NACIÓN

Luis Raúl González: AMLO llegó al extremo de la desautorización moral de la CNDH

Descarta ir por la reelección en el organismo; el poder cierra los ojos ante hechos que le son incómodos, acusa

  • REDACCIÓN
  • 11/10/2019
  • 11:07 hrs
  • Escuchar
Luis Raúl González: AMLO llegó al extremo de la desautorización moral de la CNDH
Luis Raúl González Pérez, ombudsman nacional (Foto: Cortesía)

Luis Raúl González Pérez anuncia que, como lo habría comprometido, no buscará ni aceptará la reelección en su cargo como titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

“No buscaré ni aceptaré la reelección. Lo hago con plena conciencia y responsabilidad. Que mi ausencia abra el diálogo entre las partes”, dijo en conferencia de prensa.

“Quien sirve en la CNDH debe servir a México y a su gente, no a gobiernos ni autoridades”, recalcó en su mensaje.

González Pérez afirmó que el Senado debe ser responsable sobre la elección de su sucesor, para que no sea elegida por el Ejecutivo o tenga perfil a modo al gobierno federal.

El funcionario reconoció que hay tensiones entre la CNDH y el Poder Ejecutivo encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Remarcó que parece haber miedo desde las estructuras de poder de incurrir en lo que creen sería una erosión de su capacidad, lo cual ha motivado que se condenen la autonomía, la independencia y el disenso, llegándose inclusive a realizar, cuestionamientos y descalificaciones infundadas contra esta Comisión Nacional, así como de muchas mexicanas y mexicanos que buscan la vigencia de sus derechos fundamentales y a quienes este Órgano Constitucional defiende cuando los ven violentados.

Señaló que el poder cierra los ojos antes los hechos que le resultan incómodos y hasta niega su existencia, por lo que llamó a ver los problemas que viene enfrentando el país en materia de salud, seguridad, así como la protección de niñas, niños y adolescentes, mujeres, migrantes, indígenas. También por cuestiones ambientales.

Observó que pareciera que el respeto de los derechos humanos estaría subordinado a la implementación y cumplimiento de planes y programas de gobierno, y que el legítimo ejercicio de los derechos y el reclamo de su garantía se volvería cuestionable en tanto contravenga tales planes y programas.

“Hemos llegado al extremo de una desautorización moral dictada por el Ejecutivo hacia la CNDH y su trabajo; la negación sobre investigaciones y recomendaciones en casos graves, como si jamás se hubieran hecho”, lanzó.

Aseveró que el gobierno de López Obrador ha menospreciado su trabajo y el de los funcionarios de la institución, lo que se traduce en afectaciones profundas para las víctimas.

“Un día los moretones se me quitarán, pero no a las víctimas”, manifestó.

Este viernes concluye la convocatoria para presentar candidaturas para ser titular de la CNDH, en sustitución de Luis Raúl González Pérez, para el periodo 2019-2023.

Recordó que en 2014 fue nombrado como Ombudsman nacional y en este 2019 concluye su periodo, por lo que se publicó la convocatoria para presentar candidaturas a la Presidencia de la CNDH. Destacó que haber desempeñado el cargo ha sido una imborrable distinción y un orgullo.

Apuntó que durante su gestión buscó fortalecer y hacer crecer a la institución en materia de la defensa de su autonomía, de la legalidad, y de la atención y apoyo a las víctimas.

“Quien sirve en la CNDH debe servir a México y a su gente, no a gobiernos ni autoridades”, remató.