NACIÓN

México y los efectos del cambio climático

Estudios y especialistas coinciden que en México cada vez son más visibles los efectos de este fenómeno

  • MARLENE VALERO
  • 29/05/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
México y los efectos del cambio climático
En Oaxaca se presentaron intensas lluvias con fuertes ráfagas de viento y granizo (Cuartoscuro)

En los últimos años, los efectos del cambio climático comenzaron a impactar a diversos países del mundo. En México, hemos visto lluvias atípicas, ciclones en lugares donde nunca ha habido; así como un aumento en la temperatura, que provoca más problemas combinado con la contaminación.

Estudios y especialistas coinciden que en México cada vez son más visibles los efectos de este fenómeno.

Tan solo en este 2017, se han registrado en diferentes estados del país cambios fuertes de temperatura y lluvias atípicas. En estos primeros meses cayeron trombas en Oaxaca, Chiapas y Tamaulipas calificadas como anormales para la fecha en que ocurrieron.

En Oaxaca se presentaron intensas lluvias con fuertes ráfagas de viento y granizo; el saldo fue cuatro heridos y daños de infraestructura en negocios, casas y caídas de árboles.  

Por otro lado, en el estado de Chiapas, la tromba que azotó el pasado 23 de mayo dejó a su paso daños en más de 100 viviendas y una persona herida.

En la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, se logró captar por las cámaras un remolino parecido a un tornado; sin embargo, las autoridades aclararon que se trató de una tromba, con ráfagas de viento de 35 kilómetros por hora.

Este fenómeno dejó a su paso daños en infraestructura; en especial del puerto fronterizo con el estado de Texas, “Puente Internacional 3 de Nuevo Laredo.

También se han presentado contrastes en las temperaturas; en Oaxaca, la tercera parte de su territorio se encuentra en sequía; y en Sonora, durante los primeros meses de mayo, se presentó una nevada atípica a las fechas, con cinco pulgadas de nieve.

Cambio climático es inevitable, pero se puede mitigar”

Bosque David Iglesias Guzmán, asistente del Programa de Medio Ambiente de la Universidad Iberoamericana, explicó que el cambio climático y el calentamiento global es inevitable, por lo que cada vez se presentarán con mayor frecuencia sus consecuencias.

Por esta razón, indicó que hoy en día se puede todavía emprender acciones por parte de los gobiernos y la sociedad, para retardar lo más posible el impacto en nuestro planeta.

“El cambio climático es un proceso a largo plazo, pero ya que se están presentando los primeros síntomas. Un cambio muy notorio es el derretimiento del hielo de la sierra nevada de la Ciudad de México. También el desorden en los patrones de lluvia; ya no nos llegan las lluvias como las esperábamos, están llegando de forma anticipada o duran más de lo normal, y en algunas partes hay sequías”, señaló.

El investigador agregó que las condiciones extremas se pueden cargar más a ciertos lugares de país. Ya sea un alza en las temperaturas o una baja más intensa; inundaciones en un lado y sequías por otro.

Iglesias Guzmán determinó que, frente al inevitable cambio climático, se deben preparar acciones para disminuir la vulnerabilidad de estos lugares; es decir, tomar precauciones.

“Frente a lo que es inevitable, es importante preparar las acciones de adaptación. Eso implica disminuir al máximo posible la vulnerabilidad de nuestro sistema, ciudad o campo agricultura. Si sabemos que un lugar es extremadamente vulnerable en su sequía, tenemos que dotarlo de condiciones, como implementación de riego u optar por otro sistema menos vulnerable”, expuso.

Además, el académico instó a ejecutar acciones que pueden detener el calentamiento global; como mejorar la calidad del aire, con la disminución de la emisión de gases contaminantes.

“Ante lo que todavía no es inevitable, y se puede hacer, es reforzar las acciones para mitigar, evitar que la tendencia de incremento de la temperatura continúe, como reducir emisiones y exigir a los demás países que también lo hagan para detener lo más posible el cambio climático”, subrayó.

Cambio climático endurecerá: INECC

De acuerdo a un estudio elaborado por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), en los próximos años las consecuencias de lo que el hombre ha provocado a la naturaleza y al medio ambiente, van a encrudecerse.

Algunas de estas complicaciones, señala la investigación, es el aumento de la temperatura promedio de los océanos y la superficie terrestre; el aumento mundial del nivel del mar; la acidificación del mar; modificación de los patrones naturales de precipitación, inundaciones recurrentes, incremento en el número e intensidad de huracanes, sequías prolongadas, aumento de días y noches cálidas, pérdida de biodiversidad y cambios en los ecosistemas; entre otros.

 “Los cambios en el clima han sido tan relevantes que cada año se registran nuevos records de temperaturas y precipitación mínimas y máximas a nivel mundial y local. El país se ha vuelto más cálido desde la década de 1960 y las temperaturas promedio a nivel nacional aumentaron 0.85°C, mientras que las temperaturas invernales 1.3°C. Se ha reducido la cantidad de días más frescos desde los años sesenta del siglo pasado y hay más noches cálidas. Y, la precipitación ha disminuido en la porción sureste desde hace medio siglo”, cita la investigación.

De igual manera, el INECC elaboró un esquema donde pronostican los posibles escenarios y sistemas que se pueden ver afectados en México con el cambio climático como en agricultura, el sistema hídrico, los ecosistemas, el ciclo de lluvias y el sector costero del país.

En cuanto al sector agrícola, señala la investigación que se disminuirá la producción del maíz para el año 2050, pero que hoy en día ya se tiene cada vez más una pérdida de fertilidad de los suelos.

En el sistema hídrico de nuestro país, el cambio climático provocará que haya sequías más frecuentes, pero con contrastes en otros lugares con lluvias intensas y más frecuentes.

También, adelantan que el aumento del nivel del mar, como efecto de esta problemática pondrá el peligro los sectores residenciales y de infraestructura asentados en ese lugar.

Asimismo, los ecosistemas terrestres tendrán reducciones importantes de área cubierta de bosques. En los océanos, el cambio climático afectará a la población marina; y en cuanto a las especies de tierra y cielo, se proyecta que disminuirán hasta un 50% de ejemplares.

Sin embargo, de todo esto como de mayor impacto, el aumento y la intensidad de los ciclones en el noroeste del Océano Pacífico y en el Atlántico Norte, los cuales traerían mayores consecuencias sociales y económicas. 

jamp