NACIÓN

Miscelánea fiscal aprobada por diputados, la más ambiciosa en 5 años: experto

Se endurecen las sanciones para las factureras, contra la elusión y evasión fiscal, además de incluir a plataformas digitales para cobro de impuestos

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 18/10/2019
  • 18:59 hrs
  • Escuchar
Miscelánea fiscal aprobada por diputados, la más ambiciosa en 5 años: experto
La Cámara de Diputados aprobó la miscelánea fiscal.

La recientemente aprobada miscelánea fiscal en la Cámara de Diputados es la más ambiciosa de los últimos cinco años, va contra la evasión y elusión fiscal a través del castigo a las factureras que emitan documentos falsos y a quienes los emitan aparte de quitarles sus sellos fiscales, según el monto pueden incurrir en un delito de delincuencia organizada que atenta incluso contra la seguridad nacional.

Así lo explicó a La Silla Rota el analista y director del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz Gallegos.

"Al final lo que plantea el gobierno es un tema de primera relevancia de que se tienen que regularizar, de algo que atenta contra la seguridad del Estado", dijo.

"Las factureras para el gobierno a partir de la aprobación son actividades ilícitas que deben ser castigadas y las empresas que durante años estuvieron usándolas como mecanismos para regularizar transferencias de recursos; el objetivo es cerrar esa llave y buscar otra herramienta para esas transacciones".

De la Cruz Gallegos aclaró que el monto para cruzar ese umbral que es parte de la defraudación fiscal, considera la emisión de facturas falsas superior a los 8 millones de pesos, pero lo nuevo es que se considere su uso como un atentado a la seguridad nacional.

"Básicamente el gobierno sí endurece las medidas en el sentido de que por faltas pudieran atribuirse a errores u omisiones de declaraciones fiscales, es en transacciones que superan los 8 millones de pesos. Evidentemente eso va a estar bajo la lupa de la hacienda pública, así como no tener información del contribuyente bien definida al buzón tributario, y no declarar adecuadamente los ingresos. Esta miscelánea es la más ambiciosa desde 2014 y lleva a que sea considerada la elusión fiscal y si rebasa ciertos criterios es categorizada como delincuencia organizada y un atentado contra el Estado", agregó.

"La gran diferencia es que se toma como un atentado a la seguridad nacional, algunos aspectos de elusión y de evasión fiscal".

Cuestionado sobre si coincide con las voces de algunos empresarios de que se trata de "terrorismo fiscal" por tipificar el uso de facturas falsas como delincuencia organizada, dijo que no pero sí adelantó que se tratará de una ley estricta.

"Digamos que si bien no necesariamente puedo llamarlo terrorismo fiscal, el gobierno pone una delimitación muy marcada sobre el hecho de que lo que no esté autorizado no se va a poder ejercer. Si bien hay un umbral para no ser juzgado como criminal, se inhibe la conducta de emitir o exhibir facturas falsas, es una exigencia de la ley y parece se va a seguir al pie de la letra", previó.

"Al final del día esto ocurre, las sanciones, desde que se empiezan a inhabilitar los sellos fiscales de las empresas que no van a poder hacer transacciones, hasta aclarar su situación con la autoridad tributaria, hasta que si se demuestra que hay dolo o un ilícito se puede configurar una acción penal. Desde la inhabilitación del sello que impide a las empresas que puedan ejercer cobros o hacer pagos y presentarse ante la autoridad fiscal y si se demuestra como delito se puede categorizar como algo penal", advirtió.

Añadió que además la miscelánea tendrá repercusiones dentro de la Secretaría de Hacienda, ya que no se puede entender el uso de las facturas sin la participación de empleados gubernamentales.

"Es la miscelánea más ambiciosa desde hace cinco años donde se endurecen las medidas de supervisión, de regulación y las sanciones sobre los contribuyentes. Al final del día eso va a terminar repercutiendo al interior de la propia Hacienda pública porque muchos de estos delitos en anteriores administraciones pasaban por la propia autoridad tributaria, entonces el gobierno está apostando por hacer una depuración al interior de la propia hacienda", concluyó.

PUNTOS RELEVANTES

Los argumentos del dictamen de la comisión de Hacienda y Crédito Público establecen que no se crean nuevos impuestos, sino que se incorporan actividades comerciales derivadas del avance tecnológico (economía digital) que actualmente no están previstas dentro de la ley.

También se busca garantizar el cumplimiento del pago de impuestos y cerrar los espacios que dan lugar a la evasión y elusión fiscal mediante la simplificación administrativa, así como fortalecer y eficientar el sistema tributario.

La miscelánea ya no incluyó la propuesta de cobrar el impuesto sobre la renta a las mujeres que vendan por catálogo, como inicialmente se había propuesto.

Respecto al cobro a las plataformas digitales, se regulan algunos servicios del mercado digital, con la finalidad de que ciertos servicios prestados por plataformas digitales sean objeto de impuestos ya existentes.

En cuanto al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) se aprobó que la propuesta de cuotas aplicables se actualizará con base a la inflación real y no a la estimada de cada año.

CRITICAS

La miscelánea fiscal fue criticada por algunos partidos políticos con representación en la Cámara de Diputados.

Movimiento Ciudadano criticó que se mantenga el IEPS a las gasolinas, y consideró que perpetúa el gasolinazo que tanto se criticó en administraciones pasadas.

Tampoco garantiza que haya menor evasión fiscal y que aumente la recaudación  que apenas ronda el 13% del Producto Interno Bruto, mientras que para el resto de países integrantes de la Organización para la cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es de 20 por ciento.

"La recaudación, no puede ignorar la incertidumbre vinculada a la tasa de crecimiento económico. Si para el próximo año la tasa estimada va de entre el 1.2% al 1.8%, significa que las medidas son insuficientes para atender un posible déficit fiscal que podría llegar a los 7 mil millones de pesos", dio a conocer la bancada mediante un comunicado.

"En México, continuarán pagando la mayoría de los impuestos los sectores que menos tienen, mientras los más beneficiados seguirán intactos al no gravarse sus riquezas como sucede en países de Norteamérica y Europa".

La diputada Soraya Pérez Munguía, del PRI, celebró no haya prosperado la propuesta de cobrar impuestos a las mujeres que venden productos por catálogo, pero lamentó que no se hiciera nada por hacer deducible el cobro de colegiaturas.

"No se movió ni una sola coma en materia de deducibilidad al 100 por ciento de las colegiaturas, a pesar de que la tasa de población de jóvenes entre 25 a 34 años sin educación media superior en México, es la más alta dentro de los países miembros de la OCDE, y esta era una propuesta de nuestro grupo parlamentario".

JGM