NACIÓN

Los gemelos Flores, los narcos que traicionaron a “El Chapo” con la DEA

Margarito y Pedro Flores serán los siguientes en sentarse frente al ante el jurado en el juicio contra “El Chapo”, el capo de la droga que los traicionaron

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 18/12/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Los gemelos Flores, los narcos que traicionaron a “El Chapo” con la DEA
Margarito y Pedro Flores (Foto Especial)

“Los cooperadores más valiosos que hemos visto jamás”, así se refirieron las autoridades de Chicago de los gemelos Margarito y Pedro Flores, en su momento poderosos traficantes del Cártel de Sinaloa.

Este martes uno de ellos, Pedro Flores, se sentó y declaró ante el jurado en el juicio contra Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, el capo de la droga que los gemelos traicionaron.

LEE ADEMÁS: Sara, el amor de Caro Quintero que provocó su captura

La inmersión al narcotráfico de los gemelos flores se dio a temprana edad debido a que su padre, un migrante mexicano que formaba parte del Cártel de Sinaloa en Chicago, quien los incluyó al negocio desde los 20 años.

Los gemelos Flores entraron a la cúpula de la organización liderada por Guzmán Loera a través Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo de “El Chapo”, considerado actualmente uno de los líderes máximos de la organización sinaloense y en la lista de los 10 más buscados por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

TAMBIÉN LEE: La estructura criminal del Cártel de Sinaloa, según "El Rey" Zambada

Ismael “El Mayo” Zambada y el propio Guzmán Loera acordaron personalmente con los gemelos la distribución de droga: Los Flores compraban la droga del Cártel de Sinaloa y ellos la vendían en Estados Unidos.

Para antes de que cumplieran 30 años, Pedro y Margarito eran dos de los traficantes de droga más poderosos, juntos distribuían hasta dos toneladas de droga en territorio estadunidense al mes, según el mismo Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) lo más importante: lo hicieron si derramar sangre de por medio.

PUEDES LEER: El asesinato de "El Mayo" a un narco que no respetó a "El Señor de los Cielos"

En la sociedad de los gemelos, Pedro era considerado el cerebro detrás de las operaciones del Cártel de Sinaloa en Estados Unidos, mientras que Margarito era el hombre de las relaciones públicas, mantenía reuniones con clientes y supervisaba la mercancía.

La fortuna que los gemelos hicieron en tierras estadunidense convirtieron en “El Chapo” en el enemigo público número uno de Chicago, además que entrara en la lista de los más ricos del mundo de la revista Forbes.

PODRÍA INTERESARTE: La vida de lujos de "El Chapo" antes de su primera captura

La importancia de Pedro y Margarito para la organización fue tal que en una ocasión, cuando secuestraron a Pedro por un problema con una deuda con el cártel, “El Chapo” intervino, hizo que éste fuera liberado y les ofreció a los hermanos que ellos mismos ejecutaran al secuestrador, ellos se negaron a hacerlo, aun así el responsable terminó muerto.

Todo cambio para los gemelos Flores en 2008, cuando “El Chapo” rompió con uno de sus aliados más importantes en su organización: los hermanos Beltrán Leyva.

Uno de ellos, Alfredo “El Mochomo” fue detenido en Culiacán, Sinaloa, por un grupo especial del Ejército Mexicano. Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, acusó a Guzmán Loera de proporcionar información para la captura de su hermano. El cártel se rompió.

Al ser los principales distribuidores de droga en Estados Unidos, “El Chapo” y los Beltrán Leyva les pusieron un ultimátum a los gemelos Flores, tenían que escoger un lado.

PUEDES LEER: La traición de El Chapo que acabó con los Beltrán Leyva

Para Pedro y Margarito no era sencillo, no era lo mismo ser socio de los capos de la droga a que ser sus enemigos, más cuando ellos no habían utilizado la violencia para hacer su negocio, fue entonces cuando tuvieron miedo.

El temor fue más debido a que las esposas de ambos en ese momento de encontraban embarazadas.

Ese mismo año, las autoridades de Chicago habían catalogado a los gemelos como los principales distribuidores de droga en el distrito.

Así, los Flores optaron por entregarse a DEA y servir como informantes a cambio de protección, en lugar de escoger un bando y ser blanco de ataques del crimen organizado.

TAMBIÉN LEE: La vida de lujos de "El Chapo" antes de su primera captura

Agentes de la DEA y los gemelos se reunieron en Monterrey, donde acordaron que seguirían delinquiendo para juntar pruebas que pudieran presentar en la corte y recibieran protección del gobierno de Estados Unidos.

Pedro y Margarito fueron a Guadalajara, donde se escondían tras la declaratoria de búsqueda en su contra por parte de las autoridades de Chicago. Con grabadoras los hermanos obtuvieron 70 audios de evidencia entre charlas y llamadas telefónicas.

Los gemelos Flores entregaron la primera evidencia real de Guzmán Loera desde que éste se había escapado de Puente Grande en 2001.

En una de ellas, “El Mayo” y “El Chapo” hablaban sobre hacer un atentado contra un inmueble estadunidense, ya sea una embajada o un consulado, esto como respuesta a la captura de Jesús “El Rey” Zambada, hermano de Ismael Zambada.

LEE ADEMÁS: "El Tata", el veterano de guerra que trabajó para "El Chapo"

En la grabación ambos les piden a los Flores que consigan precios de lanzagranadas y cohetes, sin embargo, la compra nunca se consumó.

Consumadas las pruebas, la DEA ayudó a los Flores a regresar a Estados Unidos, donde ayudaron a detener a varios miembros de su organización.

No llegaron solos a territorio estadunidense, también protegieron a su familia: sus mujeres, sus hijos, su hermano, su cuñada, dos hermanas, sus sobrinos, su mamá, su papá y una ex mujer de Margarito.

Cuando su historia se dio a conocer, el Cártel de Sinaloa quiso venganza y la consiguió. En 2009, el padre de ambos regresó a territorio mexicano, donde fue secuestrado y asesinado. Abandonaron su cuerpo en un coche dejando un mensaje en la ventana del automóvil: Para que se callen.   

Pero no lo hicieron, continuaron informando a la DEA provocando capturas importantes como la de Vicente Zambada Niebla, "El Vicentillo", hijo de "El Mayo" Zambada, incluso siendo pieza clave en la segunda captura de "El Chapo" en 2014. 

Se declararon culpables y fueron sentenciados a 14 años de prisión, evitando así la cadena perpetua que les correspondía. Saldrán libre en 2022, separados y con otra vida, resultado de acoplarse al programa de testigos protegidos.

Antes, los gemelos Flores se presentarán en Brooklyn, Nueva York, a declarar contra Guzmán Loera.

Sus palabras serán fundamentales para conocer las operaciones del Cártel de Sinaloa en Estados Unidos y reforzar la hipótesis centras de los fiscales estadunidenses: “El Chapo” era el mandamás en la organización de narcotráfico más grande y poderosa del mundo.