NACIÓN

Morena al PVEM: en alianzas no están para exigir

En entrevista, la secretaria de Organización de Morena afirma que el partido ya puede reservarse el derecho de admisión; buscan cerrar heridas con Muñoz Ledo

  • ALEJANDRA CANCHOLA
  • 27/11/2020
  • 20:41 hrs
  • Escuchar
Morena al PVEM: en alianzas no están para exigir
A sus 28 años, Xóchitl Zagal se convirtió en una de las legisladoras más jóvenes en el Congreso de la Unión representando a Morena. (Cuartoscuro)

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) reconoció al Partido Verde a nivel federal como un aliado de la llamada cuarta transformación; sin embargo, advirtió que en los niveles estatales y locales ha sido difícil transitar con dicho instituto político por lo que no permitirá presiones pues no está para exigir.

"Les ayuda más a los demás partidos que los invitemos a que no caminen con nosotros. De pronto hay declaraciones de que, si no se hizo la alianza en San Luis, no será en ningún estado. Buscan presionarnos, pero no están en esa posibilidad, nosotros tenemos claro que si los invitamos es para fortalecer, pero no porque no seamos capaces, no están para exigir", advirtió la secretaria de Organización de Morena, Xóchitl Zagal.

A sus 28 años, Zagal se convirtió en una de las legisladoras más jóvenes en el Congreso de la Unión representando a Morena. Dos años después del triunfo en 2018, será la responsable de llevar al partido a mantener la mayoría parlamentaria en 2021.

En entrevista con La Silla Rota, la secretaria de Organización del partido asegura que Morena ya puede reservarse el derecho de admisión, y que no promoverán a nadie que quiera "colgarse" de su mayoría, para luego volver a sus partidos de origen.

Vía telefónica, Zagal afirma que ningún partido que busque alianza con Morena "puede ponerse exigente", y sí debe demostrar que acompañarán indefinidamente al proyecto impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

¿Cómo van en la organización, después del desaseado proceso de renovación?

En efecto, el proceso de renovación fue muy complicado porque, además de que nos despojaron el derecho de autodeterminación y lo turnaron al INE y al Tribunal Electoral, los compañeros mordieron el anzuelo y cayeron en la provocación, a pesar de ello, nosotros -como secretaría de organización- siempre tuvimos una postura de responsabilidad y al incorporarse los compañeros que salieron victoriosos de la encuesta, encontraron un Comité Ejecutivo Nacional con 18 integrantes concentrados y dispuestos a abonar para el proceso electoral de 2021.

¿Cómo se han puesto al corriente?

Ya nombramos al delegado en funciones de Secretario de Finanzas, que es Javier Caviedes, para poder destrabar lo pendiente en materia financiera y, desde la primera reunión de trabajo del Comité Nacional, pudimos llegar a acuerdos de unidad, por la responsabilidad histórica que tenemos, que es mantener la mayoría en el Congreso en 2021.

También hicimos el relanzamiento del periódico Regeneración, que me parece la noticia más trascendente de nuestra gestión en esta nueva etapa, porque Regeneración es nuestro instrumento principal para concientizar e informar al pueblo sobre las decisiones del partido y el proyecto de nación.

Ahora estamos vistiendo propuestas para el Consejo Consultivo, que es un órgano auxiliar para que el Comité Ejecutivo Nacional elabore las propuestas de plataformas y programas de gobierno, para que tengan una base firme en el proyecto de nación y que se adapten a cada entidad y a cada ámbito. Es muy importante para la parte ideológica.

¿Qué hay de las alianzas, cómo van las pláticas?

Más que pláticas, hay decisiones. En el Consejo Nacional coincidimos que, en la mayoría de los estados, aún hay tiempo para decidir y que iremos consultando a la militancia y así decidir si vamos con el Partido Verde y el Partido del Trabajo. De momento, hemos visto que con el Verde es intransitable, con el PT hay posibilidades, pero iremos estado por estado, consultando la decisión.

Con el antecedente de las alianzas en San Luis y en Guerrero, ¿es difícil que se pueda ir en alianza con el PVEM en otros estados?

Yo creo que el Partido Verde ha sido un gran aliado en la parte legislativa, con la cuarta transformación, sobre todo a nivel federal. Sin embargo, las dirigencias locales de ese instituto político son difíciles de transitar junto con nuestros compañeros y se priorizará el bien mayor. Debemos competir y ser ganadores, tener una proyección que nos permita alcanzar triunfos, pero sin perder la dignidad en el camino.

Esto implica que se deban hacer estas valoraciones, en este caso, la verdad, les ayuda más a los demás partidos que los invitemos a que no caminen con nosotros. De pronto hay declaraciones de que, si no se hizo la alianza en San Luis, no será en ningún estado. Buscan presionarnos, pero no están en esa posibilidad, nosotros tenemos claro que si los invitamos es para fortalecer, pero no porque no seamos capaces, no están para exigir.

El proceso de este año evidenció la falta de estructura en Morena, ¿van a construir esa parte o confían en la base social de 2018?

Tenemos claro que no es el mismo escenario de 2018. Ese año implicó que tuviéramos al mayor dirigente social de la historia moderna de México, que es Andrés Manuel López Obrador, y eso implicaba una participación distinta: teníamos que hacer alianzas formales como partido, pero también con sectores de la población que ayudaran a fortalecer la cantidad de votos.

En esta alianza llegó de todo y tenemos ejemplos muy claros que llegaron al Senado y a la Cámara de Diputados, que terminaron regresándose a sus partidos de origen. Esas cosas no son fáciles de asumir frente a la población, no debe ocurrir de nuevo, tenemos que proponer a personas que respalden a la cuarta transformación en los dichos y hechos, que sean congruentes y consecuentes, ahora podemos reservarnos el derecho de admisión.

El oficio político y la responsabilidad del dirigente siempre se impone en los territorios, entonces, cuando no se tiene noción de la estrategia, pasan estos efectos secundarios que son una tragedia para el partido, como nos pasó en Hidalgo y Coahuila, no es que no tuviéramos estructura, es que la estructura se pasó por encima de la base.

¿Qué pasó en Hidalgo y Coahuila?

Pasó que no somos un partido de empleados, somos un partido de personas libres y conscientes que aportamos voluntariamente a esta entidad partidaria y que coincidimos en un proyecto donde, si algo no nos parece, no vamos a trabajar por ello, si se quitan incentivos de participación y las convocatorias son poco claras, si hay algún dejo de desconfianza en la Comisión de Elecciones, pues suceden estas cosas.

Aunado a eso, no llegamos con nuestro ejército de defensa del voto capacitado, en Coahuila se le dejó ese trabajo a un sindicato, en Hidalgo no se registraron candidatos en 8 municipios. Esa fue la experiencia, pero nosotros ya estamos trabajando para el 2021, sí es uno de los grandes pendientes, pero ya vamos avanzando.

Sobre el Consejo Consultivo, ¿buscarán que Porfirio Muñoz Ledo se integre?

Porfirio ya estaba en el Consejo Consultivo de 2012, sin embargo, este Consejo hace mucho que nos sesiona, que no tiene vida orgánica, y Mario Delgado propuso a dos personajes, a Ifigenia Martínez y a Porfirio Muñoz Ledo, yo propuse a Epigmenio Ibarra y a Wendy Briceño. Queremos formar un consejo consultivo paritario, siguen las propuestas para valorar los perfiles que deben ser, pero de que vamos a invitar a Porfirio, por supuesto que sí, esperemos que acepte.

(MJP)