derecho, pero no es exigible porque las reglas de operación cambian cada tres años, incluso de delegación en delegación, cada uno emite sus reglamentos, cada uno emite sus decretos, las hacen al gusto del cliente dependiendo de a quién quieran favorecer. La agenda de Morena tiene que ver con enderezar esa parte.

¿Por primera vez el jefe de gobierno tendrá que sentarse a negociar su agenda?

Por fin Mancera no va a poder decidir todo solo. Seguramente tendrá que sentarse a negociar con el PAN o con Morena.

Pero también hay que tomar en cuenta lo que el jefe de Gobierno dice. (Mancera) Llegó en 2012 por una coalición de los partidos de izquierda, con Morena como asociación civil, creo que Mancera desde su perfil ciudadano va a tener que platicar con todos.

Nuestra agenda también trae temas de equidad de género, de diversidad sexual, todo lo que tiene que ver con salud, altos salarios de la burocracia, siguen existiendo privilegios que tendríamos que quitar, por ejemplo el seguro de gastos médicos mayores, estos seguros privados que si algún funcionario lo quiere que lo pague de su bolsa, se vale, pero que se lo estemos patrocinando nosotros no creemos que sea correcto.

¿Quién está operando en la Cuauhtémoc si ya no está René Bejarano?

Se supone que el profesor Bejarano estaba empujando a María Rojo porque en las encuestas no levantaba José Luis Muñoz Soria, ni Agustín Torres, la única que le competía bien a Monreal era María Rojo.

Sabemos que Muñoz Soria y Alejandro Fernández pactaron con Vanguardia Progresista con Héctor Serrano (secretario de Gobierno del gobierno del Distrito Federal), a cambio de la candidatura y rompieron con Bejarano.

El asunto es que en los últimos nueve años con Muñoz Soria, con Agustín Torres y con el propio Alejandro, hicieron una corriente dentro de la corriente y son los que han estado circulando dentro de los cargos.

Néstor se despide con una anécdota de corrupción –curiosamente en medio de un escándalo por posible corrupción con sus contratos simulados–, recientemente La Silla Rota publicó que mensualmente por teas de corrupción en la Cuauhtémoc se generan al menos 50 millones de pesos. 

“Nos han platicado de que se entrega semestralmente lo que se conoce a nivel delegacional como El Niño y que es un periódico envuelto lleno de dinero y que nos dicen que es semestralmente de cerca de 170 millones de pesos. Todo esto es dinero en efectivo que se maneja. Esto es algo que te dice la gente, no tenemos como acreditarlo aún”, dice.

 

 

asm

 

 




Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información