NACIÓN

Mantener uso lúdico, medicinal, comercial y de investigación: así es la iniciativa de regulación de marihuana

Los senadores van contrarreloj, porque tienen como fecha límite el 30 de abril para desatorar la Ley sobre la regulación de cannabis

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 01/03/2020
  • 21:12 hrs
  • Escuchar
Mantener uso lúdico, medicinal, comercial y de investigación: así es la iniciativa de regulación de marihuana
Regulación de marihuana (Foto: Cuartoscuro / Archivo)

Una despenalización de la marihuana con perspectiva de salud, de derechos humanos y de protección a menores de edad es lo que se propone en el proyecto de dictamen modificado que debatirán esta semana las comisiones del Senado. Se mantiene el uso con fines lúdico, medicinal, comercial y de investigación, pero bajo ciertas restricciones. 

Las comisiones de Justicia, Salud y de Estudios Legislativos Segunda analizarán este 4 de marzo el proyecto de dictamen, luego de que su votación se trabó el pasado 26 de febrero. Los senadores van contrarreloj, porque tienen como fecha límite el 30 de abril para desatorar la Ley sobre la regulación de cannabis, que incluye reformas a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal. 

El dictamen permite el uso lúdico de la marihuana, lo que implica que se podrá almacenar, comercializar, consumir, cosechar, cultivar, distribuir, empaquetar, etiquetar, exportar, fumar, importar,m patrocinar, plantar, portar, producir, promover, publicitar, sembrar transformar, transportar, suministrar, vender y adquirir marihuana bajo cualquier título. 

“La regulación del uso del cannabis y sus derivados bajo el enfoque de salud pública, derechos humanos y desarrollo sostenible en aras de mejorar las condiciones de vida de las personas que habitan en los Estados Unidos Mexicanos, combatir las consecuencias del consumo problemático del cannabis psicoactivo y reducir la incidencia delictiva vinculada con el narcotráfico, fomentando la paz, la seguridad y el bienestar individual y el de las comunidades”, se indica en el texto. 

De acuerdo con el documento, se permitirá portar hasta 28 gramos de cannabis para uso personal, si alguien tiene más de esta cantidad y hasta 200 gramos, se hará acreedor a una multa. 

La pena aumenta de tres a seis años de prisión y de 80 a 300 días de multa para quienes posean más de 200 gramos de cannabis

Esto se da a pesar de que algunos partidos pedían que hubiera una total despenalización de la marihuana con el fin de evitar la criminalización de los consumidores. 

Otro aspecto importante es que se mantiene la prohibición de consumir cannabis o sus derivados en establecimientos públicos o en espacios concurridos como parques, centros comerciales y estadios. 

En casa estará permitido el cultivo de hasta cuatro plantas y si hay más personas que quieren cosechar, el máximo aumenta a seis plantas; sin embargo, se indica que los menores de edad no deben tener acceso. 

Una modificación que planteaban algunos legisladores era eliminar el requisito de trazabilidad de las semillas para agilizar los procedimientos a los trabajadores del campo interesados en cultivar la cannabis

Sin embargo, en el dictamen se mantiene esta norma que establece que será el Instituto Mexicano del Cannabis el órgano encargado de dar seguimiento a estos procesos, desde el cultivo hasta que llega a las manos de los consumidores. 

“La siembra, cultivo o cosecha de plantas de marihuana no será punible cuando estas actividades se lleven a cabo con fines lúdicos, médicos y científicos en los términos y condiciones de la autorización que para tal efecto emita el Instituto Mexicano del Cannabis”, se explica en el documento. 

Este instituto será el encargado de vigilar y emitir licencias, las cuales se otorgarán para cultivo, transformación, comercialización, exportación e importación, e investigación. 

Respecto a la comercialización, sólo se podrá vender en establecimientos que cuenten con permiso correspondiente y los únicos que podrán comprar serán los mayores de 18 años. 

En el dictamen se permite la utilización de la marihuana para fines comerciales, pero los productos, incluso cosméticos, deben contener menos del 1% de tetrahidrocannabinol.  

Asimismo, se prohíbe cualquier tipo de publicidad para la comercialización de marihuana, aunque los establecimientos donde se vendan deben emitir información clara en la que se advierta el riesgo de consumo de esta planta para ayudar a la toma de decisión de los consumidores.

(Frida Mendoza)