NACIÓN

"México nos dio la libertad", recuerdan españoles a 80 años del asilo

Miles de civiles y cientos de niños huyeron de España por la guerra entre nacionalistas y republicanos; el gobierno de Lázaro Cárdenas les dio asilo en México

  • REDACCIÓN
  • 13/06/2019
  • 09:17 hrs
  • Escuchar
México nos dio la libertad, recuerdan españoles a 80 años del asilo
Emiliano Claraco (Tomada de El País)

Miles de refugiados españoles, entre ellos centenas de niños, se refugiaron en México hace 80 años, porque en su país de origen había estallado una guerra que se prolongaría por tres años y acabaría con la vida de 500 mil personas.

En 1936, el bando nacional liderado por Francisco Franco se rebeló en contra de los republicanos.

Los civiles que vivían en territorios republicanos luchaban cada día para sobrevivir a los bombardeos que utilizó especialmente el bando sublevado, armado con modernos bombarderos enviados por la Italia fascista y la Alemania nazi.

En medio de los enfrentamientos entre nacionalistas y republicanos, las democracias occidentales le dieron la espalda a la República, al optar en la Sociedad de Naciones (antecesora de la ONU) por el Pacto de No Intervención impuesto por Francia y Gran Bretaña.

El presidente mexicano Lázaro Cárdenas se negó a dicho pacto y México no reconoció al gobierno militar de Francisco Franco por más de 30 años; además, acogió entre 22 mil y 25 mil refugiados, entre ellos 500 niños.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: FOTOGALERÍA: El dolor y el valor de la Guerra Civil Española

Emiliana Claraco recuerda a sus 96 años que solicitó junto con su familia asilo en México, cuando se enteró que Cárdenas recibiría a miles de republicanos exiliados, en entrevista con el diario El País. "México nos dio la libertad", reflexionó en su casa al sur de la Ciudad de México.

Por un lado estabas contenta, pero por otro… dejabas atrás a tus padres, a tu país. Y pensabas: ¿Dónde vamos? No lo sabíamos”, fue lo que pasó por su cabeza cuando dejó atrás su país, su hogar, para atravesar el mar y llegar a un lugar totalmente desconocido.

Con más de mil 500 pasajeros, el doble de su capacidad, zarpaba el Sinaia el 25 de marzo de 1939. Fue la primera expedición de muchas que hubo después gracias a la coordinación entre el gobierno republicano y el mexicano. El apoyo del gobierno mexicano continuó hasta que Franco murió, el 28 de marzo de 1978, cuando ambos países restablecieron relaciones diplomáticas.

A bordo de los buques viajaban familias, músicos, poetas, filósofos, todos perseguidos por el franquismo. Claraco recuerda que junto a una amiga se dedicó a coser y remendar trajes, que había actuaciones de la Orquesta Sinfónica de Madrid y que hasta había bailes.

Del otro lado del mar, en Veracruz, esperaban a 20 mil personas, “no me olvidaré nunca de las canastas de piña rebanadas y plátano, podíamos comer lo que quisiéramos”, recuerda Claraco a su llegada a México.

La presencia de los españoles en México dejó huella, en especial en la capital, donde fueron fundados centros como el Colegio Madrid, el Instituto Luis Vives y la Academia Hispano-Mexicana.

Además, contribuyeron al desarrollo cultural y académico de México: el Instituto Politécnico Nacional y la Universidad Nacional Autónoma de México se beneficiaron por los intelectuales que encontraron trabajo dando clases o haciendo investigación.

cmo