NACIÓN

General en retiro llama a frenar debilitamiento de fuerzas armadas para crear Guardia Nacional

El general Aponte Polito envía carta a militares y marinos en retiro para frenar el resentimiento hacia las instituciones militares; llama a la dignidad

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 18/07/2019
  • 21:24 hrs
  • Escuchar
General en retiro llama a frenar debilitamiento de fuerzas armadas para crear Guardia Nacional
La carta de Aponte Polito fue enviada a militares y marinos en activo y en retiro (Foto: Especial)

El general Sergio Aponte Polito envió una carta a militares y marinos en retiro en la que pide cerrar filas ante los injustificados embates, críticas y señalamientos hacia las fuerzas armadas y en contra del debilitamiento del Ejército y la Armada de México para formar la Guardia Nacional.

La autenticidad de la carta fue confirmada por militares allegados a Aponte Polito.

En el documento, copia en poder de LA SILLA ROTA, argumenta que ha habido acontecimientos recientes de tipo político, económico, social y militar, se han suscitado en nuestro país, los cuales ya han sido dados a conocer a la opinión pública por diversos medios de comunicación.

“Entre estos acontecimientos resalta para los militares y marinos de México, la información emitida por algunos políticos que quieren desaparecer al Heroico Colegio Militar y también a las fuerzas armadas de México”, escribió.

“Anteriormente,  ya las instituciones militares habían sido agraviadas al culpar al Ejército Mexicano -sin pruebas- de haber masacrado a los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, Guerrero, y a la Armada de México la culparon de haber masacrado en el estado de Nayarit a jóvenes menores de edad, pero el resultado fue que esos jóvenes no eran  menores de edad, sino  narcotraficantes y todos mayores de edad; notándose con esa actitud  un  resentimiento hacia nuestras Instituciones Militares y un deseo de desprestigiarlas ante el pueblo de México, posiblemente con un fin ya definido”.

Por ello destacó que las actitudes anteriores deben motivar a militares y marinos retirados a estrechar nuestra unión y a estar en constante comunicación en todo el territorio nacional, a fin de contrarrestar con oportunidad y de manera pacífica las acciones de quienes desean desaparecer a las Fuerzas Armadas de México, las cuales son instituciones permanentes, leales, integras, abnegadas, sacrificadas y útiles al pueblo de México; si no nos unimos y nos apoyamos mutuamente, mañana estaremos arrepentidos y lamentándonos de lo que no pudimos defender como soldados y marinos mexicanos.

“Sí no queremos que suceda esto en nuestro país, entonces tengamos la dignidad y decisión para defender a nuestras fuerzas armadas,  otro indicio para desaparecerlas será cuando disminuyan más los efectivos del Ejército y de la Armada de México para debilitarlas y  pasar esos efectivos a la denominada Guardia Nacional, ya que esta organización será disminuida por las bajas y deserciones de quienes no fueron voluntarios para formar la Guardia Nacional, así como por la falta de solicitudes para ingresar a esa organización”.

“Las actitudes anteriores nos deben motivar a militares y marinos retirados a estrechar nuestra unión y a estar en constante comunicación en todo el territorio nacional, a fin de contrarrestar con oportunidad y de manera pacífica las acciones de quienes desean desaparecer a las Fuerzas Armadas de México, las cuales son instituciones permanentes, leales, integras, abnegadas, sacrificadas y útiles al pueblo de México; si no nos unimos y nos apoyamos mutuamente, mañana estaremos arrepentidos y lamentándonos de lo que no pudimos defender como soldados y marinos mexicanos”.

La carta también contiene mensajes hacia los políticos, y destacó que sólo dos han defendido a los militares en los momentos actuales: el ex candidato a la presidencia y ex senador panista, Diego Fernández de Cevallos, y el periodista especializado en temas castrenses, Javier Ibarrola.

“Referente a la información para desaparecer a las fuerzas armadas, me llamó la atención los comentarios que hicieron el periodista Juan Ibarrola y el abogado Diego Fernández de Cevallos, quienes alzaron la voz para defender a las instituciones militares, pero no he leído ni escuchado una declaración por parte de algún militar, donde mencione lo negativo de las intenciones para desaparecer a las fuerzas armadas. Mi reconocimiento y felicitación a estas personas valiosas”, expresó en la misiva.

El general llamó a militares y a marinos a reflexionar y a tener presente que las fuerzas armadas no pertenecen a ninguna persona o grupo de personas, sino que son del pueblo de México.

“Su sostenimiento, organización y empleo está estipulado en la Constitución Política de Los Estados Unidos Mexicano; por lo tanto, es al pueblo de México y a las Instituciones a quienes sirven con responsabilidad y eficiencia”.

El general de División recordó su paso por el Heroico Colegio Militar, y que fue acreedor de la medalla Eduardo Neri, el diputado que en 1913 llamó chacal al general Victoriano Huerta, el asesino de Francisco I. Madero.

“En nuestras escuelas militares de formación también nos enseñaron los valores como: Honor, Lealtad, Valor, Patriotismo, Abnegación, Honradez, Disciplina y Espíritu de Cuerpo, los cuales han normado nuestra vida militar y civil, motivándonos a querer y respetar a nuestro país, también para sentirnos orgullosos de ser miembros del Ejército Mexicano; por esta Institución recibí de parte del gobierno del estado de Guerrero la Medalla Eduardo Neri, quien fue el diputado guerrerense que condenó la usurpación de general Victoriano Huerta en 1913, a quien llamó chacal; también por el Ejército Mexicano recibí las llaves de la ciudad de Tijuana Baja California”.

El general en retiro advirtió asimismo que los líderes que actúan con autoritarismo, buscan la desunión y que desean perpetuarse en el poder, no son buenos para el país.

“Finalmente, deseo hacer de su conocimiento que nunca la desunión, la descalificación, la ofensa o la imposición de un gobierno autoritario será bueno para México, debemos de voltear la vista hacía otros países, donde la ambición por mantenerse el poder les ha causado graves daños, porque los gobernantes de esas naciones han modificado sus Leyes Constitucionales para seguir gobernando, sin importarle la vida, seguridad y bienestar de sus gobernados.

“En México, los militares, marinos y sociedad en general, queremos vivir en paz, donde se respete la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, esa Ley Máxima que los políticos al tomar posesión de sus cargos juraron cumplir y hacer cumplir; queremos vivir donde los periodistas, escritores y comentaristas puedan ejercer su trabajo en libertad para orientar, guiar y criticar; queremos un México Libre donde se respeten las Instituciones”, concluyó.


AJ