NACIÓN

Lucha obrera, ante nuevos, y no tan nuevos, desafíos de cara a reforma laboral

El cambio de modelo de relaciones laborales podrá significar un reto para empresas y el gobierno

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ, IVÁN MEJÍA Y JUAN LÁZARO
  • 26/04/2019
  • 18:56 hrs
  • Escuchar
Lucha obrera, ante nuevos, y no tan nuevos, desafíos de cara a reforma laboral
Con el inicio del nuevo gobierno surgieron huelgas en todo el país (Foto: Archivo)

El movimiento obrero llegará al Día del Trabajo con una nueva reforma laboral, con la creación de una nueva confederación creada por parte del líder del sindicato minero, el senador Napoleón Gómez Urrutia, con el respeto al derecho de huelga como no se veía en otros sexenios, pero también con algunos retos, plantearon expertos en el tema laboral.

LEE MÁS: Laboran 15 millones jornadas excesivas

El abogado laboral Manuel Fuentes Muñiz dijo a La Silla Rota que algunos aspectos de la nueva ley laboral pueden debilitar a los sindicatos, y que conservar algunos aspectos del outsourcing favorecen más a los patrones que a los trabajadores. A ello se suman los despidos que ha habido dentro del gobierno federal con la nueva administración y los que ocurren en la iniciativa privada.

La serie de despidos de inicios de sexenio, no se dio un aumento al salario como el de 16.21 por ciento al mínimo, el resto del aumento de salarios fue de 4 o 5 por ciento y fuera de lo de salario mínimo, no mejora. No creo que sea una fiesta obrera sino una fiesta de protesta, de reclamos, que se responda a preguntas de las nuevas relaciones laborales, que sea un compromiso del gobierno para que la industria nacional sea el elemento de motor de cambio, porque como esto se deriva de acuerdo comercial (la ley laboral, como parte del T-MEC) y pareciera que algunos apuestan a que las fuentes de trabajo se vayan al norte de nuestro país, obviamente hay incertidumbre de qué va a pasar con el empleo aquí, explicó el también integrante de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos.

Otros retos a largo plazo son la instalación de los 32 centros de conciliación y el Centro federal de conciliación, en lugar de las Juntas, la creación del Registro sindical y de contratos colectivos de trabajo y los tribunales laborales estatales y federales laborales bajo la sujeción de Poder judicial de la federación, lo que llevará tiempo, recursos e impactará en el tiempo que tarde la justicia para los trabajadoores, previó.

Por su parte el dirigente del sindicato de Tranviarios, Benito Bahena, consideró que la nueva ley laboral no apostó por recuperar lo que se ha perdido a lo largo de los años en prestaciones sociales para los trabajadores, y criticó que los descuentos de cuotas sindicales los harán directamente los patrones, con lo que si el trabajador dispone no darla, no se les descontará, por lo que pide que a esos trabajadores los sindicatos no los defiendan.

“El 1 de mayo cambia porque ya tenemos lo de la reforma laboral, nueva forma de cómo debemos actuar los líderes los sindicatos y organizaciones y debemos salir el 1 de mayo a hacer propuestas, dejarnos de agradecimientos y políticas”.

En su caso, también buscan crear una nueva organización, “que busca organizar a quienes no están organizados”.

NECESARIA, COMUNIDAD SINDICATOS TRABAJADORES

El abogado laboral Fuentes Muñiz reconoce que la nueva reforma laboral (que falta de ser aprobada por el Senado) tiene entre sus innovaciones el cambio de modelo de relaciones laborales que significará un reto tanto para sindicatos, empresarios y trabajadores en lo individual y también para el gobierno. Admitió que hay temas de avanzada, pero a su vez preocupación en materia de retroceso de derechos laborales, al fortalecer a los trabajadores pero con el debilitamiento de organizaciones sindicales, “lo cual no es necesariamente lo mejor”, alertó.

“En muchas ocasiones el nuevo modelo no hace a un lado solo a las dirigencias sindicales, sino anula a organizaciones sindicales como tal y da poder a los trabajadores, en un entorno en que si se requiere comunidad entre sindicatos y trabajadores”, explicó.

La reforma plantea un escenario que plantea temas contradictorios, como la permanencia del outsourcing dentro del modelo laboral, lo que trae consecuencias que el especialista consideró delicadas. Recordó que si bien anteriormente  los dirigentes sindicales a nombre de los trabajadores decidían, y eran controlados por las empresas, con la nueva reforma hacer que permanezca el outsourcing resulta contradictorio porque quienes ingresan siempre es en un régimen de temporalidad, de bajos salarios y con prestaciones mínimas donde los sindicatos que operan son inexistentes y los trabajadores están maniatados a la decisión de las empresas.

“Los trabajadores deben ser tomados en cuenta para la formulación de decisiones y validar los acuerdos con el patrón, si no hay un escenario donde no estuvieran organizados y el sindicato es inexistente, va a ser el patrón quien tome el control de la decisión, entonces la libertad sindical no se puede ejercer con el temor a ser despedido”.

Respecto a los nuevos tribunales, pronosticó que su operación no será eficaz por lo menos durante este sexenio. “Los trabajadores de hoy se encuentran con juntas de conciliación con gran dificultad. Uno después del 1 de mayo se tendrá que enfrentar a juicios de 7 u 8 años y la ley nueva cuando se instalen tribunales será así como de modelo estadounidense, que dicta sentencias de manera oral y la construcción de esos juzgados va a requerir enormes recursos económicos, se plantea como de primer mundo en un país de tercero”.

El también columnista afirmó que hay sindicatos que ven con preocupación la nueva ley laboral porque puede llevar a un debilitamiento de las representaciones sindicales y el fortalecimiento del individualismo que cree escenarios de conflictos.

“Me queda claro que las cosas no cambian con la legislación. Las leyes son un punto de referencia, el gobierno debe meterle muchos recursos para que no haya más dispersores y que la justicia sea rápida y que la atención sea de un día para otro y que el trabajador no tenga que esperar semanas, meses, años para una respuesta que a veces nunca llega y los trabajadores nunca alcanzan la justicia en situaciones de esta naturaleza”.

PRESTACIONES SOCIALES A LA BAJA

Por su parte el dirigente del Sindicato de Tranviarios, Benito Bahena, reconoció que hay que analizar más a fondo la reforma laboral, y aunque consideró necesario la colaboración con el Poder Ejecutivo también pidió que haya transparencia, orden y buen trabajo para que las organizaciones sindicales no pierdan contratos y se puedan recuperar las prestaciones sociales que se han perdido.

Apuntó que la preocupación por la pérdida de prestaciones sociales no es un tema solo local y puso como ejemplo el movimiento de los chalecos amarillos en Francia, donde protestan por la pérdida de seguridad social. “Es lo que debemos ver y hacer ver que no estamos dispuestos a esa pérdida importante cuando acabas tu vida laboral”.

Respecto a la nueva confederación de Gómez Urrutia, dijo que han estado atentos así como a otros proyectos sindicalistas. Ellos mismos trabajan en una nueva Central de Trabajadores y el 3 de mayo darán a conocer los avances, con el fin de organizar a otras pequeñas organizaciones y podrían llegar a ser 100.

En su opinión esta organización podría sustituir a la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), de Francisco Hernández Juárez, que con excepción de contar entre sus filas con el sindicato de telefonistas, ha perdido fuerza como centro gravitacional de otras organizaciones similares.

DATOS

Como hacía años no se veía, con el inicio del nuevo gobierno surgieron huelgas en todo el país. Para el 1 de marzo la Secretaría del Trabajo contabilizaba 15 huelgas federales, así como 384 emplazamientos (que es la antesala del inicio de huelga).

El caso más visible fue la serie de huelgas en maquiladoras  de Tamaulipas, en 44 empresas en la que inicialmente participaron unos 45 mil obreros y que paulatinamente se han resuelto.

Incluso la trasnacional Walmart enfrentó un conflicto que estuvo a punto de causar una huelga pero la empresa llegó a un acuerdo con la Confederación de Obreros de la Revolución Mexicana (CROM), que representa a los trabajadores.

Actualmente, hay un movimiento de huelga que suma 83 días y que afecta a estudiantes y académicos. Se trata de la que estalló en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM)

NUEVA CONFEDERACIÓN

El 13 de febrero el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Siderúrgicos y Metalúrgicos de la República Mexicana, minero, Napoleón Gómez Urrutia, realizó la Asamblea constitutiva de la Confederación Internacional de Trabajadores. Se trata de un intento de emular la fuerza ante el gobierno de lo que alguna vez fue la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Asimismo, la nueva confederación buscará tener presencia o acompañamiento de organizaciones de otros países. El 16 de abril, previo a la primera Asamblea General de la agrupación, el dirigente minero pidió a los sindicatos del país unirse, organizarse, globalizarse y asumir a plenitud la defensa de los derechos de los trabajadores.

El gobierno federal también ha dicho que con la actual administración se acabará con los sindicatos de Estado. Así lo expresó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, durante la celebración del 83 aniversario de la CTM, otrora aliada de gobierno priístas.

“Se terminan los sindicatos de Estado, los sindicatos van a tener independencia y libertad”, expresó la funcionaria federal el pasado 24 de febrero.

NUEVA REFORMA LABORAL

El 12 de abril fue aprobada por la Cámara de Diputados en lo general y en lo particular la reforma laboral, que así pasó a la Cámara de Senadores para su revisión, lo que podría ocurrir este 29 de abril.