NACIÓN

México, sin cumplir su parte del T-MEC en materia laboral: Congreso EU

En un documento, congresistas dudan de la capacidad de México para implementar dicha reforma y del uso de recursos estadounidenses en este rubro

  • REDACCIÓN
  • 02/08/2020
  • 15:29 hrs
  • Escuchar
México, sin cumplir su parte del T-MEC en materia laboral: Congreso EU
México, sin cumplir su parte del T-MEC en materia laboral: Congresistas de EU

Congresistas de Estados Unidos señalan al gobierno de México por no cumplir con su parte en materia laboral señalada en el T-MEC, a la vez que dudan de su capacidad para hacerlo. 

En un documento firmado por 27 congresistas, señalan esta preocupación a Eugene Scalia, secretaría del Trabajo de Estados Unidos, y a Robert Lighthizer, representante Comercial de Estados Unidos.

En forma particular, los congresistas se muestran escépticos sobre el uso de recursos estadounidenses destinados a este rubro.

“Escribimos para expresar nuestra profunda preocupación por el hecho de que los recursos provistos a la Oficina de Asuntos Laborales Internacionales (ILAB) del Departamento de Trabajo (DOL) no se están utilizando según lo previsto por el Congreso para apoyar las actividades de desarrollo de capacidades centradas en los trabajadores que se necesitan desesperadamente en México”, señala la misiva.

Destacan 180 millones de dólares que se utilizarán para apoyar las reformas del sistema de justicia laboral en México

“Nos preocupa que esos recursos sustanciales no se utilizarán donde más se necesitan para facilitar las tan esperadas reformas laborales”, explica el documento.

Los congresistas destacan lo avalado en el T-MEC, pues dicen “superó el escepticismo sobre la capacidad del gobierno mexicano para implementar la reforma laboral y obtuvo un amplio apoyo político”. 

Sin embargo, “a pesar de que México ha aprobado la reforma de la legislación laboral, estos problemas persisten”.

El documento señala la democratización de los sindicatos como el principal pendiente en materia laboral en México.

Para los congresistas el problema no es menor, pues los empleadores continúan firmando nuevos contratos de protección con los sindicatos dominados por los mismos empleadores y los trabajadores que levantan la voz e intentan mejorar las condiciones laborales siguen enfrentando intimidación y acoso, en algunos casos la muerte. 

La detención de la líder sindical Susana Prieto, en Tamaulipas, fue un mal indicador, dicen los congresistas citando al propio Robert Lighthizer.

“Establecer la democracia básica en el lugar de trabajo en México requerirá varios esfuerzos críticos coordinados, incluida la construcción de la capacidad administrativa y técnica del gobierno para implementar la reciente reforma laboral que garantiza a los trabajadores el derecho a votos rápidos, seguros y democráticos sobre la representación sindical, la ratificación de los convenios colectivos y elección de dirigentes sindicales, ninguno de los cuales todavía se ha implementado”.

Para implementar las reformas laborales en México, se necesita el apoyo de los trabajadores, señala en documento, que sepan sus derechos. 

“Los expertos laborales estimaron recientemente que estos programas deberían costar al menos 30 millones de dólares anuales para ser efectivos. El Congreso de Estados Unidos asignó fondos sustanciales para este trabajo costoso porque es absolutamente necesario para la implementación efectiva de la reforma laboral de México”.

Finalmente, los congresistas insisten al gobierno de México que asignen fondos a actividades efectivas de desarrollo de capacidades centradas en los trabajadores, sino el T-MEC será un fracaso.


rgg