NACIÓN

México, dividido y retrocesos con el gobierno actual: Ivonne Ortega

La exgobernadora de Yucatán ve una “gran apuesta” al llegar a Movimiento Ciudadano

  • ALEJANDRA CANCHOLA Y JORGE RAMOS
  • 21/10/2020
  • 21:25 hrs
  • Escuchar
México, dividido y retrocesos con el gobierno actual: Ivonne Ortega
En entrevista con La Silla Rota, la exgobernadora de Yucatán advierte que ve un México dividido. (Foto: @JuanZepeda_)

Ivonne Ortega Pacheco asegura que no se sumó a Movimiento Ciudadano, a un año de haber renunciado al PRI, sólo para conseguir una candidatura en las elecciones de 2021, sino “para ayudar a crecer”, un proyecto que puede unificar al país.

En entrevista con La Silla Rota, la exgobernadora de Yucatán advierte que ve un México dividido y “graves retrocesos” con el gobierno actual, por lo que su llegada al partido coordinado por Clemente Castañeda, es con la intención de generar reconciliación.

Sobre la política de no generar alianzas con otros partidos, que MC ha tomado rumbo a las elecciones intermedias, Ortega Pacheco dice que la acompaña y respalda que “la mayor alianza” sea con la ciudadanía y actores políticos con trayectoria y trabajo territorial.

¿Cómo fue que decidiste sumarte a Movimiento Ciudadano, con qué intenciones?

Tengo un año y tres meses, más o menos que no estoy en la actividad pública, en la actividad política, me tomé ese tiempo para hacer un análisis, estuve 22 años sin parar, en procesos, ayudando amigos, en diferentes cargos y algo me dijo: “tienes que parar y ver el toro detrás de la barrera”.

En ese análisis, en esa reflexión, me fui dando cuenta de muchas cosas que a veces, en el día a día, dejas de percibir. Me di cuenta que tenemos que actuar, no podemos quedarnos quietos ante las condiciones que vive el país, y por eso me veo en Movimiento Ciudadano, porque comparto sus causas, sus ideales, porque luchamos por las mismas cosas.

¿Cómo estás viendo al país ahora y qué te lleva a dar este paso?

Veo al país muy dividido, y creo que todo tenemos que apostarle a reconciliarlo, a hacer una reconciliación ciudadana, donde no se den estos extremos ni de izquierdas ni de derechas, que no se den estos péndulos al extremo izquierdo o al extremo derecho, porque no le sirve ni a nuestro país ninguno.

¿Qué cosas ves que han retrocedido?

Veo este tema de la consulta (popular de juicio a expresidentes) y la votación de los ministros. Yo digo que la ley se cumple, no se consulta. Si hay elementos para enjuiciar a cualquier persona, por cualquier cargo que haya tenido, pues que se proceda, ahí están las leyes, pero que pueda someterse a consulta algo que se supone puede ser una realidad, me parece que fue un gran retroceso. Creer que se puede cambiar la Constitución porque sí, me parece muy grave, que la veamos como un libro que se puede cambiar a cada rato.

¿Crees que le falta una verdadera oposición al gobierno de López Obrador?

Más que una oposición -sí, por supuesto tiene que haber una oposición, a ningún país le sirve que no haya oposición-, hay que construir equilibrios, donde haya voces disidentes, donde hablen por los que no pueden hablar, gente que quiera escuchar.

¿Vas por alguna candidatura rumbo a 2021?

Ese no es el interés, sería muy barato pensar incorporarte a un partido porque te den alguna candidatura o porque quieres estar en algún cargo. Hoy yo llego a Movimiento Ciudadano con todas las ganas, con todo el corazón, a incorporarme en un proceso de crecimiento del partido, es un partido de cinco puntos y necesitamos que crezca.

Necesitamos un partido fuerte, yo voy a concentrarme en eso y, si esa condición permite estar en algún cargo, pues qué bueno, pero si no, la verdad es que seguiré trabajando en y eso no es lo que me mueve, me mueve estar en un partido que pueda ser la voz, que pueda estar cerca, que pueda tocar puertas.

¿Se puede cambiar la correlación de fuerzas en la Cámara de Diputados?

Hoy, más que nunca, creo que cada uno de los procesos electorales que se van a competir, quienes van a jugar el papel más importante -más que cuál partido está llevando a competir a alguien- es quién le genere certeza al ciudadano.

En el 2018 decían: “peor de cómo estoy no me puede ir”, y ya hay muchos que sí les ha ido peor, por eso van a identificar a quien ya conocen, a la persona, saben lo que han hecho, (buscarán) que les conste que lo tienen cerca, que pueden platicar con él. La definición, más que los partidos, van a ser los nombres de las y los candidatos.

¿Hubo invitaciones de otros partidos para que te unieras a ellos?

Sí, de casi todos. Fue cuando recién había decidido renunciar a mi militancia (en el PRI) y escuché todas las propuestas, a todos quienes se acercaron, todas las invitaciones y a todos les pedí tiempo.

Hice un compromiso conmigo misma de estar, al menos un año, reflexionando, analizando dónde veía reflejadas mis causas de toda la vida. Entonces, opto por este partido, lo voy a tomar como mi casa, a partir de hoy voy a luchar para que esa casa crezca.

¿Cómo estás viendo al PRI? Este fin de semana hubo elecciones en dos estados y algunos empezaron a ver que está renaciendo.

Pudiera hacer un análisis electoral, pero preferiría no hablar del partido, creo que para eso tienen que hablar sus militantes, entregar cuentas sus dirigentes y conciliar sus intereses. Yo me salí del partido para no opinar y ya no ser parte, entonces será un análisis que tendrán que hacer ellos.

¿Y cómo valoras la elección del domingo?

Lo que pasó el domingo es que fue una elección de baja participación, una elección donde se muestra que las estructuras y el territorio tienen valor, y donde se ve quiénes no han trabajado por ese territorio y por esa estructura, pero que se dejan llevar porque la marca está bien posicionada o porque algunos pueden ir de buena voluntad a emitir un sufragio.

En esta condición, que estamos en pandemia, en una crisis económica bárbara, donde los ciudadanos están molestos, en donde sienten que nadie les entiende la situación, es donde verdaderamente vale el esfuerzo de las estructuras, y si un partido tiene estructura, se ve el resultado que se vio el domingo.

¿Qué retos, además de electorales, políticos, ves para una posición en 2021?

El reto más importante es poder, primero, quitar esta condición de cuando dices la palabra “política”, que parece sólo la hacemos los políticos, esa idea está muy rechazada, la gente tiene que entender que la política se necesita para cambiar la vida de las personas. Para llegar al poder, sí, tienes que tener poder para poder hacer.

En el caso de Movimiento Ciudadano, el reto es de crecimiento como partido. Reconozco el esfuerzo que han hecho todos, yo vine para luchar de la mano de los que están, que ya son parte, y de los que quieran ser parte de Movimiento Ciudadano.

LEE MÁS: Las claves de la salida de Ivonne Ortega del PRI

Hay una ventaja en el partido y es que, en su estatuto, el 50% de las candidaturas no son para militantes, son para ciudadanos, es el único partido que en su estatuto lo contempla y eso es una oportunidad para quien no quiera ser parte de un partido, pero que quiera participar en un cargo de elección.

¿Qué te parecería que, en esas candidaturas ciudadanas, aparecieran nombres como el de Felipe Calderón o Margarita Zavala?

Yo digo que, casi casi, es pago por evento. Hay que analizar cada uno de los cuadros, en qué posición están, qué es lo que quieren -porque hay unos que llegan y dicen “bueno, pero yo quiero la primera pluri”, o sea están diciendo “va a ser un partido donde vas a perder y quiero garantizar mi posición”-, creo que los que estén en condiciones de sumar.

¿A estos dos nombres, no les dirías que no?

Por supuesto que no, a ninguno. Creo que hay que tener las puertas abiertas, los oídos, los ojos y todos los sentidos abiertos para analizar cada uno de los proyectos que se puedan presentar, y que pues cada uno, en su condición, tienen un valor, tienen negativos y tienen positivos; logros y desaciertos; cada uno tendrá valor para construir el proyecto.

¿Compartes esta línea de MC de decir no a las alianzas?

Es una gran apuesta, es una gran apuesta decir “nos estamos jugando el pellejo”. Debemos tener, de entrada 3% (de votación); y somos un partido de 5%; tenemos el reto de crecer, mínimamente, en 2%, a 7%.

Si vamos apostando con proyectos de pago por evento, cuando se van incorporando personas que tienen trayectoria, que tienen prestigio, que tienen territorio, que han hecho un trabajo, generamos un equilibrio. Yo le apostaría a la alianza, en este momento, con los ciudadanos.

¿Es temprano para pensar en candidaturas presidenciales?

Por supuesto, además, no se puede arrancar un proyecto pensando en el que viene. Mi abuelo decía: “tú tienes que trabajar por lo que tienes, porque si no trabajas por lo que tienes, pierdes lo que ya tienes y no llegas a dónde quieres”; entonces hoy trabajamos por este proyecto de crecimiento, hay que trabajar en la inmediatez del 2021.