NACIÓN

"Me da culpa no haber llevado pronto a mi esposo al hospital"

Zayma perdió a su compañero de vida a causa de probable del coronavirus; el acta de defunción: neumonia atípica

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 20/05/2020
  • 20:53 hrs
  • Escuchar
Me da culpa no haber llevado pronto a mi esposo al hospital
René Rascón falleció a las 7:00 de la mañana del 17 de mayo, después de haber dado una batalla contra síntomas de covid-19. (Especial)

"A mí esposo le pusieron ´Neumonía atípica, por complicación de hipertensión arterial´ (en el acta de defunción)", expresó con indignación Zayma Zoraya Zamora García, quien perdió a su compañero de vida a causa de probable covid-19, nunca lo pudieron comprobar porque les negaron la prueba.

"Eso fue lo que quisieron poner, no le hicieron el examen y pues yo estoy muy molesta también por eso. Las cifras mienten y no te dicen que es covid", señaló esta mujer que vive en el estado de Veracruz.

Su esposo René Rascón falleció a las 7:00 de la mañana del 17 de mayo, después de haber dado una batalla contra síntomas de covid-19 que se fueron agravando, ya que al final presentó fiebre muy alta que le causó meningitis, así como un coágulo en la cabeza.

Desde hace años, Zayma se ha dedicado a apoyar a personas que viven en condición de calle, justamente así fue como se contagió, durante la última semana de abril, aunque empezó a manifestar los síntomas hasta el 2 de mayo, justo cuando regresó de entregar despensas a una familia de siete niños en la que ambos padres tenían coronavirus. En total, se contagiaron seis personas que asistieron ese día a entregar las despensas, una de ellas todavía encuentra muy grave.

"Llegué a la casa y sentí que mis defensas disminuyeron y empecé en ese mismo día con temperatura, ahí empieza mi drama. Yo me contaminé, pero no se hizo tan fuerte, tan virulento el coronavirus, porque ninguno de mi familia manifestó nada", dijo Zayma, quien recuerda que además de los síntomas comunes de este virus, sentía un dolor generalizado, a tal grado que incluso ni siquiera podía colocar la cabeza en la almohada porque sentía como espinas en su cuero cabelludo.

En los siguientes días, su hija y su hijo comenzaron con síntomas, después su esposo René, aunque al inicio no se le notaba, sólo le dijo que sentía cansancio y fatiga. Su condición se fue agravando, hasta el que sábado 16 de mayo empezó a presentar problemas derivados de la fiebre.

"A las 6:00 de la tarde, él hace el intento por levantarse y ya no puede, quería ir al baño y lo tuve que ayudar, pero no podía hablar", recordó Zayma.

Al ver que estaba delicado, Zayma llamó a la línea de la Secretaría de Salud de Veracruz, en donde le contestó el médico de guardia. Le explico todos mis síntomas, le pido por favor que me permita hacernos los exámenes, me dijo: "cuáles son sus síntomas". Le respondí: "pero yo tengo que ser honesta con usted, ya no los tengo, yo me considero que ya la libramos en este hogar, pero mi esposo todavía está mal, para sentirnos seguros necesito que nos den una autorización para hacernos los exámenes y me lo negaron", señaló molesta.

Al siguiente día, René lamentablemente falleció, todavía llegó con vida al Hospital Regional de Poza Rica, pero los médicos ya no pudieron hacer mucho por él, aunque trataron de reanimarlo.

Zayma se sintió culpable por no haberlo llevado a tiempo al hospital, pero los doctores le dijeron que no pensara así, porque él ya iba muy grave y estaba muy enfermo, a pesar de que era muy fuerte para los 68 años que tenía.

"Nosotros le lloramos, lo abrazamos, lo despedimos, lo besuqueamos, tuve ese privilegio y por eso digo, que bueno que no lo llevé al hospital, porque no terminó sólo", expresó esta mujer, quien actualmente ya se recuperó del covid-19, pero ahora trata de sanar su corazón tras haber perdido a su esposo.

"El duelo es terrible para la familia de mi esposo, están deshechos de que no se pudieron comunicar con él, tocarlo ni nada, pero tienen el consuelo de que su hermano fue asistido por su esposa y por sus dos hijitos, aquí en la casa", señaló.

Zayma recuerda a René tomando su café con un pan en el desayuno. Ella le guarda mucho amor y agradecimiento porque la rescató cuando vivió una época de adicción al crack y al alcohol, una etapa de su vida que ya superó.

Esta familia de Veracruz está muy molesta porque las autoridades se negaron a hacerles la prueba de covid-19, más a René, ya que su muerte quedó con un diagnóstico incierto y tampoco se le contabilizará entre las personas que han fallecido por el virus Sars-CoV2.

"Si en algo tengo yo que estar molesta, inconforme, es que este señor que hoy se dice que es el presidente y que quiso hacer historia, efectivamente hizo historia como el más insensible y desalmado de los seres humanos que han sido presidentes en este país. No se puede vivir siendo tan indiferente al dolor de la gente", enfatizó Zayma.

Además del dolor por su muerte, otro de los problemas fue para incinerarlo, ya que les cobraron más de 20 mil pesos y la familia de René la tuvo que apoyar con ese gasto. Relató que el día que fueron a la funeraria, había otras 28 personas en la lista para cremación, todas murieron el mismo día.

Al recordar a su esposo, Zayma expresó: "Él se ganó el cielo, él me hizo sentir valiosa, me regresó a la cordura y a la razón, a la buena moral y fui tan feliz, después de que salí de esa oscuridad en la que estuve, me dediqué a amarlo y cuidarlo, me convertí en una mujer altruista y generosa".

(María José Pardo)