NACIÓN

"Movimiento del 68 detonó libertades, pero aún hay pendientes"

Existen presos políticos, la UNAM y el IPN están bajo el autoritarismo, los sindicatos son antidemocráticos, dice Pablo Gómez, actual diputado federal y protagonista de aquellos hechos

  • ESTÉFANA MURILO
  • 01/10/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Movimiento del 68 detonó libertades, pero aún hay pendientes
Pablo Gómez, protagonista del movimiento del 68. (Especial)

Pablo Gómez, diputado federal y líder durante el movimiento estudiantil del 68, aseguró que a medio siglo de la masacre estudiantil en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, aún hay aspectos pendientes por conquistar entre ellos, la libertad para presos políticos así como la verdadera autonomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

En entrevista con LA SILLA ROTA el actual diputado de Morena, que fue preso político entre 1968 y 1971, dijo que el movimiento estudiantil enarboló la bandera de las causas democráticas, logrando el reconocimiento de libertades como la de asociación, manifestación y libertad de prensa, no obstante consideró que hay sectores en donde las libertades democráticas aún no son una realidad.

“Después del movimiento hubo cambios pero no tantos, hay aspectos, hay zonas en donde las libertades democráticas nunca llegaron, la mayoría de los sindicatos, la escuela pública es autoritaria, la escuela superior también. En la mayoría de las universidades, en algunas de las cuales surgió el movimiento como en la UNAM o el IPN, no son instituciones democráticas son completamente autoritarias”, declaró.

El otrora presidente del Partido Socialista Unificado de México, insistió en que hay muchos rezagos que deben ser atendidos para transitar hacia una “democracia nueva” en la que los ciudadanos tengan auténticas libertades de acción y decisión.

“La democracia del sigo XIX hace tiempo que ya no es suficiente. El rezago es grande pero no podemos dedicarnos a atender el rezago nada más, tenemos que ir hacia una democracia nueva, tenemos que resolver ese rezago al tiempo que hacemos reformas democráticas para que la gente empiece a tomar decisiones”, manifestó.

 

En este contexto, consideró necesario construir un nuevo andamiaje en el cual se cristalicen nuevos derechos como el de la revocación de mandato, para que los ciudadanos tengan el poder de destituir a sus gobernantes.

“Necesitamos ir preparando, ir creando un sistema de amplia participación democrática. Tenemos una sociedad que es mucho más politizada que hace 50 años, una sociedad que está más informada que hace 50 años, que reclama nuevos derechos (…) ¿Ustedes se imaginan que hubiera pasado hace 50 años si hubiéramos tenido internet?, ¿ese movimiento lo que hubiera sido?”.